Sep
22
2014

10 minutos con Fernando Lelo de Larrea

La entrevista completa de la revista Entrepreneur de junio con el Socio director de Venture Institute.

Por Germán Sánchez
06-05-2012

Fernando Lelo de Larrea se ha convertido en poco tiempo en uno de los nombres de referencia en el mundo emprendedor de México. Este ex-ITAM y MBA de Stanford, con amplia experiencia en la estructuración y operación de fondos de capital privado, hoy apuesta todo su conocimiento, talento y pasión en consolidar tres iniciativas: Venture Institute (una empresa que desarrolla y financia proyectos de alto impacto), Fondeadora (dedicada al fondeo de proyectos creativos) y Centro (institución de educación superior especializada en estudios creativos). 

“Fer” –como le dice su amigo y socio, Federico Antoni– tiene su objetivo claro: desarrollar una cultura emprendedora de primer nivel en México. Además, se da tiempo para ser catedrático de emprendedurismo en el ITAM y Centro, mentor de Endeavor y entrenar para el próximo maratón de Berlín.

¿Cuáles son las claves de los proyectos que logran ser exitosos?
Muchas de las más de 500 incubadoras que hay en el país tienen proyectos que al final se quedan ahí, dando vueltas... El problema es que quizá parten de desarrollar un producto o una tecnología, pero sin antes encontrar una necesidad real del mercado, para entonces sí construir la mejor propuesta de generación de valor. El consejo para los emprendedores es que sus proyectos tengan tres ejes: impacto, un componente de innovación y una gran capacidad de ejecución. Al final, ser un emprendedor exitoso depende en su gran mayoría de la ejecución, y ésta depende de las personas.

¿Qué pasa con los emprendedores en México?
Federico y yo hicimos un diagnóstico sobre este tema como académicos. Sin embargo, cuando operas tus propios proyectos –experiencia que ahora estamos viviendo–, identificas cuáles son los eslabones necesarios para que los negocios crezcan. Y la conclusión es que faltan dos cosas: no hay fuentes de financiamiento, pero también faltan proyectos innovadores y de alto impacto. Muchas veces, los proyectos no justifican el riesgo de invertirles dinero.

¿Qué necesitan los emprendedores para dar el siguiente paso?
Venture Institute se plantea como un modelo en donde, por un lado, se tiene un fondo de capital semilla formado por un grupo de inversionistas. Esto se acompaña con un programa de aceleración de start-ups diseñado bajo una metodología propia. De esta manera, los emprendedores con ideas o negocios innovadores son seleccionados, y se trabaja con ellos durante 100 días. Al término de ese periodo ya están operando y cuentan con el respaldo del fondo.

¿Cómo ha evolucionado el tema del emprendedurismo?
Sí hay un cambio; antes, todos los profesionistas querían trabajar en el gobierno o para grandes firmas, no había un pensamiento como: “tengo 25 años y voy a emprender un negocio”. Ese es un buen cambio que se observa en las aulas universitarias en las últimas generaciones. Sin embargo, de la idea de ser emprendedor a tener en las manos una idea de alto potencial, ahí se queda la gran mayoría de los deseos de las personas. La realidad es que cuesta trabajo encontrar proyectos interesantes, aun cuando participo como juez en concursos y constantemente evalúo planes de negocios.

¿Cómo despertar el interés de los inversionistas por las start-ups?
Hay un tema de educación al inversionista muy fuerte: primero debe quedar claro que una cosa es invertir en empresas que facturan US$100 millones y otra cosa es invertir en emprendedores y empresas que apenas se lanzaron al mercado. De ahí la necesidad de crear una propuesta de valor de cara a los inversionistas. En Fondeadora la idea va más allá de darles un activo alternativo, sino más bien es ofrecerles una oportunidad de invertir en diferentes start-ups, en lugar de apostar todo su dinero en un solo proyecto que le pueda presentar un pariente o amigo.

¿Qué debe hacer el gobierno para detonar la cultura emprendedora?
Más que modificar o reformar las leyes, el gobierno debe dar un marco de ley que se respete. Por ejemplo, como emprendedor necesito saber que los contratos privados sí funcionan. Y si se quiere promover más la inversión en México no es un tema de incentivos fiscales; el principal obstáculo es la incertidumbre en el cumplimiento de la ley entre particulares. Por lo tanto, eso implica un sistema judicial más eficiente en términos mercantiles.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad