Sep
01
2014

10 tips para pedir financiamiento

Si buscas financiamiento y te asustan los trámites, sigue estos consejos y asegúrate de conseguir los recursos que necesitas.

Por Santiago Castillo
07-02-2008

Es un hecho: si eres emprendedor y estás buscando financiamiento tienes múltiples opciones para elegir. Entonces, ¿por qué muchos fracasan en el intento? Respuesta: la mayoría de las solicitudes son rechazadas por errores evitables como llevar una contabilidad confusa o duplicada, carencia de lineamientos legales o no contar con proyecciones financieras.

Si necesitas financiamiento y tienes dudas sobre cómo pedirlo, Ernesto García Gómez-Muriel, director asociado de la consultoría Valor Presente, y Fidel Mendoza Martínez, director de Desarrollo de Negocios de ADN Máxima Rentabilidad, te dan estos prácticos consejos.

1. Antes de buscar un crédito, pregúntate: ¿Para qué lo quiero? Tómate el tiempo necesario y evalúa qué tanto necesitas ese dinero. Una vez que tengas claro tu objetivo, será más sencillo detectar si un financiamiento bancario es la mejor opción o si tienes la oportunidad de solicitar ayuda en otras instituciones, como las Sofoles o Sofomes. Investiga entre varios organismos para determinar cuál es el apoyo que más te conviene.

2. Mide tus fuerzas (y las de tu empresa). Que te den o no un crédito no es lo más importante, sino estar seguro de que tu empresa podrá con la deuda. Analiza la situación financiera de la compañía y no olvides realizar proyecciones a seis y 12 meses. Así sabrás si tienes posibilidades reales de cumplir con los pagos. 

3. No te pases. Solicita sólo lo que realmente requieres. La cantidad exacta la obtendrás definiendo cuáles son las necesidades que cubrirá el financiamiento. Si buscas capital para comprar maquinaria, pide únicamente lo que te va a costar. Nada más. "Procura que los flujos de ingresos que genere el proyecto que se está financiando coincidan con los flujos de egresos que vaya a demandar tu crédito", aconseja Ernesto García. 

4. Arma el historial de tu empresa. Con seguridad tendrás que presentar la información legal de tu compañía. Es indispensable que ésta sea clara, real y ordenada. No olvides incluir el acta constitutiva de la empresa, que debe contar con los datos del Registro Público de la Propiedad Comercial (RPPC). Probablemente también te pedirán acta de nacimiento, identificaciones oficiales, seguros y pólizas e, incluso, acta de matrimonio. 

5. Sé honesto. "Evita a toda costa tener una doble contabilidad -es decir, contabilidad interna y contabilidad para la Secretaría de Hacienda-, así como caer en la desconfianza para entregar información financiera", recomienda el director asociado de Valor Presente. Ten a mano los resultados financieros y balances de, por lo menos, el año anterior, debidamente auditados y revisados por un contador o experto en finanzas. Así demostrarás cuál es realmente el flujo de efectivo y la capacidad que tiene la empresa de generar ganancias y cubrir sus compromisos. 

6. Entre más experiencia, mejor. "Esto depende de cada fuente de financiamiento", explica Fidel Mendoza. "Sin embargo, es requisito que tu empresa tenga, como mínimo, dos años de operaciones. Además, debe tener utilidades y estar registrada como una entidad legal, ya sea persona física con actividad empresarial o sociedad mercantil". 

7. Hazte de una buena reputación. Muchas veces, la obtención de un financiamiento depende de un historial crediticio limpio. Empieza por abrir una línea de crédito revolvente y procura tenerla libre de deudas. Esto ayudará a que te consideren un sujeto de crédito confiable. Una adecuada combinación de recursos permite el acceso a diferentes fuentes y distintos costos de financiamiento. 

8. Protégete. Es fundamental que cuentes con una cobertura de riesgos. Aunque algunos financiamientos incorporan varios tipos de seguro dentro de su esquema, es imprescindible que contrates, por tu cuenta, pólizas con cobertura de activos tanto tangibles como intangibles. 

9. Busca un aval o garantía. "Contar con responsables solidarios es una buena opción, ya que algunos financiamientos sí piden una garantía y/o aval. Esto con la finalidad de cubrir el financiamiento en caso de insolvencia", afirma el director de Desarrollo de Negocios de ADN Máxima Rentabilidad. 

10. No está de más recordar que... El aspecto más importante de adquirir un financiamiento es que sea funcional para la salud de tu empresa. No olvides considerar el horizonte de pago para cubrirlo adecuadamente y construir un historial de confianza que, a largo plazo, beneficie tu patrimonio.


www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad