Nov
27
2014

Organiza tus finanzas de fin de año

¡No desperdicies tu aguinaldo ni las ganancias extra de esta temporada! Sigue estos tips para iniciar el 2013 con el pie derecho.

Por SoyEntrepreneur
12-05-2012

Diciembre es un mes clave en lo que respecta a finanzas personales. Si bien, se trata de una temporada de muchos gastos debido a los regalos de Navidad o de las fiestas de la época, la cena de Año Nuevo y la planeación de las vacaciones, también el bolsillo recibe ingresos extras provenientes del aguinaldo, premios anuales impuestos por las empresas o mayores ganancias debido al incremento en las ventas del negocio.

En resumen, es un mes de entradas y salidas financieras que necesita de una contabilidad especial, pero que no todos saben controlar. Sin embargo, esta compleja situación se puede cambiar a nuestro favor.

Además, el final del año es un buen momento para hacer un alto en el camino y replantear la situación financiera, reparando errores cometidos durante los meses anteriores y establecer metas financieras para el próximo año. Te damos algunas recomendaciones que te ayudarán a equilibrar tu economía e iniciar con el pie derecho el 2012.

Aguinaldo
Es un dinero extra con el que no cuentas regularmente, por lo tanto se debe utilizar de manera inteligente. Por eso, debes darle prioridad a los pendientes, como a las deudas, los seguros y a liquidar o amortizar créditos, debido a que hay compromisos en los cuales ese dinero puede ser de gran utilidad.

A la hora de decidir en qué gastar, los expertos recomiendan el sistema PAC (Pago de deudas - Ahorro e inversión y reducir Consumos, dando prioridad al pago de pendientes (en un 40%). Si cumples con este plan, verás los frutos de tu aguinaldo.

Presupuesto
De acuerdo con la Condusef no hacer un presupuesto puede ser riesgoso, debido a que en esta época tendrás mayor número de tentaciones y el no saber administrarlas podría llevarte a un fracaso financiero. Es importante realizar la lista de todas las cosas que quieres o debes comprar junto con todo los integrantes del hogar, esto te permitirá tener una visión mucho más amplia de las necesidades tanto tuyas como de tu familia.  Por ejemplo, las cenas no se consideran un gasto importante, aunque sí lo son. Los expertos recomiendan que los gastos de estas comidas sean repartidas entre cada integrante del grupo familiar que perciba ingresos.

Es importante que el presupuesto lo hagas con base a cuánto puedes gastar y no a cuánto quieres gastar, esto te evitará hacer gastos impulsivos e innecesarios que te producirán nuevas deudas para el próximo año.

Control de compras
Es primordial no dejarte absorber por la avalancha de ofertas y promociones que hay en el mercado.

Al respecto, la Condusef dice que debes adquirir aquellas cosas que te benefician con el paso del tiempo. Un ejemplo puede ser optar por la compra de una cocina o una lavadora eficientes, es decir, reemplazar tus artefactos antiguos por unos que te permitan ahorrar energía, antes que otras cosas. Alguien impulsivo consume cosas desechables que, con el tiempo, sólo producen desequilibrios en tu economía.

Tarjetas de crédito
No importa si tienes tres o cuatro tarjetas de crédito, intenta ocupar sólo una de ellas para la compra de regalos, decoración o viáticos en esta temporada.

Sin embargo, la primera opción siempre será el efectivo. En cuanto al pago de deudas en los plásticos, prefiere siempre aquella deuda que más te apremia o la que puedes terminar de pagar más rápido. Si buscas promociones a meses intereses, puede ser una buena opción para ahorrar, pero debes fijarte en que éstas incluyan una tasa del 0% o al menos una muy baja. Si pagas muchos intereses, a la larga, esta “promoción” hará que gastes mucho más.

Otras recomendaciones

• Evita cometer los dos principales errores de fin de año: el sobreendeudamiento y pedir o prestar dinero a alguien.

• Compara la mayor cantidad de precios antes de realizar una compra. El mercado es amplio y las ofertas varían en mucho. En esta temporada es esencial que hagas tus compras con tiempo.

• Ahorra por lo menos el 30% de tu aguinaldo y deposítalo en una cuenta a la que no puedas tener acceso hasta después de enero.

Comentarios