Oct
01
2014

Cómo tener un equipo de alto desempeño

Descubre cinco claves para motivar a tus empleados a trabajar en equipo y por resultados comunes.

Por Eduardo Lan
08-22-2012

Reunir a un grupo de personas que desempeñen funciones relacionadas y tengan un objetivo en común, no crea por sí mismo un equipo de trabajo eficaz. Éste involucra reglas y maneras de operar que potencializan sus logros; sin embargo, estas reglas no son automáticas y se requiere una intención clara para alcanzar la sinergia y el nivel de efectividad requeridos.

Ninguna estrategia o política empresarial que dicte o imponga un jefe puede enseñarle a la gente a ser un equipo de altamente efectivo, al menos no con éxito. El punto de partida para crear un equipo de trabajo sobresaliente es que los propios miembros del grupo elijan comprometidamente serlo.

Toma nota de estas cinco acciones que te ayudarán a formar un equipo de alto desempeño y lograr un mayor grado de competitividad en tu empresa:

1. Opera desde un contexto de 100% responsabilidad
En la mayoría de las culturas empresariales se opera bajo un contexto de 50%/50% responsabilidad, donde yo hago mi parte si tú haces la tuya. Este tipo de contexto genera muchos de los problemas y contratiempos con los que diariamente se lidia en las empresas.

En un contexto de 100% responsabilidad, cada integrante del equipo asume total responsabilidad por los resultados del negocio y por su impacto en las demás personas. Esto no implica culpas o ser mediocre, sino que un contexto poderoso que hace que las cosas sucedan y los resultados se den de manera extraordinaria.

2. Crea relaciones comprometidas
La relación es la base de todo logro y la relación comprometida es la base del alto desempeño. Un equipo eficaz tiene un compromiso hacia el éxito de cada integrante que lo conforma y hacia el objetivo común que los une.

3. Integra las prácticas del alto desempeño como una forma de vida
Algunas de estas prácticas incluyen la responsabilidad por los resultados grupales, hacer el ego a un lado, renunciar a tener siempre la razón, escuchar a los demás con una intención positiva, hablar y criticar sólo cuando ayuda a mejorar un proceso o resultado, no tener conversaciones laterales, estar dispuesto a ser asesorado rigurosamente sobre los puntos ciegos y declarar “tiempos fuera” para regresar al equipo al camino correcto.

4. Desarrolla una maestría en alineación
Muchos de los problemas que tenemos como individuos y que se viven constantemente en los grupos dentro de las organizaciones tienen que ver con diferencias de opiniones. Un equipo de alto desempeño sabe que sus opiniones no representan la verdad. Por ende, trabaja no para que todos estén de acuerdo, sino para que todos estén alineados.

La alineación favorece el diálogo sobre el debate y es diferente a estar todos de acuerdo o cumplir con lo que el jefe o la mayoría del grupo dice. Aquí, todo tiene que ver con encaminarnos hacia el mismo objetivo y comprometernos con éste tanto intelectual como emocionalmente.

5. Establecer un mecanismo de coaching entre los miembros del equipo
Toda persona tiene áreas de mejora que no alcanza a visualizar, pero que los otros miembros de un equipo sí. Dado el compromiso que cada miembro del equipo tiene hacia el objetivo en común, está dispuesto a ser asesorado sobre sus puntos ciegos. En un equipo de alto desempeño todos los integrantes solicitan y otorgan permiso para ser asesorados y recibir coaching de sus compañeros de trabajo.   

Por: Mesa Consultores

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad