Abr
23
2014

Los efectos del caso Apple vs. Samsung

Una experta asegura que el resultado de la demanda por la violación de patentes no afectará a los consumidores de smartphones.

Por Amy Gahran
08-28-2012

El jurado en el muy sonado caso de Apple vs. Samsung por la violación de patentes recientemente dio a conocer su veredicto en el que, prácticamente, le otorgó a Apple todo lo que quería: Un pago de Samsung por mil millones de dólares, además de la posibilidad de restringir la venta de smartphones y tablets de Samsung involucrados en el juicio.

¿Acaso esta magna demanda alterará dramáticamente la forma en la que nuestros dispositivos son manufacturados y, además, afectar el proceso de decisión al momento de comprar un smartphone para uso personal o para el negocio? Probablemente no,

The New York Times predijo que esta decisión podría causar estragos en el panorama de los dispositivos móviles: “Los consumidores podrían terminar teniendo una gran diversidad en diseños de tablets y celulares- o podrían quedarse atascados con dispositivos que los fabricantes han modernizado tontamente para evitar cruzarse con Apple”.

El resultado real de la demanda Apple vs. Samsung es que probablemente origine más demandas. Y también se podría dar el caso de que aumentarán los precios de los smartphones que no son creados por Apple. Pero en el largo plazo, lo más seguro es que los efectos de este caso serán insignificantes para los consumidores y emprendedores que usen dispositivos móviles.

El experto en patentes Thomas Frey explica, “Esto es sobre ser astutos en el juego, se trata de mover las reinas y los peones en el tablero de ajedrez. Al final, las legalidades no importan. Todas las soluciones estarán fuera del tablero. Los jugadores se dirán los unos a los otros: ‘Si me padas $X, diré que ganaste.’”

Existe la posibilidad de que esta decisión sea apelada, y que haya secuelas. Pero incluso si la decisión del jurado permanece, es casi seguro que Samsung y todos los fabricantes de dispositivos Android continúen haciendo negocios como siempre. 

Los productores de electrónicos, en especial los de dispositivos móviles, licencian tecnologías patentadas de la competencia por una tarifa. Por ejemplo, después de un “malentendido” en patentes el año pasado, Apple empezó a pagarle a Nokia un estimado de $11.50 dólares por cada iPhone vendido. De forma similar, en un acuerdo realizado en 2011, Samsung acordó pagarle a Microsoft de $10 a $15 dólares por cada tablet o smartphone que vendiera.
 
En resumen, para los usuarios de smartphones los cambios no serán muy notorios y estas demandas probablemente no afectarán su decisión de compra.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones