Abr
23
2014

¿Tu negocio puede ser franquicia?

Determina si tu empresa cuenta con las características y el mercado necesarios para triunfar con este modelo de negocios.

Por Erwin y Peter Keup
09-10-2012

¿Tu negocio puede ser franquiciado? Si tienes un negocio exitoso que es susceptible a un sistema de marketing regional o nacional y no quieres compartir el control o contraer los riesgos de conflictos de personalidad que significa conseguir inversionistas, franquiciar puede ser tu mejor opción.

Para ayudarte a determinar si tu negocio puede convertirse en franquicia, te compartimos algunos de los puntos y consideraciones que debes tener presentes.

Relacionado: ¿Franquiciar es la mejor opción?

Primero, evalúate a ti mismo como potencial franquiciante. Recuerda que franquiciar es más que el negocio de vender servicios y productos. Además, serás un educador, un capacitador, un psicólogo y un apoyo constante para tus franquiciatarios. Al mismo tiempo también serás un recaudador, extrayendo una cuota inicial para que el franquiciatario pueda iniciar el negocio y después recolectar las regalías por el resto del tiempo que dure el contrato. 

Siempre recuerda permitir a tus franquiciatarios tener la flexibilidad de manejar su propio negocio y siempre trátalos como dueños de negocios independientes, nunca como empleados. Es importante que definas en el contrato de franquicia las pautas de la relación con este contratista independiente, así como la circular oferta de franquicia y la forma de comunicarte con los franquiciatarios. 

Relacionado: Por qué escuchar a tus franquiciatarios

No consideres franquiciar tu negocio a menos de que tengas un mercado local, ya conocido, para tu producto o servicio. El mercado se determina por la necesidad, y la necesidad por la competencia.

Por ejemplo, si diriges un puesto de hamburguesas, las posibilidades de que encuentres un mercado para tu franquicia son relativamente pocas en las comunidades actuales. 

Sin embargo, si tienes una forma única de dirigir tu puesto, es posible que puedas franquiciarlo. Tomemos a Wendy’s como ejemplo. Esta marca ha ganado atención al introducir el sistema de preparar hamburguesas en la fila y ponerlas en una bandeja que conserva el calor hasta que se hace el pedido. Wendy’s ha atraído a consumidores que querían ver sus hamburguesas ya preparadas. 

La demanda es la fuerza crucial aquí. Es igual de importante que ser único. Tu producto o servicio único debe ser deseado no sólo por las personas que te quieran comprar una franquicia, sino también para aquellos que compran productos o servicios en ellas. 

Si tu producto o servicio es relativamente nuevo y no es extensivamente ofrecido por nadie más pero hay demanda, primero debes determinar dónde lo venderás, basándote en las necesidades de tus clientes actuales. 

Si tu producto o servicio no es nuevo, puedes realizar investigaciones de mercado en las que definas los tipos de consumidor en varias regiones, o preguntarles a los franquiciantes y franquiciatarios existentes su punto de vista. 

Si tu producto o servicio es único o tiene gran demanda, capta esta autenticidad mediante el uso de una marca registrada para que el público te asocie. Haz este registro lo más pronto posible, antes de firmar el contrato con el primer franquiciatario.

Antes de que lances tu plan para franquiciar, prepara un plan de negocios detallado que te permita tener una visión de cuánto dinero requerirá una nueva unidad para arrancar. Luego, compárala con los ingresos que esperas conseguir de regalías, cuotas y ventas. Incluye costos que son específicos al franquiciar, como los salarios y los beneficios para ti y tus mejores empleados, capacitadores y equipo de ventas, renta, equipamiento, alquiler de autos y viajes. Incluye también los costos de encontrar franquiciatarios, como los viajes a las ferias, los videos y la folletería. Añade un porcentaje a las cuotas legales, de contabilidad y de publicidad. 

Sé muy conservador con el tiempo y los ingresos que esperas de tus unidades franquiciadas. Determina la mezcla de cuota de franquicia, regalías y ventas de producto que te generarán ingresos. Toma en cuenta que estas ganancias se te regresarán, en lugar de basar tus predicciones en cómo funcionaba tu negocio en el pasado. 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones