Ago
21
2014

Decora tu oficina con Feng Shui

Aplica esta práctica ancestral para disminuir el estrés y aumentar tu rendimiento y creatividad.

Por Lisa Evans
09-21-2012

Probablemente pases más de la mitad del día en el trabajo. Entonces, ¿por qué no le pones el mismo esfuerzo a decorar tu oficina que el que pones en tu cuarto? Las áreas de trabajo sosas, aburridas y demasiado atiborradas de papeles pueden disminuir tu creatividad, absorber tu energía y afectar tu desempeño laboral. 

Laura Benko es especialista en llevar el arte del Feng Shui a los espacios laborales y afirma que seguir los principios de organización de esta práctica ancestral puede transformar tu ambiente de trabajo, disminuir el estrés e incluso aumentar tu productividad.

Te presentamos cinco principios de Feng Shui para que los incorpores en tu oficina:

1. Considera pintar tu oficina de azul
“El color tiene un gran impacto en tus emociones”, señala Benko. Los colores llamativos como el rojo pueden promover la agresión y la ansiedad. “Piensa por qué casi todos los restaurantes de fast food están pintados en naranja o en tonos rojizos”, dice la experta. Pintar un espacio de oficina hace que te quieras ir antes.

Los mejores colores para un espacio laboral son el verde pálido para inspirar la creatividad, el azul para un sentimiento de calma y el gris para darle sofisticación al lugar. 

2. Rodéate de símbolos positivos
“Llena tu espacio de trabajo con cosas que te inspiren y motiven”, dice Benko, “pero presta especial atención al simbolismo de cada artículo”. Tener fotos de los seres queridos puede ser un excelente recordatorio de lo que es importante en tu vida, pero asegúrate que la foto que elijas sea verdaderamente inspiradora. 

Benko recuerda a una clienta cuya foto familiar la estaba molestando en lugar de provocarle un sentimiento positivo. Aunque la fotografía fue tomada durante una vacación, la clienta reveló que fue en un momento muy estresante. “Los niños tenían hambre y se sintieron forzados a posar para esa foto, entonces cada vez que la veía, subconscientemente, sentía el estrés y la ansiedad del momento”, cuenta Benko. 

Test: ¿Eres víctima del estrés?

3. Voltea tu escritorio hacia la puerta
Posiciona tu escritorio de tal manera que puedas ver la entrada a tu oficina. “Nunca te pongas de espaldas a la pared puesto que eso crea un sentimiento inconsciente de vulnerabilidad”, dice Benko. Además de ser sorprendido fácilmente, no poder ver quién entra a tu oficina puede hacerte sentir que perdiste el control.

La mejor posición que recomienda el Feng Shui es poner tu espalda hacia la ventana o pared y viendo hacia la puerta, pero no directamente alineado a ésta. 

4. Usa plantas y aceites aromáticos
Las plantas que requieren poco mantenimiento como el bambú limpian el aire y mejoran la respiración, además de que añaden un toque de vida al espacio laboral. 

La aromaterapia también ayuda a aumentar la energía y la productividad. Benko sugiere instalar un recipiente con aceite de limón en tu escritorio y olerlo cuando te sientas poco inspirado. “El olor a limón te hace  sentirte motivado y te levanta el espíritu”, afirma la experta. 

5. Pega un mantra personal
Escribe un mantra personal (una frase de sabiduría que te inspire) y pégala en tu corcho o pizarrón o ponla en un post-it que puedas colocar en la pantalla de tu computadora para que te recuerde tus metas. Mantras como “Hoy voy a terminar un proyecto antes de iniciar otro”, pueden coadyuvar a mantenerte en calma y concentrado a lo largo del día. 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad