Oct
23
2014

Kiwilimón: Una receta de éxito

Con un sitio Web para amas de casa, Lorenza y Deborah encontraron la mezcla perfecta entre cocina y tecnología.

Por Belén Gómez-Pereira
10-12-2012

Lorenza Ávila y Deborah Dana trabajaban en el área de marketing de Procter & Gamble cuando notaron que el rentable nicho de las amas de casa estaba desatendido y era poco explotado en Internet.  

“Hace tres años, en México era difícil encontrar un sitio Web de cocina de calidad que atendiera únicamente al mercado femenino”, asegura Lorenza, directora editorial de Kimwilimón, un portal de cocina y recetas gastronómicas. Después de pasar algún tiempo en Estados Unidos y de estudiar la estructura de esta clase de páginas en el país vecino las emprendedoras  dieron con la fórmula ideal para mezclar la tecnología con su pasión: el arte culinario.

Fue así como, a finales de 2009, lanzaron Kiwilimón.com. En un principio, las co-fundadoras le dedicaban medio tiempo a su negocio pero poco a poco -conforme éste fue creciendo y requiriendo más atención- destinaron todo su empeño y buena parte de su capital al desarrollo de su página, lo que lograron con ayuda de recursos de su familia y amigos. 

“Nos hemos metido al cien, de pies a cabeza, pero es algo que realmente nos apasiona”, asegura la mercadóloga. Y este esfuerzo no ha sido en vano. Actualmente, Kiwilimón recibe alrededor de 400 mil visitas al mes, tiene más de 100 mil seguidores en Twitter y es el segundo site de comida con más páginas vistas al mes en México. 

En gran parte, estos asombrosos resultados los han conseguido gracias a la relación de sociedad y de apoyo mutuo entre sus fundadoras que les ha permitido ser esposas, madres y empresarias a la vez. “Trabajamos muy bien juntas; compartimos la misma misión, la misma pasión y el mismo compromiso  por el negocio”, afirma Lorenza. 

En un comienzo, las dos socias hacían todo por igual, pero para darle una correcta estructura a la compañía tuvieron que dividirse las responsabilidades. Fue entonces cuando decidieron que nombrarían a Deborah como directora general, mientras que Lorenza se convirtió en la directora editorial. “Tiene que haber una cabeza”, sostiene la emprendedora de 30 años. 

Un modelo de negocio rentable

Una de las razones del éxito de Kiwilimón se encuentra en que es una plataforma basada en el crowdsourcing. En este portal existen casi tres mil recetas, de las cuales la gran mayoría han sido elaboradas y cargadas por los mismos usuarios. 

Esta técnica les ha servido no sólo para ahorrar costos en cuestiones de nómina sino para crear una robusta comunidad online alrededor de la cocina. 
Y es que en este sitio también es posible hacer recetarios virtuales, así como listas y pedidos al supermercado, lo que constituye un buen apoyo para las amas de casa que trabajan. 

Esta original estructura ha logrado atraer miles de visitas y una base sólida de anunciantes. Una de las principales fuentes de ingresos de esta empresa está en la publicidad y han conquistado a clientes de gran envergadura como Unilever, Kraft, Nestlé y Procter & Gamble. “Esto lo logramos en un inicio con un solo vendedor”, asegura Lorenza. 

Las empresarias han extendido su negocio y ahora también ofrecen el modelo de programas de afiliados y portales “White Label” que son páginas especiales para las marcas con contenido propio, como el que en la actualidad realizan en alianza con Wal-Mart a través de Recetas-Superama.com.mx. Además, en un futuro cercano incursionarán en el comercio electrónico vendiendo artículos de cocina desde su mismo site. 

Los ingredientes del éxito

Emprender en Internet no ha sido una tarea fácil para las expertas en marketing. Sin embargo, después de casi tres años de estar presentes en este medio han conseguido establecer una efectiva ‘receta’ para alcanzar el éxito.  

“En primer lugar, para que un sitio Web consiga suficientes visitas debe contar con contenido original para atraer a la gente”, asevera Lorenza. En este punto, el gran diferenciador de Kiwilimón está en el hecho de que este contenido -además de ser muy basto- es otorgado por los propios usuarios, y que poseen una identidad de marca, la cual se refleja en su divertido y sencillo diseño. 

Pero para que una página aparezca en el mapa, en especial para los anunciantes, necesita recibir suficiente tráfico. “Existen muchas estrategias de marketing para conseguirlo, como lo son las campañas en Google Adwords y las redes sociales; pero la mejor es conseguir tráfico orgánico y éste se consigue con el SEO (Optimización en los motores de búsqueda)”, advierte la emprendedora. “Se debe construir un sitio pensando en él desde el principio”. 

Para las socias el aspecto más complicado a lo largo de este tiempo ha sido el referente a la tecnología y a la programación, puesto que desconocían este sector por completo. “Lo más recomendable es tener la presencia de un consultor, asociado o de una persona especializada que administre esta área”, señala la directora editorial de la firma.  

Habiendo aprendido estos factores en el camino, las jóvenes emprendedoras están listas para dar el siguiente paso. Hace tan sólo unos meses Kiwilimón recibió la inversión de Gerbera Capital y el Fondo de Inversión México Ventures para alcanzar sus ambiciosos objetivos de crecimiento. Hoy saben que han construido una empresa rentable con un inmenso potencial, debido al valor que este tipo de páginas significa para las grandes firmas online.

“Tenemos un negocio escalable, que podemos extender a otros países de habla hispana”, afirma Lorenza.  “Pero, sin duda lo más importante es que nos apasiona lo que hacemos todos los días”, concluye. 

Comentarios