Sep
15
2014

Haz tu oficina más divertida

Un ambiente laboral entretenido no sólo mejora la capacidad innovadora de una empresa, también su productividad.

Por Lisa Evans
10-16-2012

Si aún piensas que la mejor manera de impulsar tu empresa es estar encadenado a tu escritorio y a tu smartphone, estás equivocado. Es tiempo de que te dejes llevar. Compañías innovadoras como Google han demostrado que puedes permitirte a ti y a tus empleados tener un tiempo divertido en el trabajo e incluso así ser productivo.

Los autores Ryan Tate y Matt Weinstein han concluido que inyectarle diversión a la oficina puede resultar no sólo en un ambiente más innovador, sino también en uno más productivo. Te compartimos sus consejos para incorporar el juego a tu día laboral.

1. Experimenta con distintos proyectos
“Cualquier cosa que saque a las personas de la rutina puede ayudar”, señala Tate, quien estudió la doctrina del “20 por ciento”. La doctrina del “20 por ciento”, en la que Google es pionero, se basa en permitirles a los empleados usar una quinta parte de su tiempo en el trabajo para realizar proyectos personales. Esta libertad de experimentación resultó en la creación de programas exitosos como AdSense y Gmail. 

Podrías pensar que impulsar a tus empleados a divertirse significa que estarán trabajando menos horas, pero, en su estudio, Tate descubrió lo contrario. “Existe un chiste local en Google de que el 20 por ciento del tiempo en realidad es el 120 por ciento”, afirma Tate, quien notó que las empresas que les daban a los empleados cierta libertad contaban con una fuerza laboral más dedicada y leal. 

La doctrina del “20 por ciento” ha sido adoptada por muchas compañías incluyendo Flikr y The Huffington Post y es una prueba de que darle a la mente la oportunidad de romper con la rutina puede inyectarle ingenio y soluciones redituables a los negocios. 

2. Recarga tu cerebro
Tomar un descanso mental hace posible que realices tareas con una actitud fresca y con una visión menos viciada. Si alguna vez has experimentado el fenómeno de “pensar en la regadera”, entonces sabes que una distracción comúnmente abre el espacio mental para nuevas ideas. “Sacas a tu mente de un pensamiento, dejas que sea dirigida hacia otra dirección, y cuando regresas descubres que ya encontraste la solución”, señala Weinstein, quien da talleres para ejecutivos sobre cómo introducir la diversión en sus empresas. 

Weinstein da el ejemplo de un editor en jefe que, después de un largo día de trabajo, reunió a su equipo y los retó a hacer un concurso de break-dance en el pasillo. Después de algunas risas, regresaron todos al trabajo y cumplieron con el tiempo de entrega de sus notas. “Ese tipo de cosas espontáneas donde todos tienen la oportunidad de regenerarse son muy importantes”, señala Weinstein. 

3. Motiva a tus empleados a divertirse
“La diversión es un lenguaje que todos hablan”, dice Weinstein. Inyectar algo divertido a tu modelo de negocio favorece la comunicación y crea un sentido de pertenencia. “Lo que los empresarios exitosos están descubriendo es que si las personas sienten una conexión con la empresa, serán más productivos”, afirma Weinstein, 

No necesitas crear un espacio de juegos de un millón de pesos para promover un clima laboral divertido. Pegar fotos de los integrantes cuando eran bebés o cuando estaban en la secundaria en el pizarrón de anuncios y hacer que tus empleados adivinen quién es o impulsarlos a traer un día a sus mascotas son formas de bajo costo de lograr que los empleados se relajen. 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad