Oct
24
2014

4 tips para encontrar a tu sucesor

Para elegir a la persona que dirija tu empresa después de ti debes fijarte en sus habilidades y estilo de liderazgo.

Por Gwen Moran
12-07-2012

Cuando te encuentras dirigiendo un negocio y preocupándote por su expansión, generalmente no es una prioridad pensar quién se quedaría al mando en caso de que tú ya no quieras o puedas llevar el timón. Después de todo es tu negocio, ¿quién podría llevarlo mejor que tú?

Sin embargo, el consultor John Beeson, fundador de Beeson Consulting Inc. con sede en Nueva York, asegura que cualquier dueño de negocio debe contar con un plan de sucesión que asegure la viabilidad del negocio en el largo plazo y que no se pierda todo el trabajo duro realizado por el fundador. 

En la vida continuamente suceden cosas inesperadas. Por ejemplo, podrías experimentar alguna enfermedad o problema familiar que te inhabilite de dirigir tu empresa por varios periodos de tiempo. Por eso, es importante que te prepares para hacerle frente a esta situación. Te damos cuatro tips para hacerlo y elegir al mejor sucesor: 

1. Establece un marco de tiempo
Tu fecha de retiro puede estar a cinco o a 25 años, pero siempre debes tener una idea clara de cuándo lo harás. Incluso si tu respuesta es “nunca”, debes contar con alguien que pueda encargarse del negocio en caso de que quedes incapacitado. 

2. Enfócate en las habilidades, no en las relaciones
No dejes que el nepotismo o la amistad dicten quién será tu sucesor. En lugar, piensa en cómo te gustaría que estuviera tu negocio años después que cediste el liderazgo, señala Beeson. ¿Qué tipo de experiencia se requiere para dirigir la empresa? Quizás necesites a alguien que conozca de negocios internacionales o tal vez a alguien que tenga habilidad para administrar grandes equipos de trabajo.

Haz una lista de las habilidades y conocimientos que piensas que le hacen falta a tu negocio para continuar por su camino de crecimiento. 

3. Encuentra a la persona ideal
Una vez que tengas una visión clara de cuál es el perfil y la descripción del trabajo del nuevo líder, es tiempo de ir ‘a la caza’ de la persona adecuada. “Es posible que tengas a alguien que te ha ayudado en el negocio por años, pero que no cuente con las capacidades necesarias para dirigir la compañía”, señala Beeson. Es difícil ser objetivo al reclutar a la persona que mejor pueda tener el cargo de CEO, ya sea buscándolo dentro de tu compañía o fuera de ella.

En casos donde el sucesor no es obvio, es una buena idea pedir opiniones externas de consultores o asesores de negocios. 

4. ¡Rétalo!
Una vez que elegiste a tu sucesor, empieza a darle retos o tareas que sirvan para potenciar o desarrollar las habilidades que requiere para ser la cabeza de la compañía. “Debes poner a la gente en situaciones que, intencionalmente, les sean difíciles para que obtengan las experiencias que les faltan y para poner a prueba ciertos elementos de su liderazgo”, afirma Beeson.

Hacerlo mientras tú puedas supervisarlo y dar consejos ayuda a asegurar que tu conocimiento sea transmitido y que el candidato realmente esté listo para tomar tu puesto.   

Comentarios