Nov
24
2014

Ahorra siendo verde

Estos sencillos tips te ayudarán a disminuir tu impacto en el planeta así como a cuidar tus finanzas.

Por J.D. Roth
12-10-2012

Cuando se trata de sustentabilidad, me encuentro en una misión de convertir el confuso concepto de ‘ser verde’ por el de ‘elegir calidad’. El primer resultado de hacerlo es el mismo: disminuir la cantidad de basura. Pero mis métodos también ayudan a ahorrar dinero. 

Aquí te comparto cuatro consejos para ser más ecológico y al mismo tiempo  disminuir tus costos: 

Compra lo mejor que puedas comprar
Antes solía creer que estaba siendo muy ahorrador al comprar un par de guantes de jardinería nuevos cada marzo por tres dólares. Cuando llegaba el otoño y se rompían, simplemente los tiraba a la basura. Sin embargo, hace un par de años me compré un par de mayor calidad por 15 dólares. No los he tenido que cambiar desde entonces. 

Lección aprendida: Los objetos de calidad tienen un costo inicial más alto, pero el costo total (con los reemplazos) y el impacto en el medio ambiente es mucho menor al que te enfrentas si eliges el equivalente barato. Como dice el dicho, “lo barato sale caro”. 

Reutiliza las cosas que tienes
Obtén el mayor valor posible de las cosas que ya tienes a través de pagos y reparaciones que ayuden a extender su vida. Conozco a un tipo que maneja un camión de 17 años que aparenta requerir una reparación nueva cada año. Cuando le pregunté por qué no se compraba otro camión, él me respondió que gasta poco más de USD$1,300 al año para asegurarse que siga funcionando correctamente, mientras que si se comprara uno nuevo pagaría cerca de USD$20,000 durante cuatro años. 

Puedes aplicar este mismo principio a todas tus pertenencias. La mayor vida que puedas exprimirle a cada objeto -desde una hoja de afeitar hasta un auto- más dinero ahorrarás en el largo plazo. 

Acepta la imperfección
Nos hemos acostumbrado a comprar cosas que lucen perfectas: comida, herramientas, vestimenta. Sin embargo, esta perfección tiene un precio, tanto financiero como medioambiental. Por ejemplo, los artículos artesanales pueden tener pequeñas imperfecciones. Las frutas y verduras orgánicas pueden tener manchas. Los equipos usados y comprados vía eBay algunas veces necesitan limpieza o alguna reparación.

Aunque esto puede ser decepcionante en un comienzo, si haces un balance de los beneficios que entregan los productos reciclados o sustentables, ya no te molestarán esas pequeñas fallas. 

Recicla, luego reemplaza
Éste es un pequeño truco que uso para evitar hacer compras impulsivas. Por ejemplo, si tengo ganas de comprarme una nueva pantalla plana, no lo hago hasta que no venda la vieja. Este método funciona igual para la ropa o el equipo deportivo.

Este ejercicio me fuerza a pensar si realmente necesito reemplazar las cosas (generalmente descubro que las que tengo aún funcionan bien). Esto también elimina la tentación de simplemente tirar cosas viejas cuando compro otras nuevas. 

Estos tips pueden ser difíciles de seguir, pero traerán múltiples beneficios a tu bolsillo y disminuirán tu impacto en el medio ambiente.   

Comentarios