Dic
18
2014

5 hábitos diarios que debes practicar

Para alcanzar el éxito personal y profesional, aplica estos sencillos tips que mejorarán tu estado físico y mental.

Por Ann Mehl
01-04-2013

Si quieres conseguir el éxito personal y como emprendedor te recomendamos practicar estas cinco clases de hábitos en tu vida diaria. 

1. Físicos
Todos los días haz algo que mejore tu salud física. En lugar de pasar dos horas viendo la televisión o revisando tus redes sociales, podrías tomar un paseo de 20 minutos o hacer ejercicio. Una opción es caminar o usar una bicicleta en lugar del coche para ir al súper, o subir las escaleras en vez de usar el elevador.

Este tipo de hábitos, además de mantenerte saludable, te ayudarán a ser más puntual y a cumplir mejor con tus horarios. 

2. Emocionales
Es vital que uses tu energía emocional sabiamente. Las formas en las que podemos gastar y desaprovechar esta energía son diversas y se nos presentan en el día a día como el tráfico, las fechas de entrega y la gente difícil. Por ello debes intentar rodearte de personas que te inspiren y mejoren tu humor, y no de aquellas que te depriman o te hagan sentir mal.

Por ejemplo, si un locutor de radio te molesta, no lo escuches. Debes aprender a identificar las malas influencias e intentar deshacerte de ellas. 

3. Mentales
La mente es como un músculo por lo que también necesita ejercitarse. Intenta aprender algo nuevo todos los días. No importa que sea algo chico o algo grande; puede ser desde el nombre de alguien hasta una historia que siempre has querido aprender o un instrumento musical que siempre has querido tocar.

El famoso escritor estadounidense Philip Roth recientemente compró un iPhone. “Todas las mañanas estudio un capítulo de ‘iPhone for Dummies’”, dijo. “Y ahora soy competente en su uso”. ¡Y esto lo dijo un hombre que ganó el premio Pulitzer! 

4. Espirituales
Intenta ponerte en contacto con esa “fuerza mayor”, como sea que la percibas. No necesitas meditar por tres horas diariamente, ni ir a la cima de una montaña o rezar a un dios o a tu idea de dios. Sólo necesitas conectarte con ese algo más grande que tú por algunos minutos al día; puede ser admirando la naturaleza o hacer un acto humanitario.

Una de las mejores formas de practicar este hábito es dar las gracias diariamente. Elige las cosas en tu vida por las que te sientes agradecido, especialmente por aquellas que das por sentado. La palabra más efectiva para hacerlo: Gracias. Cuando hagas esto notarás que puedes reconectarte con la fuente de quien lo recibes. 

5. Interpersonal  
A esto le llamo la “búsqueda diaria”. Puede ser a alguien que ha estado en mi mente recientemente o a un viejo amigo al que le debo un mail. No nos cuesta nada hacer una llamada, escribir un párrafo u mandar un tuit y esto le dice a ese alguien “estuve pensando en ti”. Puedes añadirle valor regalando algo.

Nadie puede hacer todo por sí solo; necesita de las demás personas como las demás personas también necesitan de uno. Haz esta “búsqueda diaria”, te sorprenderás de los resultados.  

Comentarios