Dic
21
2014

4 métodos para crear empleados leales

Si quieres retener a tus trabajadores más valiosos, aprende a motivarlos y a darles oportunidades de crecimiento.

Por Nadia Goodman
01-09-2013

Ya pasaron los días en los que una persona pasaba toda su vida en la misma empresa, por lo que los dueños de negocios actuales necesitan hacer un esfuerzo extra para retener talento y construir la lealtad de sus empleados. 

Los empleados leales son el corazón de las empresas exitosas. Cuando las personas se sienten satisfechas con su trabajo, hacen todo lo posible para mejorar la organización; comparten su experiencia, resuelven conflictos, sugieren mejoras, potencian la moral, ayudan a sus compañeros, ahorran recursos y muchas cosas más. Este tipo de comportamientos hace que las empresas sean más efectivas; las ventas aumentan, las mermas en la producción disminuyen… y todo es mejor. 

Para convertirte en una de esas empresas necesitas entender qué es lo que tus empleados necesitan y proveerlos de ello. Como en cualquier relación, si obtienes lo que quieres es más probable que estés dispuesto a quedarte. La lealtad también toma su inspiración de la flexibilidad y la atención individual.

Estas cuatro técnicas pueden ayudarte a ofrecer esto a tus empleados, en especial a los que más desees retener: 

1. Invierte más tiempo en el proceso de contratación
Contratar a una persona requiere mucho tiempo, pero contar con un proceso riguroso tiene sus recompensas cuando encuentras a la persona correcta. Si eres selectivo desde el comienzo, tendrás menor rotación de personal en el futuro. Los empleados que cumplen bien con el puesto suelen ser más leales, por lo que retenerlos requiere menos esfuerzo. 

Cuando estés contratando, presenta al candidato a varias personas de tu equipo y pídele que ayude a completar un proyecto o a compartir ejemplos de su trabajo anterior. Luego, haz un análisis de su personalidad e identifica si sus valores concuerdan con los de tu empresa. Una buena elección de persona se adaptará fácilmente al resto del equipo.

2. Invierte en tus empleados
Una buena relación laboral debe ser benéfica para ambas partes, lo que significa que los empleados deben tener varias oportunidades para potenciar sus habilidades profesionales. Muchas compañías se preocupan por gastar demasiado en empleados que podrían irse, pero deberías hacer lo contrario; cuanto más tenga que perder un empleado, más difícil será que se vaya. 

Los directores de área son la fuente más importante de crecimiento e inspiración. La relación con el director es el principal indicador de si un empleado se quedará o no en su trabajo. Por eso asegúrate de que tus directores estén capacitados para inspirar a su personal, compartir su experiencia y ofrecer oportunidades de crecimiento.  

3. Favorece varios caminos para crecer
Las necesidades de tus empleados van evolucionando, por lo que puedes ayudarlos a crecer e inspirar lealtad en ellos ofreciéndoles oportunidades de avanzar, hechas a la medida de sus habilidades y sus metas. Por ejemplo, muchos programadores quieren ascender sin ser directores, por lo que las compañías de tecnología generalmente les dan la posibilidad de elegir entre una carrera técnica o una administrativa. 

Ve un paso más allá ayudando a un empleado a crear un nuevo trabajo basándose en sus habilidades, o permitiéndole rotar entre distintos roles. Si la gente tiene flexibilidad para ajustar su trabajo de acuerdo a sus necesidades, es menos probable que se vayan buscando algo que sí las satisfaga. 

4. Impulsa a que tus empleados tomen decisiones
Una forma de inspirar lealtad es darles a los empleados una sensación de libertad y control.  Podrías dejar que trabajaran en casa si lo necesitan, que tomen decisiones de manera autónoma, o ajustar su horario de trabajo para tener un mejor balance familiar.

Este tipo de libertades muestran confianza y ayudan a los empleados a moldear su trabajo. La confianza es el componente esencial de una sociedad, sin ella simplemente no funciona. Las compañías que confían en su gente tienen una administración poco rígida, mayor creatividad y más satisfacción en sus recursos humanos. También son las que inspiran a sus empleados a dar lo mejor de sí y a crear un ambiente laboral favorecedor y productivo. 

Comentarios