Jul
24
2014

Guía para elegir un smartphone o tablet

Responde a estas preguntas para saber qué clase de gadget satisface mejor tus necesidades de trabajo.

Por Entrepreneur
01-10-2013

Elegir un aparato portátil para trabajar no se trata sólo de decidir si prefieres un teléfono inteligente con sistema Android o un iPhone. Quizá lo que realmente necesitas es una tablet grande… o una pequeña… o una netbook o un híbrido celular/tablet.

Tu elección dependerá básicamente de qué necesites hacer con el dispositivo móvil y dónde lo usarás. Además, otro factor determinante es la compañía telefónica y las posibilidades del plan que incluye el dispositivo. Por ejemplo: si tu negocio requiere que viajes constantemente, lo recomendable es adquirir un plan con roaming, ya sea en formato de prepago o por tiempo indefinido.

Responder estas sencillas preguntas podría ayudarte a decidir qué clase de dispositivo puede satisfacer tus necesidades de trabajo.

1. ¿Qué tan portátil debe ser?
¿Por lo general cargas un portafolios, bolsa o maletín para computadora? Si no es así –y si prefieres no empezar a hacerlo–, entonces probablemente lo mejor será un teléfono inteligente pequeño que puedas guardar en tu bolsillo.

Muchos smartphones miden cuando mucho 11.42 centímetros de alto y 6.35 de ancho o menos. Sopesa varios modelos en la mano para que veas cuáles te parecen más cómodos.

2. ¿Qué tanto necesitarás escribir?
Cuando tienes que escribir cualquier cosa más extensa que unas cuantas palabras claves para efectuar una búsqueda rápida, textos o tuits, teclear en un smartphone puede ser lento y propiciar errores. Ahí es cuando un teclado puede resultar muy útil. Entre tus opciones está adquirir una netbook o una laptop con teclado integrado, o un teclado que se conecte a tu teléfono celular vía Bluetooth o USB.

Antes de comprar un teclado, asegúrate de que sea compatible con tu dispositivo móvil. También piensa cómo harás para llevar y traer el teclado. Muchos modelos, de fabricantes como Freedom Input (desde US$25) o Inland Products (desde US$15), se pliegan o enrollan de tal manera que caben fácilmente en un bolsillo o bolsa.

Si prefieres escribir notas a mano o necesitas dibujar o diseñar, la mayoría de las tablets son suficientemente grandes como para escribir con las yemas de los dedos. Algunos dispositivos, como el híbrido smartphone/tablet Samsung Galaxy Note, ofrecen la opción de utilizar un puntero.

3. ¿Cuánta batería necesitas?
La escasa duración de la batería es la gran desventaja de la mayoría de los dispositivos móviles, especialmente de aquellos que poseen brillantes pantallas digitales. En un evento de seguridad en línea, un alto directivo de Symantec dijo que los estudios sobre dispositivos móviles en Norteamérica muestran que todos los días se presenta una brusca declinación en el tráfico de Internet móvil alrededor de las 2:00 p.m. (tiempo local). ¿La razón? Ésa es más o menos la hora en que la mayoría de los teléfonos inteligentes empiezan a quedarse sin batería. 

Si con frecuencia te ocurre que no puedes recargar en un contacto eléctrico, toma en cuenta las alternativas en cuanto a baterías de repuesto antes de comprar. Por ejemplo, no puedes cambiarle la batería a un iPhone, iPad o una Macbook Air, pero sí a la mayoría de los aparatos que usan Android y Windows Phone, así como a la mayoría de las laptops y netbooks que no son de Apple.

Es común que con el tiempo la batería de los dispositivos móviles desarrolle una incapacidad de adquirir la carga completa. Busca en línea las características del modelo de tu smartphone junto con la palabra “batería” para hallar la máxima capacidad que tu teléfono puede aceptar. A veces el tamaño de las baterías “extendidas” es mayor, así que podrías necesitar adquirir una cubierta especial para poder colocarle una a tu teléfono.

También podría convenirte un cargador que te permita recargar simultáneamente tu teléfono y la batería de repuesto al conectarlo. Los precios de un paquete de ese tipo pueden ir de US$25 a US$60. Otros accesorios, como el cargador para coche (que por lo general va de US$10 a US$40) o cualquiera de los productos de Mophie, que tienen baterías de repuesto para dispositivos móviles de Apple, también pueden resultar muy útiles.

4. ¿Vas a trabajar a la intemperie, bajo la luz del sol?
La mayoría de las pantallas de los dispositivos móviles son difíciles de ver a plena luz del día, incluso aunque el nivel de brillo se encuentre hasta el tope, lo cual, además, consume la carga de la batería mucho más aprisa. Las pantallas Retina de los nuevos dispositivos Apple funcionan bien con la luz solar, y se especula que muy pronto los fabricantes de aparatos con sistema Android podrían lanzar dispositivos con pantallas similares.

5. ¿Vas a grabar audio, video o a tomar muchas fotos?
Si necesitas un dispositivo móvil para crear y no sólo para mostrar o reproducir contenido multimedia, entonces pon especial atención a la cámara integrada y al micrófono. No te vayas sólo por aquel que tenga la cámara con más megapixeles: revisa las reseñas sobre la óptica de la cámara y las características del procesamiento de imágenes.

También considera cómo quieres manipular el aparato cuando tomes fotos o grabes. Por ejemplo, la mayoría de las tablets incluyen cámara y toman video o fotos. Eso está bien si la empleas para hacer tomas estacionarias o chatear. Sin embargo, para captar acción en vivo o hacer paneos, los smartphones son, por lo general, más fáciles de manejar que las tablets.

Un dispositivo que tome fotos de alta calidad también requiere un video de alta calidad, pero primero analiza si necesitas video o fotos en alta definición. Estos últimos pueden ser archivos pesados y difíciles de compartir o trabajar en un teléfono. Si en efecto necesitas hacer tomas en HD, evalúa la posibilidad de conseguir una cámara pequeña además del smartphone.

El secreto de un buen video es un buen audio. Puesto que los micrófonos integrados en la mayoría de los teléfonos y tablets no sirven más que para grabar algunas notas de audio rápidas, piensa en adquirir otro que se le pueda conectar mediante una clavija. Un micrófono con clip que se pueda colgar de la camisa o el saco cuesta entre US$15 y $40. En el caso del iPhone o el iPad, también necesitarás un adaptador, que cuesta alrededor de US$25. 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad