Abr
19
2014

9 tips de ventas para introvertidos

¿Eres tímido y te cuesta vender tu producto o servicio? Descubre cómo salir de tu zona de confort para conquistar clientes.

Por Grant Cardone
01-11-2013

Si me encuentras en una fiesta no tendré mucho que decir. Si te sientes al lado de mí en un vuelo, es probable que no te diga ni una sola palabra. Lo acepto, soy una persona introvertida. 

Para mí nunca ha sido fácil iniciar conversaciones con personas que no conozco. Pero si me vieras participando en un Google Hangout o en una entrevista en la televisión o en uno de mis seminarios de ventas, nunca te darías cuenta. Cuando salí de la universidad tenía pánico a asistir a una entrevista de trabajo hasta que me convencí que el empleador no iría a mi casa para contratarme. Vendí autos por siete años y nunca me sentí cómodo saludando a los clientes. Sin embargo, encontré la manera de lograr grandes ventas. 

Todos podemos ser introvertidos o extrovertidos, dependiendo de la situación. Conozco gente que puede ser considerada como extrovertida cuando es el anfitrión de una fiesta, pero en cambio cuando son invitados y no conocen a nadie, son muy tímidos. Como conferencista y profesor me he convertido en alguien extrovertido para entregar información, pero, por ejemplo, cuando asisto a los seminarios sigo siendo muy introvertido. 

Entonces, ¿cómo puedes ser extrovertido en una situación de ventas cuando no te sientes naturalmente cómodo con ella? Te comparto mis consejos para salir de tu zona de confort y lograr el tan esperado cierre: 

1. Apasiónate
Me emociono tanto sobre lo que estoy vendiendo que siento la necesidad de compartirlo con el resto del mundo. Sentir pasión por tu producto o servicios hace que te interese menos la forma en que los demás te perciben, ya que sólo te importa mostrar la emoción de lo que tienes que ofrecer. 

2. Haz una cosa que temas al día
Para mí es esencial hacer las cosas con las que me siento más incómodo. Necesitas tener valor y proponerte enfrentar a tus miedos, sin importar qué tan grandes sean.

Lo que más miedo me daba era visitar a los clientes o prospectos en persona. Así que eso era lo que hacía primero todas las mañanas para superar mi temor. Para esto requerí creer en mí y cambiar mi idea sobre mis limitaciones y posibilidades. 

3. Sé tan persistente hasta que te critiquen por ello
En la vida como en los negocios, especialmente en las ventas, no serás exitoso si nunca te critican. Dales mucho seguimiento a tus clientes hasta el punto de que se quejen por ello; una vez que lo hagan, sigue haciéndolo hasta que te admiren por tu persistencia.

Si crees en tu producto, en tu empresa o en ti mismo, tendrás la voluntad de insistir tanto y aceptar el riesgo de ser criticado por ello. 

4. Saluda a todo el que pasa 
Me he puesto de propósito de evitar pasar junto a alguien sin verlo o notificar su presencia. Me fuerzo a mirar a todos a los ojos y saludarlos. Esto me permite decidir cuándo ser extrovertido, ya sea en una llamada de ventas o en alguna otra situación. 

5. Considera las diferencias entre las personas
Después de una serie de llamadas fallidas, es normal que empieces a ver a los prospectos como probables rechazos. Lo que debes hacer es tomarte un momento para observar cómo las personas son distintas las unas a las otras.

Esto te evitará pensar que todo el mundo responderá de la misma manera a la de los prospectos pasados.

6. Fuérzate a estar en público
Sal de tu casa y oficina para socializar con otras personas. Cuando me mudo a una ciudad nueva, voy al mismo lugar una y otra vez hasta que me siente cómodo ahí y conozca a todos.

He hecho esto mismo con mis hijos, llevándolos a la misma tienda todas las mañanas hasta que puedan hablar con las personas que trabajan ahí. 

7. Habla frente al público
La mejor manera de sentirte cómodo hablando con otras personas es hacerlo en frente de audiencias. Una buena idea es tomar clases de expresión oral, donde todos los asistentes se encuentren en tus mismas condiciones. 

8. Mantente ocupado
Cuando estás constantemente ocupado, no tienes tiempo de sentirte incómodo. Siempre tendrás que pedir ayuda y hablar con diferentes personas en tu camino a una reunión o evento, por lo que la mejor forma de superarlo es practicando lo contrario. 

9. Ayuda a los demás a vender
Cada vez que pasan algunos días sin que haga una sola venta, inmediatamente me ofrezco a ayudar a los demás a hacer sus ventas; esto me ayuda a pensar fuera de mí mismo.

Después de varios fracasos al cerrar una venta, muchos vendedores se sienten ansiosos y se convierten en personas introvertidas. Por eso, si trabajas con los prospectos de alguien más y sientes que no tienes nada que perder, te sentirás más relajado y volverás a adquirir confianza. Una vez que logres una venta ajena, es momento de que regreses de nuevo a tus propios prospectos.  

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones