Nov
27
2014

La oficina del futuro

Gracias a tecnologías como la nube, el chat y los videochats, los espacios de trabajo virtuales ganan terreno.

Por Matt Villano
03-19-2013

Para definir cómo será tu oficina en el futuro, quizá tengas que usar tu imaginación más de lo que piensas. “De hecho, ¿quién podría afirmar que todavía habrá oficinas si hoy ya trabajamos en cafés, en el auto y o mientras realizamos otras actividades desde casa?”, dice Tom Austin, vicepresidente de Gartner, una firma de investigación tecnológica.

Al igual que Austin, muchos expertos predicen el fin de los lugares de trabajo –al menos como hoy los conocemos–. Gracias a que la tecnología permite que las personas trabajen desde cualquier parte a través de Internet, cada vez más pequeñas y medianas empresas (Pymes) deciden operar sin un espacio físico. Si bien la firma de medios y consultoría, Flor64 cuenta con una oficina en Sunnyvale, California, EE.UU., sus empleados también operan desde distintas locaciones por medio de chats rooms (mensajes y conversaciones virtuales) vía Skype.

“Estos chat rooms personifican nuestra oficina aunque físicamente no existen”, señala Mike Masnick, CEO de la compañía. Y es que el desarrollo tecnológico actual es uno de los elementos clave que ha fomentado el auge de los espacios de trabajo virtuales. De acuerdo al U.S. Census Bureau, casi seis millones de estadounidenses trabajan desde casa; una tendencia que comienza a verse más en México.

Otra herramienta que permite trabajar en tiempo real y colaborar con otras personas desde cualquier sitio es la nube (cloud computing): poder almacenar la información en un servidor al que se accede vía Internet. Por otra parte, las videoconferencias generan ahorros sustanciales para las empresas y, sobre todo, aumentan su eficiencia.

Aun las áreas básicas del trabajo de oficina ya migran a espacios virtuales. A la par, cada vez más firmas de outsourcing o tercerización han surgido para proveer servicios como administración y pago de nómina. Algunos de ellos también incluyen dentro de su oferta portales en línea que almacenan la información de los empleados.

Ahora el reto es que un gran número de compañías (sobre todo las más grandes) que todavía no están dispuestas a ceder su espacio físico para abrir paso a soluciones de colaboración virtual sigan la tendencia. Al respecto, los expertos coinciden que para que las empresas tengan éxito en el futuro, deben rediseñar por completo su distribución física, de manera que sus ambientes de trabajo ofrezcan opciones flexibles para sus colaboradores.

Según las proyecciones de Austin, en vez de tener más salas de juntas, las oficinas del futuro se parecerán más a un hogar con espacios abiertos, sillones, tapetes, cocina y jardines o patios con muebles para exterior. O bien, como opina Kevin Kuske, abogado y administrador general de Turnstone, una compañía de muebles para casa y oficina, los encargados de planear espacios de trabajo empezarán a pensar más como desarrolladores urbanos.

“Los centros urbanos tienen sitios de entretenimiento, zonas para restaurantes y áreas habitacionales. Por lo tanto, para que una oficina funcione tendrá que tomar la misma perspectiva”, concluye. 

Comentarios