Jul
31
2014

Usa design thinking para innovar

Esta técnica propone pensar como diseñador para generar ideas: ser creativo y conectarse con los consumidores.

Por Kathleen Davis
06-13-2013

El mundo de los negocios avanza rápidamente, generalmente enfocándose en los resultados y retornos, pero las empresas verdaderamente innovadoras tienen una cultura enfocada en las metas a largo plazo, donde la innovación es protagonista.

Mauro Porcini, jefe de diseño de Pepsico Estados Unidos, argumenta que la innovación no se trata de crear “la siguiente gran cosa” para capturar la atención. Mauro sostiene que las empresas, en lugar, deben enfocarse en conectarse con los consumidores en un nivel más significativo.
 
Porcini habló en el World Innovation Forum, en Nueva York, sobre la evolución del “design thinking”, una técnica creativa para resolver problemas. “El design thinking no es un trabajo; es un estilo de vida”, afirma. “Para un design thinker no existe una diferencia entre vida personal y trabajo”.
 
El experto comparte estos puntos esenciales para adoptar una cultura empresarial basada en el design thinking, donde la innovación pueda surgir:

1. Invierte en sueños y aspiraciones, no sólo en funciones
Porcini afirma que lo más importante del design thinking es entender y conectarse con las personas. La conexión emocional que la gente tiene con un producto o marca debe ser lo que dirija una creación o diseño. Los design thinkers, dice, no necesariamente son diseñadores; sino simplemente gente curiosa que sabe escuchar.

“El diseño no se trata únicamente del empaque, sino de las personas y de satisfacer sus necesidades”, dice Porcini. Aunque los objetos brillosos pueden ser el primer paso para crear engagement, la lealtad de los clientes viene a partir de cómo un producto o empresa hacen sentir a una persona y la historia que cuenta de ella.

La gente no compra un par de zapatos de diseñador sólo porque le gusta cómo se ven, afirma Porcini. Los compran porque les gusta cómo se sienten consigo mismos al usarlos. El diseño innovador cuenta esas historias. “No diseñamos productos, diseñamos experiencias”, afirma.

2. Escucha a tus consumidores, pero no les des todo lo que te piden
La empresas exitosas e innovadoras no pueden diseñar como si fueran aspiradoras. Necesitan estar en contacto con los deseos y necesidades de las personas, pero también deben saber interpretar lo que están diciendo. Escucha todas las ideas, pero aprende a filtrarlas. La verdadera innovación surge gracias a un liderazgo sólido y a la habilidad de reconocer las mejores ideas.

No puedes resolver todos los problemas que tiene un cliente, así que elige un aspecto en que enfocarte y crea un nuevo acercamiento, dice Porcini. Si una persona jala una puerta que debe ser empujada, no es culpa del usuario; es culpa del diseñador que no anticipó el problema.

3. Alinea a todos en tu empresa en la misma visión
Para crear una experiencia holística para un consumidor, tu diseño debe surgir de un ambiente de colaboración. El design thinking es una forma de enfrentar la vida y no debe ser realizada sólo por aquellos que se encargan del diseño del nuevo producto o servicio, advierte Porcini.

La innovación no se trata de ganar dinero inmediatamente. El liderazgo que recompense únicamente los resultados a corto plazo no fomenta un ambiente donde la creatividad e innovación puedan potenciarse.

Es importante que las empresas colaboren en todas las funciones del negocio, del marketing y la publicidad a las ventas y desarrollo del producto. Porcini dice que es algo en que los pequeños negocios son mejores que las grandes corporaciones, ya que tienden a tener menos personal y menor burocracia. Conectarse y colaborar con todas las partes del negocio asegurará que, cuando se lance un producto, entregues un mensaje holístico.  

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad