Abr
24
2014

‘Capturando’ la vida de Steve Jobs

El director de “Jobs”, la nueva cinta sobre este líder tecnológico, protagonizada por el actor Ashton Kutcher, habla del proyecto.

Por Jenna Goudreau
08-07-2013

Intentos por capturar la esencia de Steve Jobs, el genio temperamental que creó una de las empresas más valiosas del mundo, ya han existido antes y probablemente seguirán existiendo. Pero la nueva película ‘Jobs’, protagonizada por Ashton Kutcher y dirigida por Joshua Michael Stern, muestra el mismo fervor de una startup que hizo a Jobs tan grandioso.

La película, que narra la vida de Jobs de 1971 a 1991 cuando co-fundó y creció Apple, saldrá en cines en Estados Unidos el 16 de agosto. Comparada con los proyectos de grandes estudios como la adaptación de Aaron Sorkin de la popular biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, esta cinta fue hecha con un limitado presupuesto de US$8.5 millones.

También tiene a un patrocinador inusual. Con ninguna experiencia en el mundo del cine, el emprendedor Mark Humle, fundador del Five Star Institute, decidió en 2011 producir una película sobre el gran emprendedor tecnológico y encargó a un empleado escribir el guión. Su apuesta ‘hazlo tú mismo’ y pasión por el proyecto atrajo la atención del director y escritor Stern y, eventualmente, a un elenco de primera.

Stern se sentó con nosotros para hablar de los retos y los triunfos de mostrar al obsesivo y perfeccionista visionario de Silicon Valley. En algunas formas recorriendo sus mismos pasos -incluyendo filmar en la casa en la que Jobs creció- trajo la historia a la vida; en otras, se enfocó más en su intensa personalidad. De hecho, seguir durante un mes la dieta frutariana de Jobs (en la que claramente sólo se come fruta) llevó a Kutcher al hospital justo antes de que iniciara la filmación.

Te compartimos parte de la entrevista con el director de Jobs:

Entrepreneur: Tu película sobre uno de los emprendedores más grandes del mundo tiene un fondo emprendedor. ¿Qué pensaste cuando supiste que el dueño de un negocio en Dallas, sin experiencia cinematográfica, estaba determinado a hacer esta cinta?
Stern: Estaba completamente fascinado. Humle es una persona enigmática, apasionada y obsesionada –todo lo que necesitas para crear un producto. Steve Jobs estaba completamente obsesionado con la computadora personal desde que tenía 20 años hasta que murió; y Mark Humle estaba igual de obsesionado con esta película. Era contagioso.

Entrepreneur: ¿Cuál fue tu proceso de investigación para esta película?
Stern: Había un equipo completo de investigación que Mark había reunido, y Kutcher era una enciclopedia viviente sobre el tema. Si entrábamos al set y en él había un microchip que aún no era inventado en ese entonces, decía “Son dos años antes de que este procesador pudiera estar aquí”, así que nos deshacíamos de él. Durante la inauguración del comercial de 1984, el pódium del set era café, y Ashton entró y dijo “No, no. Era blanco”. ¡Y tenía razón!

Entrepreneur: ¿Te tomaste alguna libertad artística?
Stern: Me tuve que mantener fiel a lo que era conocido y público. Por ejemplo, construí una enorme sala de consejo con 16 sillas. Yo pensé que era increíble y dramática, y la llené con miembros del consejo. Pero llegaron corriendo conmigo a decir que únicamente eran cuatro miembros en ese periodo, así que me deshice de los demás. Fuimos esclavos a los hechos como estructura, pero sí dramatizamos algunas partes.

Entrepreneur: Al aprender más de él, ¿qué te sorprendió de Jobs?
Stern: Me sorprendió que a este hombre, conocido como un orador brillante, se le dificultara explicar cosas en su juventud. Esta describiendo tecnología que no existía. Tenía a ingenieros del MIT e intentaba explicarles lo que quería; pero aún no existían los términos para ello. Pienso que buena parte de su frustración en las primeras etapas se debía a su deseo de ver su visión en la meta final.

Entrepreneur: Filmaste en el garaje verdadero de la casa de sus padres, donde construyó las primeras computadoras Apple. ¿Cómo fue eso?
Stern: Fue interesante porque era sólo otra pequeña casa, un bungalow postguerra en el Valley. Demostraba que esta historia podía ser la de cualquier hombre. La historia era sobre cualquiera con una idea que llevó a cabo en su garaje. Eso es lo que Steve Jobs era. Puedes mitificarlo, pero realmente era un chico del Valley, con amigos extraños con los que hizo algo.

Entrepreneur: ¿Qué crees que lo diferenciaba de los demás?
Stern: Tenía una visión y era un vendedor. Hay una gran escena en la que está hablando por teléfono y llama a cientos de personas y todas lo rechazan. Generalmente olvidas que Steve Jobs batalló. Llamó a todo el mundo. No tenía miedo. Cuando era muy joven, no tenía filtros; podría llamar al presidente de Hewlett-Packard y al fundador de Atari y decirles “Soy Steve Jobs”. Nunca tomaba un no como respuesta.

Entrepreneur: Me impresionó el parecido físico de Ashton Kutcher a Steve Jobs así como lo bien que mostró su naturaleza, ¿cómo fue trabajar con él?
Stern: Él trabajó muy duro. Adoptó la dieta frutariana de Jobs, estudió sus gestos. Pero una vez que se deshizo de todo lo exterior, tenía que justificar buena parte del comportamiento de Jobs que era cuestionable como negar la paternidad de su hijo y no dar opciones de acciones a muchos de los que originalmente fundaron Apple con él. Muchas veces descubrió esa justificación porque Steve lo justificaba. La visión del negocio es muy dura.

Entrepreneur: ¿Por qué crees que esta historia resuene tanto?
Stern: Estamos viendo un movimiento y un cambio a la forma en que hacemos negocios. Forzará a las personas a ver hacia adentro y pensar qué pueden hacer individualmente. El emprendedurismo es la nueva norma. Es lo que definirá los próximos 100 años. Se trata de tomar una idea, ponerle huesos y estructura y convertirla en algo que la cultura pueda usar.

Entrepreneur: ¿Qué crees que Jobs diría sobre tu interpretación?
Stern: Creo que diría “Capturaste el espíritu de hacer un producto. Capturaste la locura y obsesión que uno tiene cuando crea algo”. También pienso que diría “Pero te faltó tal tal y tal”. Y lo que en realidad nos faltó son las cosas no conocidas de su vida privada, de la cual existe poca información. No nos aventuramos a las conjeturas. Creo que es importante mostrar los fundamentos sobre los que creó Apple.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones