Oct
21
2014

7 pasos para generar nuevas ideas

Si estás pasando por una temporada de “sequía” toma nota de estas estrategias para impulsar la creatividad en tu empresa.

Por Victor Hwang
08-09-2013

Nos pasa a todos: Un minuto tenemos tantas ideas frescas que no podemos esperar para compartirlas con el mundo; al siguiente minuto, se seca el pensamiento y nos preguntamos si volveremos a generar una idea original. A mí me ha pasado, y estoy seguro que a ti también. Un “desierto de ideas” puede ser asustador e incluso paralizante, especialmente para los emprendedores y dueños de negocios, ya que las nuevas ideas son la base de la innovación.

¿Y cómo puedes reducir el número de veces cuando la creatividad se te escapa? La clave es liberar lo que yo llamo tu “Rainforest” (selva tropical), un ecosistema de innovación en el que los nuevos conceptos pueden surgir y los negocios avanzar.

Te comparto siete pasos que sigo para liberar las ideas. Te recomiendo que tú también los apliques:

1. Ten confianza en ti mismo
He descubierto que hay pocas tareas más frustrantes que estar en un equipo en donde el líder es inseguro y rebaja el trabajo de los demás. Mientras que tener un miedo ocasional es completamente natural, transmitir tus inseguridades a tu equipo hace que los demás tengan menos confianza en ti. Y esto congela la innovación. ¿Qué puedes hacer? Entrena tu liderazgo, medita, pide consejos a tus amigos y mentores, permítete llorar y expresar tus emociones. He notado que ser auténtico sobre mí mismo siempre resulta bien al final.

2. Reúne a personas influyentes
Cuando veo un nuevo edificio erigirse hacia el cielo me imagino el proceso que sus arquitectos siguieron para diseñarlo. No sólo estaban pensando en qué pasa dentro del edificio; también se enfocaron en cómo sus habitantes se mueven dentro y fuera de él, teniendo como meta impulsar la conexión entre ellos. Ése es tu trabajo al construir un equipo. Necesitas adoptar esta conectividad, ya que los influenciadores que son más diversos (en talentos o puntos de vista) son los que más crean juntos.

3. Enfócate en el proceso
A los diseñadores les gusta decir que el contexto es igual al contenido. Es sólo otra forma de decir que la forma en que pones la mesa importa. Como líder, tu meta es impulsar la confianza creativa haciendo que tu equipo se sienta lo suficientemente cómodo como para salir de su zona de confort. Haz esto activamente escuchándolos y usando el truco de improvisación de intentar decir ‘sí’ a todas las ideas en lugar de ‘no’. Opera basándote en la creencia de que no hay malas ideas, sólo ejecuciones tempranas de las buenas.

4. Hazlo divertido
La innovación no es una actividad racional. Se requiere de mucho esfuerzo, fracaso y riesgos. Si no se disfruta del proceso, ¿entonces por qué hacerlo? Recuerda que el viaje es más importante que el destino, así que haz el proceso divertido. Además, compartir la alegría construye lazos e impulsa el proceso creativo.

5. Escribe tu contrato social
Muchos equipos operan sin un código social por escrito. Sé diferente. Haz que los miembros de tu equipo desarrollen un contrato social y que todos lo firmen. Los rituales unen a las personas y ayudan a recordarles sus promesas. Tu contrato social debe ser diferente al mío, pero aquí te doy algunas ideas para un código que podrías imitar:
Rompe las reglas y sueña
Abre las puertas y escucha
Confía y sé confiable

6. Dales juguetes a las personas
Los juguetes hacen el trabajo más disfrutable. Mi equipo creó un juguete llamado el Rainforest Canvas para ayudar a las personas a visualizar sus ecosistemas. Hemos conducido worshops con sus canvas en todo el mundo, y son bastante clarificadores. Cada bloque en el canvas representa una parte crítica de tu ecosistema, como líderes y recursos. Los miembros del equipo deben llenar cada sección con preguntas (por ejemplo, ¿Qué recursos son valiosos? ¿Quiénes son los líderes?) Si lo hacen correctamente, los resultados pueden ser poderosos. Las personas ven sus ecosistemas de manera visible por primera vez.

7. Une las diferencias sociales
Las barreras sociales, ya sean causadas por la geografía, el idioma o la falta de confianza, pueden minar relaciones incluso antes de que empiecen. Superar esas barreras es esencial. Pregúntate quién en tu equipo no está colaborando con quién, qué está bloqueando las colaboraciones y cómo puedes motivar esas conversaciones. Quizás la clave sea modificar incentivos que impulsen una mejor comunicación. Revisa tu contrato social con tu equipo y alinea las iniciativas personales con las metas comunales.

Comentarios