Nov
01
2014

Sé más productivo en tus viajes de negocios

Sigue estos consejos para aprovechar los vuelos y los tiempos de espera haciendo networking o adelantando tareas.

Por Jason W. Womack
08-09-2013

Trabajo con clientes de todo el mundo. Mientras que muchas personas aprovechan los vuelos para dormir, cuando yo tengo cinco horas en un vuelo con las herramientas necesarias, puedo realizar lo equivalente a entre seis y ocho horas de trabajo.

Si soy productivo en el avión, entonces tengo más tiempo cuando llegue al hotel para hacer ejercicio, leer un libro, visitar amigos o descansar. Estos cinco consejos podrían parecer muy simples, pero es demasiado común que las personas no aprovechen los beneficios de viajar:

1. Recarga la noche anterior
Asegúrate de que estás listo en la mañana. Recarga todo aquello que vayas a necesitar y ponlo junto a las llaves de tu auto, tu bolso o cartera para asegurarte que lo guardes en tu equipaje de mano antes de irte al aeropuerto. Recientemente hablé con alguien en una de las salas de un aeropuerto mientras esperaba a abordar que dijo “me quedaré aquí hasta que se cargue mi computadora, la batería casi se agota”. Personalmente, me gusta abordar con todos mis dispositivos completamente cargados; me da más opciones.

2. Empaca tarjetas y sobres
Escribo una tarjeta de agradecimiento o felicitación todos los días. El tiempo que transcurre entre que cierran las puertas y el avión se eleva a una altura suficiente como para encender los dispositivos electrónicos, es ideal para escribir tarjetas. Además, escribir una carta o tarjeta generalmente genera conversación con la persona sentada a mi lado, lo cual es una excelente oportunidad de networking para un emprendedor.

3. Ten tarjetas de presentación a la mano
Si te sientas al lado mío en un avión es muy probable que iniciemos una conversación. A veces todo comienza y termina con un “Hola. ¿Te vas o vienes de casa?” pero muchas veces se convierte en una plática larga e interesante. Cuando conozco a alguien nuevo, presto atención en el tipo de cosas que le gustan y pienso qué puedo aprender de esa conversación. Si me recomiendan un libro, un sitio Web o un destino de viaje, escribo una nota y le doy seguimiento si seguí el consejo. Lleva siempre contigo tarjetas de presentación, ya que puedes conocer a alguien e integrarlo a tu red profesional.
 
4. Escribe a mano para variar
Soy un mecanógrafo muy rápido (escribo de 40 a 50 palabras por minuto) pero mis sesiones de trabajo más productivas han venido de poner tinta en un diario de papel mientras viajo. Esto casi siempre ocurre cuando estoy volando, por lo que llevo mi diario en caso de que tenga que escribir.

5. Siéntate junto al pasillo
Mi verdadero tip es éste: Toma más agua. Viajé solo en más de 120 vuelos el año pasado, lo que es mucho tiempo junto a muchas otras persona. Una de las formas efectivas para mantenerse saludable es tomar mucha agua mientras viajas. Sentarme junto al pasillo me facilita levantarme cuando lo necesito. Además me permite llegar y salir del avión más rápido. Así que aunque la ventana ofrezca mejores vistas, por el bien de la productividad estás mejor en el pasillo. 

Comentarios