Oct
23
2014

Abre un centro de videojuegos en línea

Te presentamos el Plan de negocios para emprender con un cibercafé dirigido a los gamers, que en México suman más de 16 millones.

Por Érika Uribe
01-28-2014

El creciente número de internautas en México, sumado a las nuevas tendencias de uso de la tecnología como una opción de entretenimiento, abren oportunidades para emprender con un cibercafé dirigido a los amantes de los videojuegos. Ojo: los gamers están dispuestos a pagar lo que sea a cambio de recibir una experiencia que realmente los sorprenda.

Modelo de negocio. Café Internet independiente especializado en juegos en línea y servicio de conexión a la Web. Está dirigido a gamers. Ofrece servicio de fotocopiado, venta de gadgets y mantenimiento de computadoras.  Abre de lunes a domingo de 9:00 a.m. a 9:00 p.m.
Público objetivo. Niños y jóvenes a partir de los 11 años de edad, hasta hombres y mujeres de 70 o más, que tengan interés por el Internet y gusto por los videojuegos.
Infraestructura. Local de 100 a 120 m2, con diversas vías de acceso (bicicleta, automóvil, transporte público). De preferencia, ubicado sobre avenida de alto flujo vehicular y peatonal o cerca de zonas comerciales.
Equipamiento. 20 computadoras. Cada una con 500GB de disco duro y 4GB de memoria Ram. Igual número de monitores (de 19 a 24 pulgadas y sistema widescreen). Estantería para colocar las máquinas. Cafetera, refrigerador comercial para bebidas frías y horno de microondas. Servicio de conexión a Internet de 200 megas. Se recomienda tener circuito cerrado de televisión.
Personal. Dos empleados, con turnos de 8 horas cada uno. El emprendedor hace las veces de encargado y cajero.
Inversión inicial. $510,000
Margen de utilidad. 31 a 40 por ciento.

Además de los tradicionales café Internet, existe una vertiente centrada en videojuegos online que, a partir de un mercado potencial en México de 16 millones de gamers (videojugadores), podría ser esa oportunidad de negocios que buscas para independizarte de una vez por todas. El giro es relativamente nuevo; surgió hace menos de una década impulsado por la comunidad gamer que buscaba un espacio para la diversión, la convivencia y el esparcimiento, dando como resultado un lugar con infraestructura de café Internet, aunque habilitado con todos los artilugios geek para completar la experiencia.

La idea original proviene de Corea del Sur, uno de los países donde los juegos en línea de roles ocupan la mente y el tiempo de millones de videojugadores que, a la par de la vida real, llevan una existencia virtual a la que pueden dedicar 10 o más horas al día. Esta estampa es similar en Hong Kong, Japón y Taiwán. Mientras que si bien en México el modelo tiene sólo algunos años, comienza a tomar fuerza gracias al surgimiento de nuevos juegos on line de gran aceptación mundial y a un colectivo gamer que busca un sentido de pertenencia que otorga este tipo de establecimientos.

México, mercado ideal

Abrir un café Internet con servicios dirigidos a la comunidad de videojugadores ofrece buenas perspectivas para los emprendedores. Al menos eso es lo que sugiere un estudio hecho en 2011 por Newzoo, agencia de investigación de mercados, en donde detectó una base de 16 millones de videojugadores en activo en México. Por otro lado, la firma de consultoría en Tecnologías de la Información (TI), The Competitive Intelligence Unit (The CIU), estima que la industria de los videojuegos alcanzó un valor de $15,290 millones al final de 2012, es decir, un 10% más con relación a 2011.

En lo referente a los hábitos de juego, el documento revela que los gamers destinan 60% de su tiempo a juegos en línea y en dispositivos móviles, dos de los segmentos que más podrían crecer en el futuro cercano siempre y cuando los mexicanos migren del concepto free-to-play hacia un esquema de juego por pago. Para que ello ocurra hacen falta algunos ingredientes: más acceso a Internet y mayor capacidad de banda ancha. Eso es lo que observa Ernesto Piedras, director de The CIU,  firma de consultoría en Tecnologías de la Información (TI).

El analista también comenta que si bien hay una vasta oferta de servicios basados en la red que permiten al usuario jugar en línea, comprar aplicaciones, accesorios y juegos, existe la limitante del pobre acceso a banda ancha, pues sólo hay 12.6 millones de conexiones con este servicio y a velocidades limitadas. Esto da como resultado que sólo el 11% de los jugadores del país echen mano de los juegos en línea.

No obstante, Andro Miralrío, vicepresidente de medios interactivos de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones (Canieti), considera que los juegos on line llegaron para quedarse y que poco a poco crecerá la base de gamers adeptos a este esquema. “Si bien las consolas no desaparecerán, la tendencia en videojuegos apunta hacia esquemas en línea, en los que el jugador puede jugar gratis o bien, escalar a otras categorías mediante un servicio de paga”, dice.

La buena noticia, según el miembro de Canieti, es que en México ya hay una industria del videojuego, la cual se encuentra basada en el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey y Mexicali. “Estimo que existen alrededor de 80 empresas de desarrollo que generan unos 1,300 empleos creativos. Entre las más importantes están: Larva Game Studios, Kaxan, Cgbot, Alucina Studios, Render Farm Studios y Game Love”, señala.

Secretos para iniciar

Para arrancar un café Internet especializado en videojuegos on line, primero hay que entender que el corazón del negocio se encuentra en la renta de computadoras por hora y, dependiendo del modelo de negocios, en la comercialización de tarjetas de prepago para ciertos juegos. También hay líneas adicionales, como servicio de fotocopiado y reparación de computadoras, venta de snacks y bebidas frías y calientes, así como la comercialización de accesorios (mouse, mouse pads, teclados, audífonos, gafas protectoras) y todo tipo de gadgets para gamers.

“Vendo de todo, pues al final, todo suma: copias, refrescos, botanas, dulces”, afirma Jin Tae Park, de nacionalidad coreana y propietario de Kokobon Cyber Games, un establecimiento ubicado en la colonia Roma, en el Distrito Federal. ¿Qué lo distingue de un café Internet convencional? Su ambientación, coinciden los empresarios del ramo. Por lo regular, este tipo de conceptos son lugares amplios (mínimo 120 metros cuadrados) y con buena ventilación, ubicados en zonas de alto flujo vehicular y peatonal, y (de preferencia) cerca de escuelas y otros comercios que sirvan de ancla.

El mobiliario debe ser muy cómodo y original. “A mí se me ocurrió instalar sillones reclinables como los que hay en los cines. Averigüé quién los fabricaba y mandé a hacer varios para el negocio. Hasta ahora han funcionado bien, porque los clientes pasan mucho tiempo jugando”, dice el emprendedor. Las computadoras, por su parte, deben ser de alto rendimiento; con monitor widescreen (de entre 19 y 24 pulgadas) y bocinas con buena fidelidad. Suelen instalarse en muebles tipo isla o bien, en estantes especiales con separadores entre los equipos.

Puedes iniciar con 20 equipos e ir escalando la infraestructura a medida que aumente la demanda. Cada uno (idealmente) con las siguientes características: 500GB de disco duro y 4GB de memoria Ram. Dichas máquinas cuyo precio unitario oscila entre $15,000 y $22,000–, deben tener precargados cierto número de juegos (entre 15 y 20 en promedio), de modo que el usuario pueda utilizarlos a su antojo durante su estancia en el negocio. No olvides contar con bocinas de uso personal con buena fidelidad.

Generalmente descargamos de manera gratuita los juegos de Internet, pero hay algunos que sí tenemos que comprar, aunque son los menos. En ese caso, la inversión por juego es de $500, explica Rubén Hernández, de Gank Café Internet Gaming Lounge. Los juegos pueden ser utilizados –sin costo alguno– por el usuario final. “Sin embargo, en muchos casos hay que utilizar tarjetas de prepago para ascender de nivel o adquirir accesorios especiales para determinados personajes”, añade.

“Algunas de estas tarjetas se pueden adquirir en tiendas de conveniencia, como Oxxo; no obstante, dependiendo del proveedor o desarrollador, también están disponibles en los cibercafés, que pueden convertirse en distribuidores exclusivos de la marca, asegura Jin Tae Park, representante en México de Softnyx, sello que cuenta con una cartera de al menos siete juegos on line. En este caso, la ganancia para el propietario del cibercafé oscila entre 10 y 15 por ciento.

Mejor que en casa

Un aspecto muy importante es la decoración. “Nosotros, por ejemplo, conseguimos apoyo de League of Legends, uno de los videojuegos on line más populares. Ellos nos proporcionaron pósters de pared y flyers con los personajes del juego, en respuesta al apoyo que les damos promoviendo su título con nuestros usuarios”, comenta Rubén Hernández.

Lo esencial, en todo caso, es recrear un ambiente lo más similar a un videojuego para seducir a los usuarios quienes, a pesar de tener Internet en casa, optan por un café Internet donde además puede convivir con sus iguales. Y es que para Jonathan Rodas, experto consultor en videojuegos, el éxito de estos negocios radica, precisamente, en esa necesidad natural del ser humano de agruparse y ser aceptado.

Quizá muchos tienen Internet en casa, pero prefieren salir a un cibercafé porque ahí establecen vínculos con otras personas. Es un fenómeno con tintes sociales, que te permite interactuar con personas con intereses similares a los tuyos, sin importar el momento o el lugar donde se encuentren, aclara el experto.

Finalmente, acondiciona una zona para la recepción equipada con una computadora con software controlador de tiempos de uso de Internet, la cual puede compartir espacio con el área de botanas y bebidas.

Modelo de ingresos

Hay varias vías para obtener ingresos, aunque la principal sigue siendo la renta de los equipos. “Nosotros diseñamos paquetes para nuestros clientes. El precio por hora es de $15, pero si compran varias, les hacemos un descuento. Por ejemplo, cobramos $65 por cinco horas y $120 por 10 horas. Así, el cliente se puede loggear (iniciar sesión), detener y retomar el juego en una misma sesión o en varias”, señala el propietario de Gank Café Internet Gaming Lounge.

Otra alternativa para aumentar los ingresos es la realización de torneos, según Rubén Hernández, quien recomienda comenzar con uno o dos al mes. “Nosotros cobramos $70 de inscripción por persona y para los ganadores tenemos premios, que muchas veces son proporcionados por la gente de mercadotecnia de los juegos. Además, son eventos que nos trae gran cantidad de gente y que representan una buena oportunidad para ‘jalar’ nuevos adeptos”, agrega.

A fin de crear una mejor experiencia para el usuario, asegura la calidad de la conexión a Internet, pues de ella depende que el juego pueda correr de manera adecuada. De ahí que es necesario contratar un proveedor que te ofrezca una conexión de al menos 200 megas de entrada y de salida.

Respecto a los recursos humanos, busca empleados con gusto por los videojuegos y con don de servicio para brindar un buen trato al cliente. “Puedes operar con dos empleados. Nosotros abrimos de 9:00 a.m. a 9:00 p.m., pero también recibimos clientes por las noches. Adicionalmente, tenemos dos asistentes: uno para el turno de la mañana y otro para el de la tarde. Mientras que en las noches suelo quedarme yo”, revela el emprendedor. “Incluso, a tus empleados los puedes captar de entre los usuarios cotidianos”.

Al igual que pasa en Asia, donde este concepto de cibercafé es muy popular, existe la opción de abrir 24 horas. Si optas por esta alternativa, adopta medidas de seguridad adicionales, como un circuito cerrado de televisión y, si lo crees conveniente, cosas como contraseñas o reservas en línea. “Es un negocio muy demandante. Hay veces que tienes que estar aquí prácticamente todo el día porque un empleado no vino. En mi caso, prefiero estar al pendiente de la operación, que los clientes sepan que van a venir y voy a estar aquí. Eso les genera confianza”, sentencia Rubén.

Eso sí, toma en cuenta que es fundamental usar sólo software legal. Recuerda que los derechos de propiedad intelectual están protegidos en México y violarlos puede suponer multas y cárcel. Un consejo adicional: dale mantenimiento periódico al equipo de tu negocio y mantente al tanto de las novedades del mundo gamer. Para ello, puedes visitar ferias especializadas como la Global Gaming Expo, de Las Vegas, o la Electronic Entertainment Expo, de Los Ángeles. O bien, suscríbete a publicaciones, lee blogs y súmate a todo lo que tenga que ver con el mundo de los videojuegos.

Guía de trámites

De acuerdo con la Guía de Trámites Empresariales para actividades económicas en el Distrito Federal (www.guiate.df.gob.mx) de la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO), para abrir un café Internet es necesario tramitar: certificado de uso de suelo específico, aviso de declaración de apertura, programa interno de protección civil, alta en el Padrón de Impuesto sobre Nóminas y licencia de anuncio.

Estos trámites, catalogados en la actividad denominada Consulta en línea y otros proveedores de información, se realizan en la ventanilla única de la Delegación Política donde se ubica el negocio en cuestión. En caso de tratarse de un establecimiento en el interior del país, hay que acudir a la Secretaría de Desarrollo Económico del municipio. El tiempo de respuesta y costo del trámite pueden variar dependiendo de la demarcación.
Para arrancar con el pie derecho, toma nota de lo siguiente.

Certificado de zonificación de uso de suelo específico. A este trámite también se le conoce como uso de suelo. En el Distrito Federal su costo es de $752. Tiene vigencia de dos años.
Aviso de declaración de apertura. Es un trámite sencillo y gratuito. Puedes realizarlo vía internet en www.apertura.df.gob.mx o en la Ventanilla Única Delegacional.
Programa interno de protección civil. Su objetivo es proteger a los empleados y los clientes de alguna eventualidad que pudiera poner en riesgo su integridad física, así como prever daños causados por accidentes, siniestros, desastres en infraestructura, bienes e información estratégica. El trámite es gratuito y tiene una vigencia permanente.
Padrón de Impuesto sobre Nómi­nas. Trámite mediante el cual, el particular que tiene contratados empleados, se inscribe en el Padrón de Contribuyentes sobre Nóminas, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en el Código Financiero respecto al pago del 2% del impuesto correspondiente. Es un trámite gratuito que se realiza en las Administraciones Tributarias de tu localidad.
Licencia de anuncio. Es un permiso especial para instalar letreros o anuncios en el local. El costo es variable. Va desde $1,328 por metro cuadrado, hasta $7,011 por metro cuadrado dependiendo del tipo de anuncio. El trámite se hace en las Ventanillas Únicas Delegacionales.

Comentarios