Oct
25
2014

7 errores al lanzar una startup de e-commerce

Si se usa correctamente, la tecnología puede ser una mina de oro para los emprendedores. Sigue estos consejos para tener un sitio online exitoso.

Por Stephen Tanenbaum
08-13-2014

Todos confiamos en la tecnología por su simplicidad y conveniencia, especialmente porque todo, desde los libros hasta los coches, está disponible in internet. Muchos emprendedores están entrando a este mundo ya que, al hacerlo correctamente, los sitios de e-commerce pueden tener una gran ventaja competitiva, dándole a las personas una oportunidad de estar a la par con las grandes empresas.

El e-commerce se está convirtiendo rápidamente en la forma preferida para comprar. El 70 por ciento de los compradores encuestados dijeron que preferían comprar con su tienda favorita online, de acuerdo a un estudio de UPS.

Pero crear un sitio online no es garantía del éxito. En los ocho años que llevo haciéndolo, me he encontrado en un punto en el que puedo evitar ciertos errores para tener un sitio online exitoso:

1. Poner las funciones antes que la estrategia. Es fácil que impresiones con tu sitio web, pero tener la página más padre o sexy no es una estrategia.

Deja los silbatos y campanas al equipo del producto y enfócate en lo importante: ¿qué necesidad satisfaces en el mercado? ¿dónde están las oportunidades? Establece metas de 12 semanas en las que pongas las más importantes al principio del trimestre para que puedas cumplirlas al final. Si pasa una semana y pierdes mucho tiempo actualizando pequeños detalles del diseño, estarás atrapado en un patrón cíclico. Asegúrate de enfocarte en iniciativas críticas que mueven la aguja.

2. Manejar ineficientemente listas de emails. Crece tu lista de correos rápido. Es una de las formas más efectivas para que la gente visite tu sitio después. Agrega una lista de emails como un indicador de rendimiento clave cuando estés midiendo el éxito (no sólo las ventas o el tráfico). Si no lo haces, vas a tener un gran sitio de internet, pero no podrás llegar a la gente (gratis).

3. Medir el éxito de forma inexacta. Compara año con año, no trimestre con trimestre, ya que el e-commerce es muy estacional. Comparar tu tráfico de junio con mayo no es una medida tan efectiva debido a que en el verano no hay tanta actividad.

4. No establecer una estrategia de promociones al principio. No abuses con las promociones. Es tentador tener ofertas cuando quieres obtener ganancias rápido, pero también es fácil exagerar o hacer algo que no tenga nada que ver con la marca.

Determina desde un principio si quieres ser una marca importante que nunca tenga descuentos, una marca que siempre tenga ofertas o que esté en medio de esas dos.

5. Escoger malos socios de publicidad. Cuando te asocies con alguien de publicidad, pídele todos los datos que puedas, alcance, tasa de apertura, frecuencia de los patrocinios del anunciante, entre otras cosas.

Nosotros nos anunciamos una vez en un sitio online para bodas porque era la marca más importante de la industria. Resultó que le mandaban a las personas mails patrocinados todo el tiempo y las novias estaban hartas. Obviamente nuestra publicidad no logró su cometido, fue sexy pero no efectivo.

6. Mantenterse firme cuando haya una negociación. Los contratos se vuelven relevantes cuando las cosas van bien. Es fácil firmar un contrato y asumir que no habrán problemas y un 49 o 50 por ciento de las veces no los habrá. Pero cuando los haya, puede ser un impacto significante. Lee, negocia y mantente firme cuando haya un contrato. Piensa en los años que siguen no en los meses.

7. No entender el equilibrio entre oferta y demanda. Más que el manejo de inventario, entiende la importancia de la relación entre oferta y demanda. En cierto punto, aunque tengas muchos productos, no venderás igual. Por otro lado, ten en cuenta la cantidad de productos que alguien puede absorber de tu sitio. Los locales físicos tienen un espacio limitado, los de los sitios online son ilimitados.

Comentarios