Ago
29
2014

Gaby Vargas: Explora nuevos mercados

Gaby Vargas conoce a las mujeres a la perfección y encontró en la asesoría de imagen la opción para emprender. Ahora apuesta por los hombres.

Por Ilse Maubert Roura
08-06-2009

El primer reto fue saber cómo atenderlos, conocer sus gustos y comunicarse con ellos. Entonces utilizó una fórmula infalible compuesta por tres elementos: escuchar al mercado, invertir en capacitación e identificar claramente las demandas de los nuevos consumidores.

"Primero necesitaba entenderlos para después hablar su mismo idioma", sostiene. Esta táctica la replicó en cada uno de sus proyectos, tanto empresariales, como editoriales. Y siempre le funcionó a la perfección.

Sigue tus instintos

Para que Gaby Vargas se convirtiera en la empresaria que es hoy, comenzó por probar suerte en dos negocios. Primero abrió Diseño Facial, un centro de salud y cuidado físico y mental para mujeres. En él, aprendió que los emprendedores más exitosos son los que saben escuchar a sus clientes y les dan lo que piden.

¿Cómo hacerlo? Poniéndote en sus zapatos. "Todas las mujeres queremos vernos y sentirnos bien. Para alcanzar la seguridad que necesitamos, es importante conocer qué tipo ropa y peinado nos favorece", explica Vargas. Entonces puso manos a la obra y creó una empresa donde sus clientas contaban con asesores en temas de belleza e imagen.

La también escritora está convencida de que el cliente sabe lo que quiere. Y para atender efectivamente sus demandas, es imprescindible que los empresarios inviertan tiempo en conocer a su público meta y cubran sus expectativas. "No se trata sólo de estar atento a lo que el mercado te pide, debes de actuar y traducir esa información en un producto o servicio que satisfaga sus exigencias", asegura.

El siguiente paso consistió en agudizar sus oídos e investigar las tendencias mundiales de la industria cosmética. Como resultado detectó una nueva oportunidad para emprender. Se trataba de los hombres, un nicho aparentemente inexistente, por lo que era el terreno ideal para arrancar un negocio con el pie derecho.

"Me di cuenta de que ellos tenían las mismas inquietudes que nosotras, querían saber cómo combinar colores, accesorios y qué estilos de barba y bigote les beneficiaban", señala. Siguió sus instintos, tomó el riesgo y adaptó su experiencia previa a este segmento. De ahí surgió Imagen Ejecutiva, una empresa de consultoría de imagen enfocada a hombres profesionistas, ejecutivos, vendedores, modelos y políticos.

Vende tu experiencia

Tras su segundo éxito en el campo de la belleza, Gaby encontró en el mundo editorial un estilo diferente para hacer negocios. A dos años de su primer libro y gracias a una estrategia basada en su figura de mujer empresaria, se consolidó como una de las escritoras más leídas del país. Lo que se traduce en importantes ganancias.

"Decidí acercar a todo el público mis experiencias y enseñanzas sobre la imagen, darles las herramientas necesarias para triunfar en el terreno laboral, personal y social". Ésta fue la razón por la que su primer libro Todo sobre la imagen del éxito, dedicado al segmento masculino, cautivó al sector y vendió más de 300,000 ejemplares.

Luego de publicar cuatro manuales más con temas de comunicación, superación y autoestima, Gaby se sentía en la cima. Lo tenía todo, dos grandes emprendimientos y el reconocimiento de su nombre en distintos círculos sociales. Pero ella quería algo más.

Con el objetivo de llegar a nuevos clientes, hizo lo que para ella es el mejor atributo de un emprendedor: innovar. Algunas empresas lanzan nuevos productos o mejoran sus procesos. Gaby, por su parte, buscó alianzas estratégicas que la ayudaran a alcanzar sus metas.

Fue así como la emprendedora unió fuerzas con Yordi Rosado para escribir Quiúbole con..., enfocado a niñas y jóvenes de 12 a 19 años de edad, y Quiúbole con... Manual de supervivencia para chavos. Ambos sobre cuestiones de noviazgo, sexualidad, drogas y, una vez más, la imagen.

Según explica, estas obras fueron un gran desafío porque se dirigían a un público totalmente diferente al que estaba habituada y que demandaba información muy específica. "Mi estrategia fue hablarle a las chavas y a los chavos en su mismo lenguaje, con un estilo moderno, sencillo y fresco pero sin dejar de enseñar y orientar sobre situaciones reales como el embarazo en adolescentes o la drogadicción", sostiene.

Con la incursión en este nicho, Gaby no sólo alcanzó a su público meta, sino que miles de consejeros escolares, psicólogos y padres de familia compraron un ejemplar como guía para conocer mejor a los jóvenes.

Después del lanzamiento de su último libro Soy mujer, soy invencible y ¡estoy exhausta! publicado en 2007, Gaby consolidará su carrera como comunicadora en televisión, revistas y periódicos. Además, prepara un nuevo libro sobre el bienestar integral en la salud, familia, trabajo, mente y espíritu.

"Siempre estoy en búsqueda de algo nuevo, de acercarme a diferentes consumidores que me ayuden a crecer como escritora y como empresaria", comenta.

Al cliente lo que pida

1. Conoce cómo se comportan tus consumidores, qué sienten, qué les preocupa, cómo piensan y cuáles son sus necesidades.

2. Nunca dejes de aprender. Capacítate e infórmate.

3. Detecta y atiende las carencias del mercado antes que tu competencia. Para ello, pregunta e investiga.

4. Ofrece un producto pensado y diseñado para cada público. Adáptate y reinvéntate siempre.

5. No le temas a los mercados poco explotados.

6. Mantente vivo en la mente de tus consumidores. Atráelos por todos los medios posibles.

 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad