Jul
25
2014

Inicia un negocio de joyería y bisutería

Si tienes habilidad para las manualidades y te gusta el diseño y armado de accesorios, emprende en un giro que no pasa de moda.

Por Nora Castaños Rocha
08-10-2009

Si quieres explotar tu creatividad y eres amante de los accesorios, vender joyería puede ser el negocio perfecto para ti. Se trata de un giro en el que, con productos artesanales y de diseño, nunca te faltarán clientes. Inicia tu negocio con $115,000 y obtén márgenes de utilidad, el primer año, de más del 20 por ciento.

Se trata de un giro en el que las mujeres serán tus clientes potenciales, aunque también los hombres, sobre todo los jóvenes de entre 17 y 30 años. Lo primero que requieres para iniciar tu negocio de joyería y bisutería es seleccionar la modalidad bajo la que operarás. Existen cuatro esquemas entre los que puedes elegir, todos con distintos rangos de inversión y utilidades.

La primera modalidad es convertirte en distribuidor de joyería y bisutería. Es ideal si buscas ingresos adicionales, ya que puedes iniciar con una inversión de entre $5,000 y $10,000, para vender piezas entre tus redes de contactos.

También puedes convertirte en mayorista o fabricante de bisutería, con una inversión de $50,000, aunque las ganancias de tu negocio pueden llegar al 65% del total de ventas si eres mayorista, y hasta del 300% si fabricas tus productos. Considera que este esquema te permite dar clases de armado de bisutería con un costo promedio de $300 por tres horas de clase.

La tercera opción es abrir una joyería de oro, plata, relojería y brillantería con una inver-sión mínima de $200,000 que se recupera después del primer año, dejando ganancias de más del 50% mensual.

También puedes combinar la venta al menudeo de joyería de oro, plata y bisutería con el comercio como medio mayorista. En esta modalidad destacan tres tipos de clientela: las compradoras tradicionales de joyas, las amas de casa que gustan de armar sus propios diseños y las que desean obtener ingresos adicionales (como las oficinistas).

Ignacio Hernández, propietario de la importadora de bisutería Mondo Murano, con sede en Reynosa, Tamaulipas, recomienda entrar al giro con un arma secreta: firmeza al cobrarle a tus clientes, pero a la vez, flexibilidad para vender a crédito. Otro consejo es invertir en la imagen de tu empresa. Piensa que necesitarás un nombre vendedor y un logotipo con el que identifiquen tu negocio, que además puedas utilizar en facturas, empaques y etiquetas.

Después de sondear el mercado y a la competencia, lo más importante es la selección del local. Karmen Nava eligió la Zona Azul del Estado de México por ser el segundo centro comercial de mayor venta después de Plaza Satélite. Y con la finalidad de ganar más clientes, su empresa abarca todas las modalidades del giro. Y algo más: cuenta con una licencia de distribución de personajes Disney para la línea de accesorios que ella fabrica.

La emprendedora considera que el éxito de su negocio se debe, además de encontrar ubicaciones en centros comerciales, a que su marca está presente en las zonas representativas del sector, como los Centros Joyeros, con rentas de $5,000 por un espacio de 2 x 3 metros divididos por vitrinas, además de casas de artesanías y los alrededores de lugares turísticos. Por ejemplo, el local del aeropuerto internacional de Toluca.

Si te decides por rentar un local fuera de un centro comercial, como lo sería una calle céntrica muy transitada, toma en cuenta que para este giro se requiere de un cajón de estacionamiento por cada 40 m2 que no invada la vía pública.

Otro factor importante es la distribución del local. Se recomienda un espacio de entre 40 y 50 m2 para el área de exhibición compuesta por un mostrador de vitrina (de 3 metros de largo), con luz interior para joyas y diseños terminados.

También debes adquirir paneles ranurados que abarcan toda la pared (en hojas estándar de 1.22 x 2.44 metros), que son los mejores exhibidores para colgar la materia prima, y un espacio (de 1.80 x 5 metros) para una trastienda. Procura equipar tu local con una alarma de seguridad y una caja fuerte para resguardar la joyería de mayor valor.

La superficie restante (un área de 12 a 15 m2) se adecuará con mesas de trabajo y sillas (plegables) para armar el producto final y dar las clases de bisutería.

Mondo Murano trabaja bajo estas características y obtiene un margen de ganancia del 50%, logrando ventas mensuales de entre $50,000 y $60,000. Si tu negocio funcionará de esta manera, destina entre $12,500 y $15,000 para reabastecer una cuarta parte del stock cada mes.

Un consejo más: para posicionar tu producto y encontrar proveedores de calidad, toma en cuenta que la Cámara de la Joyería realiza tres exposiciones al año: una en enero en el DF y dos más en los meses de abril y octubre en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Ahí encontrarás todas las piezas de joyería fina, platería, piedras preciosas y semipreciosas, acero, cadenas, hilos y otros insumos para el armado de bisutería -como engarces, pinzas, agujas y otras herramientas- que necesitarás para abastecerte.
Arma tu equipo de colaboradores

Al arranque, bastará con una empleada de mostrador que, además de atender a los clientes detallistas, se encargue de clasificar la mercancía desplegada en las paredes y mantener el inventario actualizado. Otra de sus funciones es ayudar en el armado de tus diseños y empaquetar los pedidos de las ventas al mayoreo.

Conforme tu negocio crezca (en número de pedidos y clases) será necesario contratar una empleada adicional por año que, por sus funciones y características, reciba un salario de $4,000 al mes.

Además, en caso de que trabajes con cuentas grandes -como Karmen Nava que logró introducir sus creaciones en tiendas departamentales-, necesitarás reclutar más empleados que maquilen los productos, a quienes podrás contratar por outsourcing trabajando desde su hogar. Considera contratar amas de casa, personas de la tercera edad o con capacidades diferentes.

Por qué emprender en este giro

1. La industria de la joyería ha sido una de las menos afectadas por la crisis mundial.

2. El verdadero valor de la joyería mexicana está en el trabajo artesanal y creativo de los comerciantes. Considera que en el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM) se encuentran registradas 4,236 empresas dedicadas a la producción y comercialización de joyería de oro, plata y piezas de fantasía.

3. La Cámara Nacional de Platería y Joyería apunta que el consumo de joyería fina en nuestro país es mayor a las 700 toneladas, de las que 80.3 corresponden a manufacturas de oro.

4. Actualmente, la joyería de exportación genera US$280 millones al año, encabezadas por la manufactura de plata. La competencia de México en el mercado nacional de joyas finas proviene de España, Japón, India, China, Italia y Estados Unidos.

5. Un gramo de oro se puede estirar en hilos de hasta 2,000 metros de longitud. Con 0.1 gramos de plata se obtiene un hilo de 180 metros.

6- La mayoría de los productores y fabricantes de joyas se ubican el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Hidalgo, Guerrero, Durango, Chihuahua, Veracruz, Oaxaca y Zacatecas.

7- Jalisco es el primer productor de joyería de oro y el segundo en plata. Su Cámara de Joyería agremia a 800 fabricantes y comercializadores de todo el país.

8. Según datos de la Cámara de Joyería de Jalisco, en la industria de la joyería, por años el 95% de los clientes totales han sido mujeres. Sin embargo, esta cifra bajó a 80%, ya que son cada vez más los hombres que invierten en estos artículos.

9. El comercio de bisutería es un mercado en el que se puede abrir un local bien surtido con un monto desde $50,000, donde los márgenes de ganancia están por arriba del 100%, lo que significa una atractiva oportunidad de negocio.

10. "Ingresar en el negocio de la joyería no es tan caro, como mucha gente cree", aclara Mabel Guzmán, ya que tanto en la joyería como en la bisutería, con invertir de $5,000 a $10,000 se puede adquirir una amplia gama de alhajas y modelos que se pueden vender entre los conocidos y obtener ingresos extra.

11. Una de las principales ventajas de este giro es que la mercancía no es perecedera y, en el caso del oro, conforme pasa el tiempo adquiere más valor. Tampoco presenta pérdidas, pues las mermas para armar determinada bisutería se pueden utilizar para otros accesorios. Así, tu inversión está garantizada, inclusive si decidieras dejar el negocio y traspasarlo.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad