Jul
23
2014

Abre un spa de manos y pies

Con una inversión inicial de $120,000 y creatividad, súmate a uno de los servicios más rentables en el segmento de cuidado personal.

Por Ana Paula Hernández Alday
11-09-2009

Poco a poco, las estéticas especializadas en la colocación y decoración de uñas de acrílico han invadido las ciudades y se multiplican a un ritmo acelerado. Expertos del sector calculan que en toda la República Mexicana existen por lo menos 10,000 salones exclusivos de uñas y más de 3,000 manicuristas independientes que no cuentan con un establecimiento fijo pero que ofrecen el servicio a domicilio.

Y es que unas manos bien cuidadas son la carta de presentación de la mujer moderna que trabaja y desea verse bien en todo momento. Esta necesidad ha dado paso a un negocio altamente redituable que puede alcanzar utilidades superiores al 100%, asegura Iván López, socio fundador de la cadena Uñas Bellas.

Pero, ¿por qué el negocio es tan rentable? Janette Suárez, dueña de Nail Show, asegura que la respuesta está en el bajo costo de producción y la excesiva demanda de servicios de calidad.

Sigue las tendencias

Los salones especializados en uñas son un concepto importado de Estados Unidos, que se posicionó en ese país a finales de los 80, gracias a la oleada de inmigrantes y refugiados vietnamitas que llegaron después de la guerra. De esta forma, al comienzo de la década de los 90 surgieron los primeros salones especializados en uñas postizas, conocidas como "tips" o puntas de acrílico que se pegan y decoran artísticamente.

En México, este nuevo concepto de estéticas se popularizó hace no más de 15 años en varias ciudades del norte del país y en el Distrito Federal, que trajeron el modelo de negocio de California, Florida y Texas. Hoy, al menos 15,000 mujeres en toda la República Mexicana recurren a este servicio una vez al mes, señala Luis Cruz, socio fundador de la cadena Uñas Finas.

Iván López, de Uñas Bellas, asegura que para destacar en un mercado competido, las premisas del negocio son: calidad, rapidez y durabilidad. "Un salón de uñas debe garantizar a sus clientas que utiliza materiales de alta calidad, que realiza el trabajo en el menor tiempo posible con un servicio eficaz y que el trabajo permanecerá durante varias semanas", afirma.

En un salón de este tipo la promesa de venta no se limita a la colocación o decoración de las uñas, sino que se traduce en un servicio con valor agregado que puede tener como eje distintivo la originalidad de sus diseños, la innovación de materiales, el trato personalizado e, incluso, ser un espacio de relajación.

El segmento al que atiende un salón de uñas es tan diverso como las combinaciones de materiales y colores que se ofrecen en este negocio. Considera que el abanico de clientes está compuesto en un 99% de mujeres que rondan entre los 25 y 60 años, son económicamente activas, están interesadas por la moda y cuidan su apariencia. El 1% restante corresponde a los hombres que requieren del servicio de manicure.

Pero como en todo negocio, en las estéticas de uñas los empresarios luchan constantemente con la falta de personal capacitado, el cual se forma con el trabajo de campo a lo largo de los años, en academias constituidas por las propias marcas proveedoras de productos y, en una mínima cantidad, a través de cursos en el extranjero.

El salón ideal

La estética de uñas promedio mide entre 20m2 y 25m2, en donde se pueden colocar de dos a cuatro estaciones o mesas de servicio, con capacidad para atender hasta 60 clientes por semana. En realidad, la inversión en mobiliario y materiales no es costosa y requiere de un mínimo de elementos para operar, por lo que bien podría planearse en un espacio más grande, como recomienda Luis Cruz, en una extensión de 40m2.

No olvides que la calidad de los materiales que utilices es tan importante como que tu personal esté capacitado. Compara con varios proveedores y elije las técnicas y productos que más te convengan, pues de ello dependerá la cantidad de dinero que destines a tu inversión.

Por ejemplo, si en tu aplicación de uñas utilizas como acabado gel en frío no es necesario comprar lámparas de luz ultravioleta para el secado. "Estas están de moda porque el acabado de las uñas es más brilloso, pero es más costoso para el cliente", señala López. Lo mismo pasa con los quita uñas eléctricos que las botan a base de movimientos vibratorios, lo que puede resultar dañino para la uña.

¿Y el lugar ideal? Luis recomienda un centro comercial, mientras que Iván dice que en una colonia en cualquier ciudad de la República Mexicana. Ambos empresarios coinciden en que lo más importante para atraer clientela es ubicarse en una zona con gran afluencia de mujeres, cercana a bancos, escuelas u oficinas.

Para competir profesionalmente en este negocio, distinguirte es esencial. Esto lo puedes lograr a través de la innovación en ma-teria de creatividad y servicio. ¿Qué puedes ofrecer? Servicios estéticos de spa. Una tendencia que extiende la oferta a tratamientos para manos, pies y cuerpo, principalmente. Uñas finas fue precursor de este concepto al incorporar en su catálogo el servicio de pedicure spa en un sillón especial que da masaje y relaja los pies, en una tina de hidromasaje.

El toque personal

Al igual que en otros giros, en el negocio de las uñas existen temporadas altas y bajas. La temporada fuerte incluye mayo y junio –por el día de las madres y las graduaciones–, así como noviembre y diciembre. Verano, asegura Iván López, es una temporada baja porque la gente sale de vacaciones y las mujeres reservan parte de su presupuesto para el regreso a clases.

El horario de atención varía dependiendo del ritmo de vida de la zona, aunque invariablemente, los mejores días son jueves, viernes y sábado. Los domingos se descansa (si no se está ubicado en un centro comercial).

Por otro lado, los gastos más fuertes son la renta y la nómina, esta última contempla a dos manicuristas que pueden ser contratadas con un pago semanal más comisión por ventas. O bien, por concesión, en donde tú les facilitas las instalaciones para trabajar, ellas ponen el material y se llevan el 50% del ticket de venta. Atención: gran parte de la inversión se destina al recurso humano, así que cuida e incentiva a tu personal, compartiendo un porcentaje de tus ganancias.

En una estética de uñas el ticket promedio es de $300 (en el centro del país) y de $500 en estados del norte y sur de la República, con servicios tope de entre $1,300 y $3,000, que dependen de los materiales y el diseño.

 El tiempo ideal para la aplicación y decoración de uñas es de 40 minutos, por lo que cada manicurista puede atender hasta a 10 clientas en un solo día. He ahí una clave de la operación: el tiempo, que te ayudará a maximizar tus recursos. Con lo que, además de rápidas, tus colaboradoras deben lograr empatía con las clientas.

En este negocio el principal competidor es el ahorro. Convence a tus clientas para que no que se realicen el manicure en casa y encuentren en tus servicios una satisfacción que vale la pena pagar. Para lo cual, debes cumplir con la promesa de lograr unas uñas impecables y bellas, con la mejor atención y actitud de servicio.

De los trámites no te preocupes. El único requisito para abrir es dar de alta el negocio como “salón de belleza en general”, para poder extender tu gama de servicios en cualquier momento.

Proyección financiera

Se estima una frecuencia de cuatro clientes diarios de lunes a miércoles y siete clientes de jueves a sábado, durante el primer año. El local es de unos 25m2, pero su ubicación es clave para garantizar que, al inicio, se atienda a un total de hasta 35 clientes a la semana.

Sin incrementar personal y tan sólo programando citas cada 40 minutos es posible crecer en clientela un 28% al segundo año y un 33% al tercero, atendiendo a 45 y 60 clientes por semana, respectivamente.

El ticket promedio de compra es de $300. Esta cantidad no se eleva con los años (a reserva de un incremento de precios), pero sí la frecuencia de las clientas que pueden no ser nuevas, sino recurrentes.

La nómina contempla dos empleadas que cobran un sueldo de $700 por semana y que trabajan tiempo completo o por citas. A ellas se les ofrece una comisión del 5% sobre sus ventas.

Para el segundo y tercer año, se calcula un incremento del 5% en el costo de los servicios, un 10% en la renta y un 8% de nómina.

¿Listo para abrir?
Al momento de capacitarte no te asustes con tantas técnicas de uñas. Los nombres varían y se ofrecen como: grabado, tercera dimensión (con aplicaciones externas en relieve) o encapsulado. Elige un curso que te introduzca a las cuatro técnicas básicas de aplicación:

1. Escultural. Con ayuda de un molde de papel se da forma a la uña. Es caro por la cantidad de producto que se utiliza y ya no es funcional.

2. Natural. Aplicación de tips o puntas de acrílico en color hueso.

3. Francés. Tips o puntas blancas.

4. Cristal. Tips transparentes que resaltan los colores. 

 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad