Oct
02
2014

4 formas de cuidar tu salud mientras trabajas

Procura ejercitarte y mantenerte saludable con estos prácticos consejos para aplicar en la oficina.

Por SoyEntrepreneur
04-20-2009

La revista electrónica Freelance Switch, especializada en soluciones para profesionales independientes, presenta cuatro sencillas recomendaciones para trabajar sin descuidar tu salud.

 

1. Compra una buena silla ergonómica o una pelota de pilates

Una buena silla puede ser algo cara, pero si vas a estar mucho tiempo en el trabajo el precio de la silla lo vale. Las sillas baratas casi siempre causan dolor de espalda, que se presenta a cualquier edad.

Si una silla apropiada está fuera de tu alcance, entonces compra una "pelota de pilates". Las venden en casi cualquier tienda de deportes y ahí mismo te ayudan a elegir una a tu medida. Las encuentras desde US$10. Estas pelotas, además de ser cómodas para sentarse, ayudan a fortalecer tus músculos y reducen el dolor de espalda.

2. Ejercita tus ojos

La mayoría de los trabajadores pasa mucho tiempo delante del monitor de la computadora. Lógicamente, los ojos no soportan tanto brillo tantas horas al día, lo que causa dolores de cabeza y vista borrosa. Para evitar esto haz lo siguiente:

Toma un descanso de 10 minutos cada dos o tres horas y observa otras cosas (que no sea tu computador). Idealmente, mira cosas que están lejos y cerca. Intenta ubicar tu escritorio junto a una ventana, de tal forma que puedas mirar hacia fuera con regularidad.

Otros consejos:

- Mantén tus ojos a una distancia de al menos 45 centímetros de retirado del monitor.

- No trabajes en la oscuridad o con luz muy baja.

- Parpadea más seguido, cada vez que te acuerdes.

- Voltea la vista a otro lugar cada vez que te acuerdes.

3. Ejercita el resto de tu cuerpo

Debes poner especial atención en el cuello y la espalda, que es lo que más afecta a quienes están casi siempre sentados. En este caso, lo que debes hacer es pararte y caminar más.

4. Pasa más tiempo con humanos

Debes tener a alguien con quien hablar todos los días. Skype o el e-mail no cuentan. Como muchos profesionales independientes trabajan solos, lo recomendable es llamar a algún cliente en lugar de enviar un e-mail. Esto no solamente ayuda a que tengas un mínimo contacto humano con el cliente, sino que fortalece la relación.

Fuente: Voypormas.com

 

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad