Dic
19
2014

Inicia tu florería

Con una inversión desde $200,000 descubrirás que el diseño y creación de arreglos florales es una oportunidad de negocio.

Por Nora Castaños Rocha
06-09-2008

¿Crees que regalar flores es algo pasado de moda? Todo lo contrario. Este obsequio es ya un clásico para celebrar fechas especiales como el 14 de febrero, el Día de las Madres, cumpleaños y aniversarios. Y no sólo eso, también es una rentable oportunidad de negocio. Datos del Consejo Mexicano de la Flor (Conmexflor) sostienen que el consumo per cápita de flores a nivel nacional es de US$10, lo que coloca al país en la posición 17 dentro del listado mundial que realiza la Unión Europea.

Si decides emprender en este negocio, toma en cuenta que el elemento que marca la diferencia entre un establecimiento común y una florería exitosa es la creatividad. Es decir, transformar diferentes variedades de flores en un producto ornamental, acompañado de un diseño original y, sobre todo, al gusto de cada cliente.

Prepárate para emprender

Edgar Reza, propietario de la Florería AniFlor ubicada en Toluca, Estado de México, y con 17 años de experiencia en el ramo, explica que para consolidar su empresa primero tuvo que aprender la técnica para hacer los arreglos florales. Esto incluyó el dominio de colores, contrastes y texturas. ¿Necesitas capacitarte? Revisa el recuadro de este artículo para encontrar instituciones donde se dictan talleres y cursos.

Una de las grandes ventajas de este negocio es que los ornamentos se pueden ajustar al bolsillo del comprador. Tu tarea es distinguir entre los dos tipos de cliente: el que ya tiene en mente lo que busca y a quien le importa más su motivación de compra que el precio. Otro punto importante es demostrar a tus consumidores que conoces a la perfección tu producto como para sugerirles distintas opciones que vayan de acuerdo a su gusto y presupuesto.

"En realidad no vendemos flores, sino emociones", asegura Rosario Nava, propietaria de Flores Cleo, tienda fundada en 1977 y una de las de mayor prestigio en la ciudad de Toluca. "El cliente llega con la necesidad de expresar un sentimiento: conquista, amor, perdón, felicitación o condolencia, y sólo te plantea su idea. Entonces, tu trabajo consiste en ponerte en su lugar y ofrecerle exactamente lo que pide".

Domina el negocio

Los catálogos especializados clasifican las flores en ciclos de tres meses y señalan en qué periodo del año se produce cada tipo. Dentro de la amplia gama destacan las de temporada, cuyo período de producción comprende de tres a cuatro meses. Por otra parte, la rosa, el lilly, el clavel y la gerbera son algunos ejemplares que están disponibles en cualquier época.

Edgar Reza explica que una florería grande trabaja con alrededor de 80 variedades de flores y, dentro de éstas, existen subgrupos que se dividen por tonalidades, las cuales varían según las condiciones del clima. Por ejemplo, si una flor se cultiva en un ambiente frío y su venta es en un lugar que tiene una temperatura similar, entonces el tono no pre-sentará mucho cambio. Si se cultivó en un clima caliente y se lleva a vender a uno más frío, rápidamente sus pétalos comienzan a adquirir un color amarillo y a perder sus hojas. Mientras que de un ambiente frío a uno caluroso, el color tiende a obscurecerse y las orillas de los pétalos a arrugarse.

Además de estos factores climáticos, considera también si los productores cuentan con invernadero o dependen de la temporada de lluvias. Esto, para asegurar que nunca te faltará la materia prima fundamental: las flores.

En la floricultura, al igual que en el resto del sector primario, la ley de la oferta y la demanda rige los precios de los tallos o flores de corte. Los productores conservan las flo-res en cámaras de refrigeración el mayor tiempo posible para venderlas hasta que alcanzan un mejor precio. Pero ojo, a veces sacan el producto congelado y ofrecen estas "flores paletas" -maltratadas a causa de su exposición a temperaturas poco favorables para su desarrollo- a los dueños de las florerías. Un tallo nuevo de flor normalmente dura de dos a tres semanas, mientras que si es un producto congelado el periodo se acorta a cuatro o 10 días.

Calcula tu utilidad

Los márgenes de ganancia en este negocio dependen de la época del año. Rosario Nava afirma que aunque diciembre es un mes donde hay mucho trabajo y demanda, la utilidad oscila entre un 20% y un 25%. Esto debido a que existe poca producción, sobre todo por las bajas temperaturas del ambiente y a que el precio de las flores aumenta. En cambio, de febrero a mayo el margen de ganancia alcanza hasta un 30% ó 35% y los precios se mantienen en un nivel estable. Y no olvides las fechas que registran las mejores ventas del año: 14 de febrero, el 10 de mayo, 1 y 2 de noviembre, 12 y 25 de diciembre.

El costo promedio de un paquete de 60 flores de alguna variedad básica, como el lily, oscila en $180. Pero calcular el precio promedio de venta de un arreglo dependerá del tamaño, estilo y cantidad de material que lleva. Un arreglo clásico de tamaño estándar cuesta entre $280 y $480. En esta variación también influye el prestigio de la florería y el lugar donde se ubica. En el caso de Flores Cleo, en un "día flojo" la venta registra por lo menos 15 arreglos, mientras que el volumen mensual es de 1,500 arreglos, en promedio, sin contar los eventos.

Un grave error es sobresaturarte de producto temiendo desabasto, en especial en temporada alta. "La demanda será la que determine la cantidad y el tipo de flor que deberás comprar para tu negocio", recomienda Edgar Reza. "Tenemos la capacidad para vender desde una rosa hasta un invernadero completo. La clave está en las alianzas que hagas con tus proveedores. De esta manera surtirás cualquier pedido sin problemas", agrega Rosario.

Contacta a tus proveedores

El aspecto más importante para tener éxito en este negocio es contar con el suministro de todos los productos implicados para diseñar un arreglo floral. Para Carlos Bernal Guadarrama -distribuidor de Oasis, empresa que suministra productos florales, accesorios, herramientas y utensilios-, después de la flor, lo siguiente que necesita un emprendedor interesado en abrir una florería es invertir alrededor de $30,000 en accesorios como:

* Bases de madera, barro, cerámica, vidrio, mimbre o plástico.

* Porta-ramos.

* Espuma floral que sostiene el arreglo e hidrata a las flores.

* Tubitos con o sin punta que van insertados en cada uno de los tallos y están rellenos de agua.

* Alambres empapelados, rizados, rústicos, metálicos o de aluminio.

* Bolsas de plástico, papel celofán y cintas adhesivas.

* Conservadores (envases de 50 gramos) se disuelven en agua.

* Hidrogel que son perlas que absorben cientos de veces su peso en líquido.

* Papel coreano, listones y otras mallas decorativas de diferentes colores.

* Aerosol abrillantador de colores (en botellas de 400 mililitros).

* Tijeras, cuchillas, navajas y pinzas.

* Mandiles y guantes de plástico y cuero.

* Pistolas de silicón.

* Porta-tarjetas.

Existe un amplio número de proveedores del ramo ornamental con quienes se pueden conseguir estos insumos. Para adquirir los materiales decorativos, una buena alternativa es surtirte en los mercados de flores y sus alrededores.

¿Quiénes son tus clientes?

El negocio de las florerías tiene una gran ventaja: encuentras clientes en todas partes, de todas las edades y puedes extenderte hacia la venta corporativa (empresas, salones de fiestas y eventos sociales). Por esta razón, es posible empezar vendiendo sólo una flor y llegar a comercializar grandes arreglos para hoteles, restaurantes y centros de convenciones.

A partir de su incursión en los eventos, Florería Cleo, por ejemplo, multiplicó seis veces su facturación en los últimos años. Esto le permitió renovar su página web, por medio de la cual llegó al mercado extranjero para surtir pedidos, principalmente, a Estados Unidos. "Hacemos ramos de novia que tienen un precio de entre $1,200 y $2,500, al igual que decoraciones para iglesias y salones de fiestas que se cotizan, en promedio, en $20,000", cuenta Rosario Nava.

Comentarios