Oct
23
2014

Claves para entender el mercado de deuda

No te dejes intimidar por palabras como Cetes, Bondes o Udibonos. Aquí te explicamos qué son y qué debes tener en cuenta a la hora de decidirte a invertir.

Por Laura Su
12-02-2007

Si quieres invertir tu dinero, el mercado de deuda puede ser tu mejor alternativa. Pero, ¿qué es el mercado de deuda? Básicamente, se trata de títulos (activos que compras) como bonos u obligaciones negociables que se caracterizan por tener menos volatilidad que las acciones, por lo que son ideales para las personas que ingresan al mundo de las inversiones. Otra ventaja es que proporcionan un flujo predeterminado y constante de dinero, y por eso son excelentes opciones para quienes necesitan retirar cantidades fijas con cierta regularidad.

El mercado de deuda, también conocido como mercado de renta fija, funciona de la siguiente manera. Cuando un gobierno (federal o estatal), una empresa o una institución financiera necesita dinero, emite títulos de deuda, que venden en el mercado para obtener el financiamiento que necesitan. El emisor se compromete a devolver a los compradores de sus títulos el capital inicial que invirtieron, más una tasa de interés, que será tu ganancia.

Los títulos de deuda pueden ser de corto, mediano y largo plazo. Los de corto plazo son los papeles con un vencimiento inferior a un año. Se considera como mediano plazo hasta tres años, y largo plazo, de tres en adelante. "Una de las principales ventajas de invertir en el mercado de deuda es su liquidez; es decir, la gran facilidad con la que se pueden vender estos instrumentos, especialmente los gubernamentales, en el mercado", dice Alejandro Campos Montejano, Analista Financiero de Skandia.

También se caracteriza por ser un mercado menos volátil, sobre todo en papeles de corto plazo. "Sin embargo, no se puede decir que invertir en el mercado de deuda esté libre de riesgos", agrega Campos Montejano. Uno de ellos puede ser la falta de pago por parte del emisor, además de cambios abruptos en la economía o en las tasas de interés.

Para invertir en títulos de deuda, los bancos y casas de bolsa piden una inversión mínima promedio de $500,000. Por eso, para un pequeño inversor la puerta de entrada a este mercado son los fondos de inversión en instrumentos de deuda. Una operadora como Skandia, por ejemplo, cuenta con más de 30 fondos de deuda. También las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (Siefores), que son operadas por las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) y que te permiten hacer aportaciones voluntarias para aumentar tu ahorro.

Etapas del mercado

En el mercado de deuda hay dos etapas, el mercado primario y el mercado secundario.

En el mercado primario o de emisión se realiza la colocación o subasta de los títulos de deuda y el emisor recibe el dinero. Con el capital en sus manos, este puede destinarlo a planes de expansión, a cumplir con compromisos financieros inmediatos o a estirar el vencimiento de sus obligaciones (algo que un especialista llamaría "mejorar el perfil de su deuda"). En esta etapa sólo participan el Banco de México (Banxico) y los intermediarios financieros, como bancos, casas de bolsa, compañías de seguros, de fianzas y fondos.

Ya en el mercado secundario o de dinero, los títulos en manos de los intermediarios financieros y de los inversionistas pueden revenderse hasta su fecha de vencimiento (cuando el emisor tiene que pagar el capital inicial más los intereses). Hay que tener en cuenta que la tasa obtenida por el nuevo comprador de un título no va a ser la misma que la del mercado primario. Además, sólo se considera el número de días que restan para el vencimiento del título.

¿Qué afecta el comportamiento de las tasas? El nivel actual y el pronóstico sobre algunos indicadores clave, como el tipo de cambio, inflación, liquidez de la economía y tasas de interés en Estados Unidos. La apreciación del dólar, por ejemplo, tiende a bajar las tasas de interés. Por el contrario, si la inflación sube y hay expectativas de alza en los próximos meses, las tasas de interés suben. Si el Banco de México aplica una política monetaria restrictiva, las tasas subirán; pero si esa política es expansiva, las tasas bajarán. Por último, si la tendencia de las tasas estadounidenses está al alza, las tasas mexicanas responderán de manera directa, pues deberán mantenerse atractivas para retener la inversión e incrementarla.

Clasificación de los títulos

Los títulos de deuda se pueden clasificar en tres categorías básicas: gubernamentales, bancarios y corporativos.

Los títulos gubernamentales son aquellos emitidos por un gobierno federal o estatal. En el caso de México, seguro has oído hablar de Cetes, Bondes, Bonos IPAB y Udibonos.

Certificados de la Tesorería de la Federación o Cetes. Son títulos de crédito que emite el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y que coloca Banxico entre los inversionistas por medio de subastas semanales, que se realizan cada martes. Los Cetes cotizan a descuento: se adquieren a un precio menor a su valor nominal, de $10.00, según la tasa de interés que aplique, y el rendimiento es la diferencia entre el precio del Cete al momento de la compra y al momento de la venta. Existen Cetes con plazos a 28, 91, 182, 364 y 728 días.

Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal o Bondes. Son títulos de crédito a largo plazo, también subastados por Banxico cada semana, que financian proyectos a largo plazo del Gobierno Federal. Existen Bondes a 364, 532 y 728 días. La inversión en Bondes es muy atractiva, ya que otorga pagos de intereses periódicos revisables cada 28 o 91 días.

Bono IPAB. Es un papel emitido por el fideicomiso del Instituto para el Ahorro Bancario y está avalado por el Gobierno Federal. Es emitido a un plazo de 1,050 días y paga intereses periódicos cada 28 días.

Udibonos. Son instrumentos de deuda de largo plazo ?atados? al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para proteger al inversionista de las alzas inflacionarias, y está avalado por el Gobierno Federal. Su plazo es de tres y cinco años con pagos semestrales, y operan a descuento, con una sobretasa por encima de la inflación del período correspondiente.

Los títulos de deuda bancarios son emitidos por instituciones financieras.

Bonos de Regulación Monetaria o Brems. Son emitidos por Banxico para regular la liquidez en el mercado de dinero. Se subastan los jueves.

Bonos de Protección al Ahorro o BPAs. Son títulos de deuda emitidos por el IPAB, para canjear o refinanciar obligaciones financieras.

Los títulos corporativos, emitidos por empresas o instituciones financieras, implican un mayor riesgo que los papeles gubernamentales, pero por ello ofrecen rendimientos más interesantes.

Aceptaciones bancarias o ABs. Son letras de cambio que emiten las empresas para financiarse a corto plazo. Estos papeles son avalados por alguna institución de crédito, quien se encarga de colocarlos en el mercado bursátil.

Papel comercial. Es un pagaré suscrito por una compañía, que representa una deuda de corto plazo. No tiene garantía; es decir, es la empresa la que se compromete a devolver el dinero con base en su liquidez y solvencia, por lo que ofrece rendimientos más altos. El plazo de vencimiento del título es pactado entre la casa de bolsa que coloca el papel y el emisor que lo suscribe.

Obligaciones. Son emitidas por empresas que cotizan en el mercado de valores. Su valor nominal es variable y se concentra en periodos mayores de tres años. Su amortización es a vencimiento o en parcialidades anticipadas.

A la hora de elegir un fondo de deuda donde invertir tu dinero, ten en cuenta que la calidad de un título está directamente relacionada con la capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos. ¿Cómo conocerla? A través de las llamadas calificadoras de riesgo, que evalúan la solvencia de un emisor al momento de emitir un papel y monitorean el título durante su tiempo de vida.

En México operan tres calificadoras internacionales: Standard & Poor's, Moody´s y Fitch México. Cada una emite sus calificaciones con diferentes códigos de letras, números y niveles

BREVES CONCEPTOS CLAVE

AMORTIZACIÓN. Recuperación del capital invertido.

CUPÓN. Interés periódico que se paga a quienes invierten en bonos.

DURACIÓN. Tiempo de vida de un bono.

MADURACIÓN. Período en que el emisor se compromete a pagar su deuda.

VALOR NOMINAL. El valor del capital adeudado cuando se emite un bono.

VALOR RESIDUAL. Parte del título que aún no se amortizó (recuperó).

Comentarios