Oct
23
2014

Cómo conquistar a tus empleados

Conoce los cuatro puntos clave que te ayudarán a mantener a los mejores miembros de tu equipo siempre a tu lado.

Por Paul Sarvadi
03-29-2010

Una estrategia de administración y manejo de personal completa no es tal si ésta no incluye una táctica efectiva para retener a los empleados. Sobre todo, si tomas en cuenta el esfuerzo que implica reclutar personal valioso para tu compañía. Quizá suena lógico, pero varios (si no es que la mayoría) de los negocios pasan por alto este elemento clave de su programa de Recursos Humanos.

Una encuesta reciente de Watson Wyatt –firma internacional especializada en capital humano y administración financiera–, señala que más del 50% de las compañías que respondieron dijo no tener una estrategia formal para retener a los empleados luego de haber tenido éxito para reclutarlos. ¿Por qué ocurre esto? Tal vez la respuesta está en un malentendido acerca de los factores que en realidad dominan la “retención” de talento.

Muchos dueños de negocios y administradores piensan que la retención se basa en cosas que tienen que ver con compensación, por ejemplo, sueldo, prestaciones e incentivos, cuando en realidad las motivaciones van mucho más allá. Esto incluye hasta las acciones y actitudes que hacen que los empleados se sientan exitosos, seguros y apreciados.

Por lo tanto, una estrategia de retención efectiva debe dirigirse tácticamente y concentrarse en lograr cuatro elementos principales: desempeño, comunicación, lealtad y ventaja competitiva. A continuación, un análisis de cada uno.

1. Desempeño. El beneficio de contar con objetivos medibles para los empleados es bastante obvio para la mayoría de los dueños de negocios y los administradores. Pero esta percepción generalmente se queda corta en lo referente a evaluaciones del desempeño para retener a los colaboradores.

Estudio tras estudio se confirma que la gente tiene un profundo deseo de sentir que tiene éxito y que sus talentos y capacidades se están aprovechando de manera realmente significativa para la empresa. Cuando las personas sienten que sus acciones contribuyen a que se cumpla ese deseo, empiezan a desarrollar un sentido de pertenencia y el sentimiento de que tu compañía es su compañía.

Los seres humanos a menudo se sienten más felices cuando están en vías de alcanzar una meta. Objetivos claros y dignos que indican el desempeño personal, del equipo y de la empresa constituyen la retroalimentación que los empleados necesitan para confirmar que están haciendo contribuciones valiosas y logrando metas deseables.

2. Comunicación. El segundo elemento esencial en la estrategia de retención es la comunicación, específicamente, el proceso comunicativo que está estructurado para informar, enfatizar y reafirmar a los empleados que las contribuciones que hacen en el lugar donde labora tienen impacto. La pregunta es: ¿cómo sabes cómo se siente tu colaborador con respecto a su desempeño, la compañía y su ambiente de trabajo?

Implementada de forma adecuada, la comunicación con tu equipo de colaboradores te proporcionará los elementos que necesitas para saber cómo se sienten al trabajar para tu negocio. Para ello, responde lo siguiente.

• ¿Te comunicas con regularidad con tus empleados?
• ¿Tienes juntas periódicas con ellos?
• ¿Es una comunicación de ida y vuelta y dispones de un canal no intimidatorio para que te hagan llegar sus comentarios y sugerencias?
• ¿Les aplicas encuestas para recabar opiniones sobre los asuntos y actividades de la compañía?
• ¿Tus administradores y supervisores saben escuchar?

3. Lealtad. El tercer elemento es la lealtad verdadera, la cual no es un requerimiento impuesto, sino una respuesta natural a la confianza, el respeto y el compromiso que tu compañía brinda a los individuos. Cuando muestras lealtad a tus empleados, ellos te responderán con compromiso y fidelidad a tu empresa.

Recuerda que la gente no llega a trabajar contigo siendo leal; esto se desarrolla gradualmente, al paso del tiempo, conforme reciben tu confianza, respeto y aprecio. Para construir las bases, comienza por reflexionar sobre cómo les vas a hacer patente tu compromiso.

4. Ventaja competitiva. Aunque esto puede sonar extraño al principio, piénsalo un poco: la gente quiere trabajar para un ganador. ¿Qué distingue a tu compañía de tus competidores? ¿En qué forma tú y tus empleados representan una diferencia para tus clientes, tu industria y tu comunidad?

Tómate el tiempo para identificar e informar a tus clientes y empleados acerca de tu ventaja competitiva única; si tu producto es similar a otros del mercado, tu servicio podría ser lo que te distinga y, en última instancia, debería serlo. Las personas quieren estar con un triunfador… y eso incluye a los empleados.

Juntos, estos cuatro elementos pueden proporcionarte una estrategia de retención capaz de dar resultados fantásticos. Quizá incluso ya apliques algunos de ellos en tu empresa, como la evaluación del desempeño y los canales de comunicación. Pero para tener éxito, asegúrate de integrarlos todos y establecer el compromiso de largo plazo de servir a tus clientes y empleados.

* El autor es director y fundador de Administaff, empresa de servicios de Administración de personal.



www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios