Abr
23
2014

¿Cómo es el franquiciatario ideal?

Entérate cuáles son las características con las que debes cumplir si deseas integrarte al mundo de las franquicias.

Por SoyEntrepreneur
08-15-2011

Está claro que el sistema de franquicia ofrece grandes ventajas al abrir un negocio propio, pero también tiene una serie de requisitos y obligaciones que no todo emprendedor está dispuesto a asumir.

No sólo se trata de requisitos económicos, sino que también de una serie de cualidades que el franquiciatario ideal debe poseer, además de una serie de actitudes concretas, que en gran medida marcarán el fracaso o el éxito de la empresa.

Existen cualidades que son comunes para los franquiciantes que eligen a quién vender su marca; sin embargo, debes tener en cuenta que además cada franquicia establece ciertos requisitos adicionales.

Por el momento, te detallamos las cualidades comunes, para que empieces a tomarlas en cuenta si deseas convertirte en franquiciatario.

Fidelidad
Las personas que trabajan en una franquicia, deben saber que este sistema -a fin de garantizar la absoluta fidelidad del negocio reproducido por el franquiciatario-, limita la toma de decisiones sobre el negocio.

Es por esto que si estás pensando en invertir en una franquicia, debes pensar en si tu personalidad es adecuada para admitir tal limitación de la propia autonomía.

Esto no quiere decir que el franquiciatario perfecto sea una persona carente de iniciativa y personalidad, pues estas características son muy apreciadas en todo emprendedor, sea cual sea el negocio que quiera establecer.

Carácter emprendedor
Aquí debe diferenciarse entre el franquiciatario que busca abrir un negocio como fórmula de autoempleo, del que busca esta actividad como una forma de inversión.

En el primer caso, será ideal una persona que sepa afrontar y resolver los problemas, con capacidad para dirigir a los empleados y tomar decisiones.

En el segundo, cuando se trata de inversores, será ideal una persona con capacidad de gestión para coordinar y dirigir a sus trabajadores, sin necesidad de llevar directamente el día a día de su negocio.

Capacidad económica
El franquiciatario debe contar con una capacidad económica suficiente para desarrollar el negocio concreto. No sólo se debe contemplar el capital necesario para poner en marcha el negocio, sino que además el suficiente para llevarlo hasta el punto de equilibrio, en el que empiece a dar beneficios, ya que lo contrario puede llevar al fracaso y cierre de la actividad.

Perseverancia
Trabajar una franquicia requiere de tiempo, energía e iniciativa, sobre todo cuando se inicia la actividad. Es posible que para obtener los primeros beneficios se necesite, en ocasiones, mucho más tiempo de lo esperado, por lo que la perseverancia y la motivación son aspectos que el franquiciatario nunca debe perder.

Capacidad de gestión
Saber gestionar de acuerdo a la actividad que vas a emprender es fundamental: Será de gran ayuda contar con el conocimiento y dominio de las herramientas de administración necesarias para el desarrollo del negocio en cuestión.

Dotes de comunicación
Todo negocio requiere de contacto con los clientes, proveedores y empleados, por lo que tener talento y habilidades para las relaciones personales y las negociaciones son un gran aliado para el éxito.

Ética
El franquiciatario ideal siempre debe tener presente que él es uno más de una amplia red de asociados. Por ello, cualquier acción o comportamiento negativo en la gestión de su negocio puede afectar directamente al resto de franquiciatarios y a la propia cadena.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones