Oct
19
2014
Finanzas  |  Legal  |  Consultoría

Cómo hacer tu declaración anual de impuestos

Si eres persona física, tienes hasta el 30 de abril para cumplir con el fisco. Encuentra aquí todo lo que necesitas saber para evitar errores sanciones.

Por Ilse Maubert Roura
02-15-2010

Aunque para algunos tener que presentar su declaración anual de impuestos suene a mala noticia, con el inicio del año se acerca el momento de cumplir con esta obligación. Pero no te preocupes. Hacer este trámite no tiene por qué provocarte dolores de cabeza o hacerte perder horas de trabajo haciendo largas filas. De hecho, es más sencillo y rápido de lo que imaginas. Y con esta guía, seguro saldrás de errores y problemas. Ten en cuenta que ya puedes realizar este trámite desde febrero y que la fecha límite es el 30 de abril.

Ante todo, es importante que entiendas que una declaración anual de impuestos es un reporte de todos los ingresos, gastos, retenciones y deducciones de una persona física durante un año fiscal (de enero a diciembre). Eso no siempre significa tener que pagar más impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), sino que a veces el contribuyente también puede tener un saldo a favor.

“Es una especie de corte para verificar cómo se comportó una persona en el ejercicio fiscal del año anterior, cuánto fue lo que percibió y saber si le debe o no al fisco”, comenta José Manuel Cuevas, miembro de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos. Pero, ¿quién está obligado a presentar esta declaración? Según la ley, “todos los individuos con capacidad para contraer obligaciones y ejercer derechos”. O en otras palabras, todas las personas físicas que cuenten con algún ingreso.

Existen cuatro tipos de contribuyentes en esta categoría: los microempresarios; los arrendatarios de bienes inmuebles; aquellos que prestan servicios profesionales de manera independiente, es decir, por honorarios (abogados, médicos, dentistas, etc.) y los asalariados.

Quienes reciben un sueldo tienen algunas ventajas a la hora de hacer este trámite, ya que por ley su patrón está obligado a realizar el cálculo anual de sus deducciones y a presentarlas en una llamada “declaración informativa múltiple” ante el SAT, con los datos de sus ingresos y el impuesto correspondiente.

Sin embargo, un asalariado deberá hacer la declaración personalmente en los siguientes casos:

• Si sus ingresos durante el año fueron mayores a $400,000.
• Si tuvo dos patrones, simultáneos o no, y percibió ingresos de ambas partes.
• Si además percibe ingresos por otras actividades, ya sea un negocio propio, el arrendamiento de un inmueble o por prestación de servicios.
• Si voluntariamente desea realizar el trámite, por la posibilidad de tener saldo a favor.

Pasos previos

Antes de presentarte en el SAT, es importante que revises una serie de requisitos. Pedro Canabal Hermida, Administrador Central de Comunicación Institucional del SAT, menciona que es indispensable contar con la siguiente documentación.

Asalariados
• Constancias de retenciones y percepciones.
• Comprobantes de facturas y recibos de gastos personales.
• Clave del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y Clave Única de Registro de Población (CURP), que se puede obtener en las oficinas del SAT.
• Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC), que también proporcionan en el SAT y, en caso de tener saldo a favor, la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE).

Prestadores de servicios, microempresarios y arrendatarios
Además de los documentos listados anteriormente, deberán presentar:

• Deducciones que hayan hecho sobre sus actividades.
• Un libro de egresos e ingresos.
• Declaraciones de pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta (ISR) ya presentadas.
• Papeles de trabajo con los que se calcularon los pagos provisionales o mensuales del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
• Impuesto al Activo (para arrendadores de inmuebles en uso empresarial).

En palabras de Canabal, el SAT brinda a los contribuyentes todas las herramientas y la asesoría necesarias para que realices este trámite sin costo, de manera sencilla y sin complicaciones. Puedes acudir a una oficina local del organismo (la que te corresponda según tu domicilio fiscal) o, si lo prefieres, hasta hacerlo desde tu casa u oficina vía Internet.

Hoy, todos los contribuyentes pueden utilizar el DeclaraSAT, un programa de cómputo gratuito creado para apoyar a las personas físicas en la elaboración de su declaración anual. Que no sólo permite calcular automáticamente los impuestos, sino completar la declaración anual vía electrónica, imprimirla y enviarla por e-mail.

Este software se puede descargar desde el sitio de Internet del SAT (www.sat.gob.mx) u obtenerse en formato de CD en las oficinas locales de asistencia al contribuyente. También puedes buscarlo encartado en periódicos de circulación nacional y revistas especializadas en temas fiscales.

Ahora, ten en cuenta que si eres arrendatario, empresario o trabajas por honorarios, deberás presentar tu declaración impresa a través de formas fiscales impresas, en ventanilla bancaria. En estos casos, Cuevas recomienda asesorarse con algún contador público para que las deducciones y los gastos sean previamente organizados, revisados y procesados, y así evitar controversias con el SAT.

Calcula y paga

Para determinar el saldo que debes pagar, además de calcularlo automáticamente por medio del DeclaraSAT, puedes hacerlo de manera manual, aplicando la tarifa del impuesto estipulada en el artículo 177 de la Ley del ISR.

La fórmula es la siguiente: a tus ingresos le restas las deducciones personales a las que tienes derecho. A ese monto le aplicas la tarifa correspondiente del impuesto, de donde resulta una cifra a la que se le restan las retenciones efectuadas por terceros. Como resultado, obtendrás un saldo a favor o en contra. Además, a partir del ejercicio fiscal 2008, deberás calcular el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), al que podrás acreditar el ISR que pagaste según la fórmula anterior.

En caso de que tengas que pagar una suma en concepto de ISR, lo puedes realizar en ventanilla bancaria o por transferencia electrónica, desde el portal del banco en el que tengas tu cuenta. En caso de resultar con saldo a favor, debes indicar en tu  declaración qué es lo que deseas hacer con ese dinero. Hay dos opciones: que te lo depositen a tu cuenta bancaria o que lo compenses contra un adeudo a futuro.

Un dato muy importante. Si tu saldo a favor es mayor a $10,000, sólo se te devolverá el dinero si presentas la declaración por medios electrónicos y utilizando la firma electrónica avanzada (FIEL), que puedes obtener en las oficinas del SAT.

En otro sentido, si la cuota de impuestos a pagar es muy alta, tienes la opción de recurrir a la figura fiscal denominada “pago en parcialidades”. Por medio de ésta, podrás liquidar la cantidad total de impuestos en un plazo de seis meses (de abril a septiembre), siempre que presentes la declaración anual a tiempo y hagas el primer pago en el mes de abril. Si eliges esta forma de pago, tendrás que cubrir un “factor de financiamiento”, es decir, una cuota extra de intereses.

Evita retrasos, disgustos y multas

¿Qué consecuencias tiene no cumplir con el fisco? El Código Fiscal de la Federación estipula en su artículo 81 que la multa por no realizar este trámite a tiempo va de $860 a $10,720 por cada una de las obligaciones no declaradas. En caso de que el contribuyente esté obligado a hacer su declaración vía Internet pero la presente por otros medios, la sanción va de $8,780 a $17,570.

Considera que si no tuviste ingresos durante el año, aún así tendrás que hacer tu declaración (en este caso, en ceros). Recuerda que en tanto no le informes al SAT que ya no tienes ingresos o una actividad determinada, para el Estado sigue existiendo esa obligación.

Lo recomendable es que en cuanto dejes de percibir ingresos, acudas de inmediato a las oficinas del SAT a declarar la suspensión de tus actividades y la disminución de tus obligaciones. De esta forma, evitarás requerimientos y pagos posteriores.

Herramientas
Sistema de Administración Tributaria (SAT)
01 800 463 6728
www.sat.gob.mx

Horario de atención de los módulos de servicios tributarios: lunes a viernes, de 08:30 a 15:00 hrs.

Asociación Mexicana de Contadores Públicos
01 (55) 5636 2370

Comentarios