Abr
23
2014

Cómo licenciar tu marca

¿Tienes un producto o servicio exitoso que quieres reproducir? Sigue los tips de los expertos y gana con el licensing.

Por SoyEntrepreneur
06-21-2011

El licensing tiene relación con las licencias: un permiso que se otorga a través de un contrato, para reproducir, usar y aprovechar una marca, imagen, logotipo, concepto, personaje ficticio, personalidades o cualquier otro elemento que cuente con derechos de propiedad intelectual. Millones de dólares se movilizan todos los días al amparo de las licencias, y mientras unos reciben su recompensa por sus ideas, otros aumentan sus ventas, también gracias a ellas.

En México, el licensing da buenos resultados. Licenciar una marca, es decir, concesionar el derecho de usar una marca, representa un gran potencial para las empresas mexicanas, ya que de acuerdo a la Asociación de Mexicana de Promoción de Licenciamiento y Marcas (PROMARCA), las ventas al detalle del licenciamiento de marcas en México representan alrededor de mil 300 millones de dólares y regalías entre 500 y 600 millones de dólares.

Los emprendedores saben que al incorporar a su producto una licencia o propiedad, y al contar con productos licenciados en su punto de venta, potenciarán sus ventas.

Consejos para licenciar tu idea
Cuando una empresa comienza a licenciar una idea propia se abre un mundo completamente nuevo de clientes, dándole dinero para impulsar las invenciones futuras.

Pero, ¿cómo puedes estar seguro de que están poniendo tus innovaciones en el lugar correcto y que recibirás lo justo por tu trabajo duro?

Algunos expertos entregan sus mejores tips antes de que consideres empezar a licenciar.

• Mantener un buen registro
Adquiere el hábito de establecer y mantener archivos contractuales completamente actualizados y en orden. Esto tiene dos ventajas: Primero si la licencia entra en conflictos, tendrás un respaldo. Segundo, si alguna vez quieres venderla, será más fácil poner al día al comprador inicial.

• Sé diligente en la aplicación desde el principio.
Muchos de los inventores tienen la percepción errónea de que obtener una patente es cosa fácil. No se dan cuenta que hay una gran cantidad de trabajo en cuanto a las patentes.  Una vez que obtienes la patente, tienes que prestar mucha atención a quienes podrían estar usando tu idea.

• Mantener relaciones a largo plazo en mente
Hay que empezar a entender cuáles son los puntos negociables y cuáles no. Puedes perder un montón de tiempo y buena voluntad.
Los acuerdos de licencia no son como vender un auto usado. Es una relación a largo plazo. Las circunstancias cambian y se va requiriendo de modificaciones.

• Test de calidad antes de licenciar
Antes de licenciar es recomendable hacer pruebas. Te da la confianza si podrás trabajar esa idea o producto en gran volumen.
Habla con la gente que lo ha utilizado. Licenciar es como construir una casa: no debes olvidar ningún detalle.

• Ojo con los contratos
“Nosotros no hacemos cambios en el contrato- tipo” es una frase que muchas empresas dicen, pero que raramente entienden.
Si ves que algo en el contrato no es razonable, es ambiguo o de plano te perjudica, dilo en el momento. Hay muchas empresas que trabajan con licencias y que buscan cambiar las razones del dueño de la idea respecto a ciertos temas  contractuales.

• Exclusividad cuidadosa
A  muchas empresas jóvenes que desarrollan algo nuevo se les pregunta por la exclusividad. Debes tener cuidado de que, por querer cerrar pronto el trato, pierdas potenciales clientes y prácticamente regales la finca.

• Sé flexible en el precio
Sé flexible en el precio y el calendario de pagos. En cuanto a la fijación de precios, ten en cuenta los estándares del sector y recuerda que un licenciante propondrá pagos que contemplan un mercado en expansión y potencial de ganancias optimista, mientras que un licenciatario ve los precios a través del prisma de los costes y riesgos, incluidos los costos sustanciales para desarrollar y comercializar un producto, riesgos de demanda, y la incertidumbre de los mercados cambiantes.
 
• Cuidado con lo que podría pasar a la licencia
Asegúrate de que en caso de insolvencia del titular de la licencia o  declaración de quiebra, la licencia termina automáticamente. Si no lo haces, la licencia puede ser vendida con otros activos a un nuevo comprador que obtener la licencia sin tener que pagar el dueño de propiedad intelectual.


Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones