Oct
31
2014

Cómo tratar a los clientes

Aprende las mejores tácticas para atender a cada tipo de consumidor y dejarlos satisfechos con tu empresa.

Por SoyEntrepreneur
09-08-2011

Los clientes representan un universo de personas y las empresas tienen el desafío de captarlos para que sean fieles a sus servicios o productos. Pero una vez que los tienen deben aprender a tratar con cada uno de ellos, ya que todos son diferentes.

Existen varios tipos de consumidores: emocionales, irónicos, exigentes, conformistas, racionales, entre otros. Por eso, no se puede tratar a todos de la misma forma; hay que saber diferenciarlos para que se sientan satisfechos con la atención que se les brinda.

A continuación te damos algunos de los perfiles más comunes para que aprendas las principales tácticas.

Clientes satisfechos y respetuosos con la empresa
Son personas amables, por lo que tratar con ellos es mucho más fácil. Lo aconsejable es escucharlos con atención, para que sientan que son respetados y sus opiniones tomadas en cuenta.

Además, preocúpate de que se sientan satisfechos con las respuestas que le das, ya que es una manera de que recomiende tu empresa. Recuerda que la publicidad de boca en boca es una de las más efectivas.

Clientes satisfechos y silenciosos
Este tipo de clientes son más bien reservados y no suelen manifestarse ni a favor ni en contra de la empresa. Debido a su silencio constante es difícil saber lo que piensan, pero lo mejor es hacerlos sentir importantes ofreciéndoles descuentos o promociones, para que estén satisfechos.

Clientes insatisfechos pero que no lo demuestran
Ellos sí que son todo un reto, porque es muy difícil saber que no están contentos con nuestro servicio y es probable que cambien de empresa.

La mejor forma de saber qué les pasa por la cabeza es hacerles preguntas cortas y directas, con una actitud en la que demuestres interés por ellos y por solucionar sus problemas. Realizar una encuesta es ideal.

Clientes insatisfechos que manifiestan su disgusto  
Estos clientes son aquellos que no han quedado conformes con el servicio brindado, y lo hacen saber. Ante esto se debe proceder inmediatamente para conseguir una pronta solución a su queja, de esta manera sabrán que están interesados en mejorar para satisfacerlo y conservarlo como cliente.

Clientes molestos y agresivos
Son los peores, porque no sólo demuestran públicamente su malestar con la empresa, sino también lo hacen golpeando el mesón o la puerta.

Ante este comportamiento, la única solución es guardar silencio y escucharlos, luego se le ofrecen disculpas en nombre de la empresa y rápidamente darle soluciones. Así lograrás que se calme y ponga atención a las sugerencias.

Comentarios