Jul
22
2014

Cuáles son los planes del Gobierno para exportar servicios

El ministerio de Economía quiere insertar a Argentina dentro de los diez principales países a nivel mundial con capacidad para atraer inversiones.

Por SoyEntrepreneur
02-17-2008

La exportación de servicios en la Argentina viene creciendo de forma sostenida durante los últimos años. Según el balance cambiario del Banco Central, durante 2007 el conjunto de los negocios generados por los profesionales argentinos para el mercado internacional llegó a U$S8.008 millones, con un crecimiento cercano al 30% comparado con el año anterior.

El Gobierno nacional, interesado en potenciar el sector productivo del país, a través de un crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a la Secretaría de Industria por U$S1,8 millones para el fortalecimiento institucional, lleva adelante un programa para fomentar la presencia en el exterior de las empresas argentinas proveedoras de servicios.

El objetivo del plan es establecer una serie de sugerencias y pautas para potenciar las exportaciones. Y al final del mismo, elaborar un manual que sirva de guía a las empresas que quieran vender sus servicios en el mundo.

Con el fin de desarrollar el proyecto, el gobierno llamó a licitación a diversas consultoras para que tomaran las riendas del mismo.

La evaluación del sector de exportación de servicios quedó a cargo de la consultora Deloitte y la Fundación Standard Bank, que prevén trabajar en tres rubros de servicios: medicina; contenidos culturales y audiovisuales; y profesionales (como arquitectura, consultoría o ingeniería).

¿En qué consiste el plan?

Este plan piloto, que apunta a empresas Pyme y tiene una duración de entre 5 y 6 meses, consiste en realizar un relevamiento en un grupo de 45 compañías de los sectores mencionados.

"El núcleo central del trabajo es una encuesta donde se busca establecer la capacidad técnica-tecnológica que tienen las empresas para exportar", explicó Diego Pérez Santisteban, director de Comercio Exterior de Deloitte Argentinaa infobaeprofesional.com.

Además, este trabajo de campo pretende saber cuáles son los niveles de capacitación que existe en las firmas con respecto a la venta de sus servicios en nuevos mercados, qué antecedentes tienen con clientes externos, cuál es el conocimiento de las reglas del mercado cambiario, qué comprensión tienen de los aspectos aduaneros, etc.

En esta investigación también se analizan uno o dos mercados potenciales donde se pueda implementar el plan piloto.

"Una vez que se establece la capacidad técnica, el conocimiento y la experiencia en el comercio exterior, se hace un diagnóstico del sector. En base a esto se capacita a las compañías de acuerdo a sus necesidades", señaló Santisteban

También se hace especial énfasis en los esquemas asociativos y de consorcio de exportación.

El directivo de Deloitte explicó que "la Argentina, en muchos sectores, tiene un problema de escala. Si una empresa quiere venderle a un país como mucha demanda es muy probable que el pedido de prueba exceda la capacidad de la empresa. Por esto es importante que las compañías se vinculen para poder colocar sus servicios en el exterior".

El paso final del plan es la visita de un grupo de potenciales compradores con las empresas que participaron del proyecto.

"Una vez realizada la experiencia, se va a elaborar un manual de operaciones que les servirá a las firmas como guía para aprovechar en una futura exportación", dijo Santisteban.

El software quiere viajar al exterior

La exportación de servicios tecnológicos y software también es un área que el Gobierno quiere potenciar.

En la última semana, el ministro de Economía, Martín Lousteau, se reunió con empresarios de la industria del software con el fin de instalar para fin de año a la Argentina en los centros internacionales como uno de los diez principales países del sector.

"El objetivo es generar un mayor volumen de negocios con el mundo en lo que hace a servicios informáticos", explicó a infobaeprofesional.com Miguel Calello. Presidente de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI), quien participó del encuentro con el ministro.

La intención, tanto desde el ámbito público como desde el privado, es trabajar en la formación de recursos humanos y establecer medidas de facilitación y promoción para el sector.

"Este negocio puede crecer mucho. Como ejemplo, se puede citar a Israel, uno de los principales mercados en este rubro, que con la misma cantidad de profesionales que la Argentina (alrededor de 45.000) exporta en volumen 15 veces más que nuestro país", dijo Calello.

Para alcanzar este nivel de competitividad, el sector empresario sostiene que es imprescindible que existan incentivos para que los jóvenes estudien "ciencias duras" (cómo la física).

En este sentido, el papel del Estado es importante para lograr la difusión de las herramientas de capacitación.

Calello agregó que "uno de los compromisos del Estado es difundir y apuntalar las iniciativas para capacitar personal. Si hay que incentivar a los jóvenes para que estudien algún área de la informática y es necesario brindarles una beca o subsidio para que lo hagan, el Gobierno nos manifestó que está dispuesto a realizarlo".

Financiamiento y beneficios para el sector

Otro aspecto decisivo, y que destacan los empresarios, para lograr una mayor penetración de la Argentina en el mercado mundial de la exportación de software es la financiación.

"Necesitamos préstamos a tasas blandas para poder financiar las inversiones, porque esta industria crece con capitales de riesgo", dijo Calello.

En términos de incentivos para las empresas, Martín Migoya, presidente de Globant (empresa proveedora de servicios de Tecnología de la Información off shore) indicó que "hay que trabajar sobre la Ley de Software y hacerle algunas modificaciones".

Esta norma le permite a las empresas del rubro desgravar el 60% del impuesto a las ganancias y convertir en crédito fiscal hasta el 70% de las cargas sociales.

"A pesar de estos beneficios, la forma en la que está instrumentada esta legislación juega en contra de las ventas externas. Los exportadores de software no podemos tomar algunas de estas ventajas, cómo el crédito fiscal, debido a que nuestras facturas no tienen IVA", explicó Migoya.

¿Qué resultados esperan las empresas?

En cuanto a los resultados de este plan público-privado, las compañías son pacientes y, aunque algunas medidas pueden tener efecto en el corto plazo, creen que las mejoras se verán con el correr del tiempo.

"Para que todo esto arroje resultados es muy importante ser constantes en el tiempo. Las empresas de software tienen visión a futuro, por eso estamos contentos con esta convocatoria del gobierno. No estamos acá para hacer un negocio e irnos. Queremos hacer una acción de largo plazo", concluyó Migoya.

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad