Abr
23
2014

Debilidades y fortalezas de las pymes

La gestión de la calidad y de la información aparecen como las principales debilidades de las pymes, según el quinto diagnóstico de las pequeñas y medianas empresas nacionales realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

Por SoyEntrepreneur
06-14-2007

Pero ¿qué es la gestión de la calidad y de la información? Según George Lever, gerente de Estudios de la CCS estas debilidades, que tienden a repetirse en los años en que se ha realizado el estudio, están vinculadas a la relación de estas empresas con sus clientes y las ventas, siendo esenciales para mejorar la competitividad de las pymes.

"El costo que tiene para una empresa tener debilidades en ámbitos de gestión se traduce en que merma su capacidad competitiva", explica Lever.

Gestión de la información

Se refiere a herramientas y capacidades de administrar y comunicar información que posee la empresa. Lever ejemplifica: "las herramientas de gestión de información permiten a la empresa, por ejemplo, saber cuándo requieren insumos, de qué tipo, dónde encuentran los mejores precios, cuáles son las mejores condiciones, qué planificación de bodega debe hacer la empresa, cómo se organiza el uso de esos insumos, etc.".

Cuenta que la relación que establece la pyme con los clientes genera mucha información, la que puede ser capturada y utilizada de manera inteligente para generar fidelidad, mejorar la gestión de marketing, hacer postventa, etc. Por ejemplo, al registrar el número de veces que un mismo cliente realiza una compra, el empresario pyme tendrá conocimiento de los gustos y necesidades de esa persona.

En cuanto a los proveedores, la gestión de información puede ser utilizada para confeccionar, por ejemplo, una buena programación de adquisiciones.

"La gestión de información permite agregarle valor a toda la información que genera una empresa dentro de su ciclo de negocios. Esto afecta la relación con sus proveedores, su organización interna y la relación con los clientes", señala Lever y explica que las pymes deben desarrollar la capacidad de capturar información, almacenarla, procesarla y utilizarla de manera eficiente en los negocios.

Las herramientas necesarias para llevar a cabo este proceso apuntan a los software y tecnologías de la información y comunicación. Por ejemplo "una pyme tiene la posibilidad hoy de facturar electrónicamente, de manera gratuita, y ahorrarse la impresión de facturas, el timbraje de impuestos internos y el almacenamiento de documentos", explica.

Por lo tanto, la debilidad en materia de gestión de información no estaría relacionada con el costo de implementar estas soluciones, dado que actualmente existen herramientas que son gratuitas. "La gran barrera para que las pymes utilicen herramientas que les permitan mejorar su gestión no tiene que ver con el costo de esas aplicaciones, sino con un cambio cultural que se haga cargo de utilizar las innovaciones que están disponibles y pensar el negocio desde otra perspectiva", afirma Lever.

Lo anterior apuntaría a que uno de los problemas actuales que enfrenta la pyme en su gestión es centrarse en su rol productivo, y no potenciar su papel comercializador, de marketing y de relación con los clientes, explica Lever.

"La gestión productiva es un punto de partida para que una pyme sea competitiva, pero donde hay que agregar valor y diferenciarse es en la capacidad de utilizar inteligentemente la información que se genera en los procesos de negocios", afirma.

Gestión de la calidad

Según el estudio, esta debilidad se refiere a la ausencia de métodos para revisar los procedimientos de gestión internos y la implementación de sistemas de gestión de calidad orientados a la mejora de los productos y servicios.

Lever explica que esta debilidad es un problema general de los países en desarrollo, que están en una fase "emergente" en la adopción de mecanismos y certificaciones de calidad.

"Eso no quiere decir que los productos sean de baja calidad, sino que no existe un proceso formal para gestionar esa calidad", afirma.

Por ejemplo, gestionar la calidad en una fábrica de zapatos implica definir explícitamente que el corte de las materias primas va a tener determinadas características, es decir, se define un estándar y el empresario se asegura que cada unidad que sale de la cadena productiva tendrá la misma calidad. "Minimizas el riesgo que se produzcan errores y que aparezcan unidades fallidas", afirma Lever.

Según el gerente de Estudios de la CCS la gestión de calidad también se aplica a los servicios. Por ejemplo, existen herramientas para medir la calidad en un call center como registrar el número de veces máximo que suena el teléfono antes de que alguien lo conteste o la cantidad de veces que ese teléfono no va a ser contestado

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones