Oct
20
2014

Del “yo” al “nosotros"

Conoce las cinco ideas que debes cambiar en tu empresa para crear un modelo de gestión donde todos los miembros sean parte del éxito.

Por Joey Faucette
05-29-2012

Durante décadas, en la economía capitalista hemos hablado sólo de “Yo, yo, yo”. Y mira adónde nos ha llevado este pensamiento.

La Economía del Ego ha muerto. ¡Bienvenidos a la Economía del Nosotros! Es tiempo de olvidar tu egocentrismo y dejar de pensar sobre qué o a quién puedes controlar o manipular con tu negocio. La Economía del Nosotros se trata de preguntarte cómo puedes crear un ambiente de trabajo positivo donde todos trabajan en equipo y alcanzan objetivos en común.

Las compañías que han emergido como súper estrellas después de la crisis son las que mejor han aceptado esta filosofía. Por ejemplo, Facebook, que recientemente presentó su oferta pública, continuamente usa el “nosotros” en la descripción de la cultura de la empresa: “Nosotros motivamos a las personas a ser audaces. La frase “este viaje está finalizado sólo el 1%” está en nuestras paredes, recordándonos que sólo hemos empezado a cumplir nuestra misión de hacer al mundo más abierto y conectado”.  

Como dueño de un negocio tienes la oportunidad de decidir. Puedes elegir la Economía de Nosotros y adoptarla como tu ideología mientras tu compañía obtiene numerosos ingresos; o puedes hundirte tratando de hacer todo por ti mismo y recibiendo el mérito.

¿Cómo puedes tener éxito en tu empresa con esta filosofía? Te damos cinco maneras en las que debes cambiar la forma en la que piensas cuando se trata de negocios:

1. “Yo hice” se convierte en “nosotros hicimos”
Se trata de crear relaciones de socios con todos los que conforman el negocio: empleados, clientes, proveedores, vendedores y otros.  Esto significa que debes preguntarle directamente a tus colaboradores: “¿Cómo construirías una mejor empresa?”, y luego escucha con atención, absorbiendo su sabiduría e implementando el cambio rápidamente. También debes preguntarles a tus clientes: “¿Cómo podemos servirte mejor?”, luego escucha, encuentra ideas en lo que están diciendo y actúa inmediatamente. Debes hacer lo mismo con tus vendedores y proveedores. Pregunta sobre las mejores prácticas que observan en el exterior, consulta con tus empleados y actúa en lo que beneficia a tu empresa.

2. “Ya lo sabía” se convierte en “Por favor enséñame cómo”
Antes, cuando la información se conservaba en materiales impresos y en la televisión, por lo general los dueños de negocios tenían la razón al decir “Ya lo sabía”. Pero ahora que Internet y las redes sociales han abierto indiscriminadamente el acceso a la información, todos debemos acostumbrarnos a decir “Por favor enséñame cómo”. Aprende a aprender, y ten la confianza de contratar gente más inteligente y conocedora que tú en ciertas áreas y explota al máximo sus cerebros. Haciéndolo, puedes convertir a tu empresa en el espacio donde puedes aprender, junto con tus empleados, la fórmula para hacer tu negocio más rentable.

3. “Soy un fracaso” se convierte en “Intentémoslo de nuevo”
La reciente pérdida multimillonaria en las inversiones de J.P. Morgan son una muestra de que la reputación por sí misma no tiene la habilidad de aislar a una empresa de los contratiempos. “Soy un fracaso” es una frase que se escucha comúnmente. "Solía ser un negocio que podía construir un aura mística a su alrededor e ir por su cuenta como si fuera el Llanero Solitario". En la Economía de Nosotros no existen las máscaras. La transparencia es el nuevo juego donde la información fluye libremente en la mayoría de las industrias. Como ya no existen estas máscaras, es posible ver a otros líderes como lo que realmente son: personas iguales a uno que han encontrado la forma de hacer ganancias. Deja de preocuparte por los fracasos, y empieza a buscar a la gente correcta para ayudarte. Es momento de decir, “Intentémoslo de nuevo”.   

4. “Mi negocio irá mejor cuando..” se convierte en “Hagamos lo que podamos hoy”
En la Economía del Ego, cuando el negocio va mal, delegas la responsabilidad a los factores externos. Dices “el negocio irá mejor cuando… tenga nuevos empleados” o “cambie mi ubicación” o… “negocie los contratos con los proveedores”…o “deje a mi distribuidor y comience a vender directamente”. En la Economía de Nosotros, en lugar de culpar a otros y esperar un mejor futuro, se persigue el presente y decimos: “Hagamos lo que podamos hoy”. En esta economía no existen los mañanas; hacemos lo que podemos en este preciso momento para crecer el negocio.

5. “Salí adelante sin ayuda” se convierte en “Todos somos parte de…”
En la Economía del Ego, los empresarios se ponían sus “botas” y presumían que ellos mismos se amarraban las agujetas. Era como si fueran hombres y mujeres que crearon e hicieron todo por ellos mismos, sin ayuda de nadie. En la Economía de Nosotros, todos usamos tenis; en este tipo de ideología, todos tienen la confianza de responder a los cambios y de aprender en el camino. Motivas a tus empleados a trabajar en equipos, a desarrollar proyectos y evitas aislarlos en una sola área.  

Al relacionarte con todos aquellos que interactúan con tu negocio y crear nuevos aprendizajes generas innovación. Se requiere de todos los miembros de tu compañía para conseguir mayores rendimientos.

Comentarios