Abr
20
2014

La cuota inicial de una franquicia

La cuota inicial es el pago que hace el franquiciatario al franquiciante por el derecho al uso de la marca y por la transmisión del "know how". Conoce cómo funciona.

Por Héctor Alcázar
11-07-2010

Un aspecto fundamental cuando nos involucramos en el mundo de las franquicias es el relacionado con las contraprestaciones, que son los pagos que recibirá el franquiciante por diversos servicios de su franquicia.

La Cuota o Canon inicial es la prestación que un prospecto a franquiciatario pagará al franquiciante por dos aspectos fundamentalmente. Por un lado, incluye el licenciamiento de la marca en cuestión y por el otro, la trasmisión del famoso “know how”, es decir la tecnología de la marca.

A) Licenciamiento de Marca: La marca es normalmente el patrimonio más importante de un franquiciante. Por eso cuando otorga una franquicia, una parte sustantiva  de lo que en realidad está dando es que un tercero pueda usar su marca por un tiempo determinado.

B) Trasmisión del Know How:
De acuerdo con la ley de la Propiedad Industrial, que es la que rige a la franquicia para que exista franquicia, la empresa o negocio debe tener una marca registrada, tecnología y estandarización.  Es por esta razón que cuando adquirimos una franquicia, tenemos que pagar por la trasmisión de esta tecnología, que es además la base para que la producción de los bienes y/o servicios se haga de forma uniforme o estándar.

Existen diversas formas de recibir esta tecnología, sin embargo la más general es a través de Manuales de diversos temas, dependiendo de los alcances de la franquicia. Así, normalmente recibiremos manuales operativos, administrativo y de ventas. También en muchos casos tendremos incluso apoyo en los diseños arquitectónicos para la apertura, cierre, compras, entre otros.

Otro aspecto que se incluye normalmente en este rubro es la capacitación. Este punto es un aspecto fundamental ya que, independientemente de toda la información visual y escrita que ya hemos recibido, siempre es importante la parte interactiva. Es por eso que es necesario el taller donde podamos ver físicamente qué se hará en la operación de la franquicia; aspectos como la apertura, la preparación, acomodo de productos, preparación de recetas, compras, limpieza, entre muchas otras actividades.

Existen marcas que incluyen dentro de su Canon alguna parte del inventario inicial, o algo de publicidad, la marquesina de la entrada o los viáticos por las visitas de apertura, entre otros aspectos. Sin embargo, no existe en este último rubro una regla específica para lo que incluya o no la franquicia.

Finalmente, vale la pena mencionar que actualmente hay una vertiente de financiamiento dentro del Programa Nacional de Franquicias que opera la Secretaría de Economía, en el cual los posibles franquiciatarios, pueden obtener desde un 50% hasta un 70% de financiamiento para la Cuota o Canon inicial de franquicia. Estos apoyos van desde los $250,000 a $350,00, cantidad financiada a 36 meses tasa 0 y pagan el 20% el primer año, 40% el segundo y 40% el tercero.

Para poder acceder a estos financiamientos es necesario que la franquicia deseada esté acreditada por la Secretaría de Economía, que a la fecha es una cartera de alrededor de 350 marcas registradas.

Por: Alcázar & Compañía
www.alcazar.com.mx

www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad
Recomendaciones