Oct
23
2014

Maximiza tu inversión en tecnología

La tecnología es un excelente aliado en la creación y desarrollo de una empresa. Aprende a utilizarla y a explotarla para ahorrar y hacer crecer tu negocio.

Por SoyEntrepreneur
07-20-2010

El componente tecnológico otorga un plus que hace posible dar un salto de calidad en cualquier nivel de la empresa; ya sea de organización, de objetivos, de evolución. Por supuesto, también es un gran aliado para alcanzar los objetivos de los nuevos proyectos.

Actualmente, nos encontramos en una era en que la tecnología avanza a pasos agigantados cada día, incluso a cada hora. La evolución tecnológica es un componente de la realidad que afecta y beneficia la gran mayoría de los aspectos de la vida. La actividad empresarial es una de las más favorecidas, sólo depende del emprendedor hacer un uso eficiente de ésta.

Las pequeñas empresas siempre enfrentan grandes retos que van desde el seguro de gastos médicos hasta las facturas por servicios de calefacción, lo que pone en aprietos a los empresarios, ya que se ven colmados entre los recursos financieros limitados y la presión por mantener los precios bajos. Sin embargo, en muchas de actividades del negocio, el uso de la tecnología será un gran aliado en busca del ahorro y uso eficiente de los recursos.

Por tal motivo, aquí te enseñaremos cómo maximizar tu inversión en tecnología en 6 simples pasos:

1. Busca un asesor confiable en Tecnologías de Información (TI)
El objetivo es encontrar a alguien en quien puedas confiar y que domine ampliamente el área de la tecnología, para que después puedas hacerle toda clase de preguntas.

¿Qué tecnología o producto en particular es funcional para resolver un problema específico de mi negocio? ¿Cuál ha sido su experiencia con la tecnología? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas? ¿Cómo podría incluirse la tecnología en mi estrategia a largo plazo? ¿Cómo se integran las TI con las metas de mi empresa? ¿Qué tipo de rendimiento sobre la inversión puedo esperar tanto a corto como a largo plazo?

Este tipo de información, al provenir de un experto que comprenda tu negocio, te ayudará a encontrar la tecnología adecuada para tus necesidades. Así, evitarás el desperdicio de recursos económicos al adquirir soluciones incorrectas o impedir que gastes más de lo necesario. También es clave para asegurar que las inversiones en tecnología que hagas hoy cubrirán tus exigencias mañana.

2. Compra por el valor
Nunca compres tecnología guiándote únicamente por el precio. Mejor busca artículos con valor, esto incluye la calidad y utilidad general del producto con relación a su precio de compra. Es mejor invertir en un producto que soporte el desarrollo de tu negocio, más que apostar por soluciones baratas de corto plazo.

Además, es importante calcular el costo total de propiedad (CTP) de una tecnología. El CTP también incluye los costos de diseño del sistema, instalación, administración, manejo, capacitación, servicio, soporte técnico, costos del equipo relacionado, consumibles y gastos de actualización, así como para mejorar el desempeño o agregar capacidad posterior a fin de satisfacer el crecimiento proyectado del negocio.

3. Calcula cuidadosamente tus opciones financieras
Muchas de las tecnologías más sofisticadas parecen costosas, pero en realidad te ayudan a ahorrar dinero a la larga.

Una opción para adquirir tecnología que parece fuera de tu alcance es el arrendamiento. Los contratos de arrendamiento te permiten no realizar un desembolso inmediato y tendrás una partida de gastos fijos mensuales predecibles, lo que contribuye a organizar tu presupuesto con mayor eficacia.

Otra alternativa es la contratación externa. Al igual que el arrendamiento, contratar a un proveedor de servicios te permite conservar el efectivo y tener una partida de gastos fija. Además, garantiza que tu tecnología esté actualizada y segura a largo plazo.

4. Prepara un presupuesto realista y apégate a él
Contando con un presupuesto, es menos probable que gastes más de lo que necesitas o más de lo que tienes.

5. Consolida las compras
Algunas veces puedes conseguir una oferta del proveedor o agente autorizado al combinar varias compras en una sola operación.

6. Prueba antes de comprar
Cuando sea posible, prueba el equipo que elegiste antes de adquirirlo. Cerciórate de que satisfaga tus expectativas y que se adapte a la infraestructura tecnológica de tu negocio. Al asegurarte que el equipo funciona perfectamente dentro de tus instalaciones, reducirás el tiempo desperdiciado en problemas posteriores de soporte técnico. Y recuerda que para cualquier negocio, grande o pequeño, ahorrar tiempo es ahorrar dinero.

www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios