Dic
19
2014

Perfil de clientes y planeción de fiestas (salón de eventos)

Algunas personas buscan decididamente un lugar con paisajes naturales, mientras que otras prefieren un salón cerrado dentro de la ciudad. Conoce quién es tu cliente.

Por Nora Castaños Rocha
10-07-2009

Perfil de los clientes

Algunas personas buscan decididamente un lugar con paisajes naturales, mientras que otras prefieren un salón cerrado dentro de la ciudad. Cada uno tiene sus propias ventajas y algunas de las principales diferencias entre ambos están determinadas por el clima del lugar y la temporada del año en que se lleve a cabo el evento. En ciudades cálidas o en época veraniega, los clientes preferirán un lugar abierto, en tanto que en climas lluviosos o en el frío del invierno, optarán por un salón cerrado. Con estas preferencias van ligados los tipos de menús a ofrecer. Así, en una finca o un rancho la gente prefiere platillos típicos; en cambio, en un salón se demanda la cocina internacional. En Rancho "La Era", por ejemplo, tratan de adaptar menús europeos con toques mexicanos.

También hay clientes que se basan sólo en los precios. "Son personas que quieren salir del paso porque se les viene el tiempo encima y buscan lo más económico", asegura Narez. Por el contrario, algunos clientes no escatimarán en contratarte cuando buscan el detalle o la distinción y desean asesoría desde la definición misma del concepto.

Por otro lado, Sergio Gómez asegura que quien decide es la mujer, ya sea en su papel de novia, mamá, suegra o como publirrelacionista de alguna compañía.

 

Cómo se arma la fiesta

Diciembre es el mes de temporada alta, seguido por marzo y de junio a agosto. Las fiestas comunes son bodas, XV años, primeras comuniones y bautizos, así como graduaciones escolares y eventos empresariales de fin de año y todo tipo de programas de ca-pacitación. Se considera que son eventos grandes los de más de 100 personas. Pero ojo, dice Narez, quien es abogado de profesión, "los eventos chicos te sirven de publicidad y no pierdes".

 

En cuanto a la cobranza, indica que se maneja un anticipo al momento de la contratación y una semana antes del evento se cubre el costo total. Muchos salones establecen una penalización cuando les cancelan la fecha.

 

La planeación de cada evento desde que el cliente lo propone hasta que se amarran cada uno de los servicios adicionales subcontratados- es de, al menos, tres días. Ambos entrevistados señalan que, además de los gastos en teléfono y los costos de operación como luz, agua y el propio mantenimiento del lugar (pintura exterior e interior, jardinería, cambio de cristales rotos y focos fundidos), "se suman las pérdidas que se tienen en va-sos y platos rotos, manteles quemados por cigarrillos, sillas quebradas, etc., que debes añadir al momento de fijar tus precios". Calcula también el consumo de artículos para la limpieza del salón, ya que "lo primero que ven los clientes son los sanitarios", dice Reyna Espinosa, esposa de Jesús, quien ha observado que esto es un factor decisivo al momento de las contrataciones. "Muchos llegan recomendados y la gran mayoría regresa para hacer sus propios eventos cuando primero asistió como invitado de alguna fiesta", agrega.

 

Aquí te diremos todo lo que necesitas para abrir tu salón de eventos:

+Abre tu salón de eventos

+Servicios para ofrecer dentro del salón

+Personal y recursos humanos

+Inversión inicial

+Ejercicio financiero  

 

 

Comentarios