Nov
26
2014

Pizzería en movimiento

Este novedoso concepto de restaurante sobre ruedas conquista el paladar de los comensales sin importar dónde estén.

Por Marco Antúnez
08-04-2011

Ya no basta con abrir un punto de venta y esperar a que llegue el cliente. Hoy hay que salir a buscarlo. A esta ola se sumó Pizza & Love, un concepto de negocio móvil en el que se hornean pizzas al taglio dentro de una combie. La unidad, cuyo diseño remite al movimiento hippie de los años sesenta, se ha puesto de moda en la zona centro de la Ciudad de México.

Para los habitantes y personas que trabajan en la colonia Roma, Condesa y Polanco, este modelo es toda una atracción en fiestas privadas, corporativas e infantiles. Otra innovación es que la comunicación entre los clientes y la pizzería se da a través de las redes sociales. Así, la gente monitorea vía Twitter la ubicación del vehículo y se entera de las promociones del día, mientras que en Facebook la comunidad recomienda especialidades entre sus amigos.

Esta idea, creada por Josué Arévalo y Pascuale de Stefano, es una subdivisión del restaurante Napolitalia, el cual es propiedad de este último y opera en la capital del país desde hace casi dos años.

Por otro lado, la oferta de sabores es variada e incluye desde la rebanada Di Mauro –con elote, crema, parmesano y mozzarella– hasta una dulce –con Nutella–. “Nuestro menú es el punto medio entre la sofisticación del canapé y lo popular de la comida rápida”, señala Josué.

Pizza & Love también es un modelo de baja inversión, ya que para echar a andar la pizzería móvil sólo se requirió la unidad, así como de herramientas y un proceso de transformación de la combie. Todo esto no sobrepasó los $70,000 y el punto de equilibrio se alcanzó en siete meses.

En un día normal, el negocio obtiene una ganancia de $3,000 en un solo turno, sin contar los eventos especiales. “La finalidad es crear una cultura alimentaria de calidad con un gancho entretenido. Lo que le añadimos nosotros fue precisamente la creatividad”, afirma el emprendedor.

Sin embargo, uno de los grandes temas pendientes al respecto es el marco legal en México, pues no existe una ley que regule el concepto de negocio móvil. Josué explica que para poder operar en orden, se debe negociar con las autoridades de vía pública y líderes del comercio ambulante de la zona. Por eso, una buena alternativa es atender más la parte de eventos sociales privados.

En el caso de Estados Unidos, la Asociación Nacional de Restaurantes creó una categoría para estos negocios: food trucks. Y aunque en este país tampoco existe una reglamentación específica, el gobierno local de Washington DC, por ejemplo, promueve abiertamente esta forma de vender comida en los espacios públicos.

Comentarios