Jul
30
2014

Razones del fracaso financiero

Muchos emprendedores cometen errores que dirigen su negocio al fracaso. Pon atención a tus finanzas y haz que tu empresa crezca.

Por Soy Entrepreneur
01-31-2011

Como tú, muchos emprendedores quieren iniciar su propio negocio. El problema es que muchos cometen errores que terminan con sus nuevas empresas, y no saben en qué se equivocan.

Existen estudios que señalan que, en promedio, un 70% de las empresas fracasan antes de cumplir 3 años, y sólo un 10% supera con éxito los 5 años.

Uno de los consejos que debes aplicar ahora que estás recién comenzando como empresario es entender que todo requiere de mucho esfuerzo y gran dedicación. Tus primeros años de actividad, debes verlos como una forma de ganar experiencia.

Son variados los factores que pueden relacionarse con el fracaso de una empresa, tales como un mal liderazgo o negligencia del equipo. Pero el principal factor que pone en riesgo el crecimiento de un nuevo negocio, es el mal manejo de los activos y pasivos.

Por esta razón es bueno que conozcas los errores que nunca debes cometer si quieres que tu empresa surja y se mantenga en el tiempo:

1. Contabilidad:
Es imperativo que tus libros de contabilidad se encuentren en orden y con un registro claro de los ingresos y egresos de tu empresa, en especial durante el inicio de tu negocio.

Muchos emprendedores piensan que llevar una contabilidad regular es sólo un asunto burocrático, y mantienen sus libros sin orden o claridad, por esta razón terminan con esta nueva empresa antes de lo que esperaban.

2. Estrategia de mercado:
Si vas a comenzar una nueva empresa, lo primero que debes tener claro es tu estrategia de mercado, y las tácticas que utilizarás para conseguir abrirte paso en él.

3. Crecimiento:
Ya tienes clientes que buscan tus productos y servicios, pero eso no significa que tus problemas se acabaron. En la medida que tus ventas aumenten, vas a requerir de más dinero para seguir alimentando ese crecimiento, por lo que debes cuidar que tu crecimiento vaya al mismo nivel de lo que te lo permiten tus recursos de efectivo.

4. Costos:
Si ya estás recibiendo dinero debes tener cuidado al momento de la reinversión. Preocúpate que tus estándares sean pequeños en un principio, y no gastes demasiado pronto en nuevas instalaciones, accesorios o equipos nuevos.

Distribuye tus gastos de tal forma que tu dinero se pueda mantener seguro durante tiempo suficiente para que no afecte tu ventaja competitiva.

5. Utilidades:
Debes tener mucho cuidado en el momento en que comienzas a recibir utilidades. El efectivo que recibes puede llevarte a la tentación de gastarlo en mantener o mejorar tu estándar de vida. Si haces esto, cuando lleguen las cuentas de los proveedores, no podrás pagarlas.

Debes vigilar con mucho cuidado tu consumo, ya que abusar de él es una de las principales causas del fracaso de muchas empresas.

www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad