Sep
15
2014

Siempre hay edad para emprender

Si crees que ya se te pasó el tiempo de ser tu propio jefe, estás equivocado. Descubre las ventajas de cada etapa de la vida para iniciar un negocio.

Por
06-09-2010

Para iniciar un negocio y convertirse en emprendedor, nunca se es demasiado joven o demasiado viejo. De hecho, hoy son cada vez más los estudiantes universitarios y los mayores de 50 años que inician un negocio propio.
¿La razón? En primer lugar, las universidades fomentan cada vez más una cultura emprendedora entre los alumnos, impartiendo cursos, licenciaturas y posgrados enfocados en la creación, administración, producción, publicidad y crecimiento de una empresa.

Por otra parte, de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), en México existen 9.4 millones de personas mayores de 60 años, de las cuales cerca del 47% se encuentra en edad productiva. Sin embargo, se enfrentan a la falta de empleo o al retiro y en su lugar deciden aprovechar sus conocimientos y experiencias para poner en marcha un proyecto.
No hay que olvidarse del segmento de adultos que quizá ya tienen un trabajo pero renuncian a él para aventurarse en el mundo de los negocios. En este caso, el riesgo es aún mayor, ya que posiblemente cuentan con una familia a la que deben sostener, hipotecas, colegiaturas y otros gastos que cubrir.

Pero como asegura Beatriz Figueroa, directora general de Fundación E –organización no gubernamental (ONG) enfocada a la creación de empresas y empleos– cualquier edad es buena para emprender, siempre y cuando se planee bien y se encuentre el nicho correcto. “Las limitantes son sólo aquellas que el emprendedor se ponga. No es cuestión de años sino de carácter, compromiso y ganas de ver realizadas las ideas y los sueños”, comenta.

Los retos de iniciar
No basta con tener la necesidad o la motivación si falta el dinero para arrancar. Y sin duda, acceder a un financiamiento puede ser un obstáculo ya sea por la falta de un historial crediticio, deudas acumuladas o por no ser sujeto de crédito. Pero la banca comercial no es la única alternativa.

Actualmente existen opciones de financiamiento e inversión en instituciones como:
• La Secretaría de Economía a través del programa México Emprende (www.mexicoemprende.org.mx).
• Programas federales, como Tercera Llamada (encuentra información en www.gob.mx), el Fondo Pyme (www.fondopyme.gob.mx) o el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) (www.pronafim.gob.mx).
• Fondos estatales de fomento empresarial.
• Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) y ONGs.
• Incubadoras, universidades privadas y públicas.
Fundación E, por ejemplo, opera el Programa Ángeles Inversionistas en alianza con BiD Network, en el cual se vincula a los emprendedores con capitalistas para financiamiento y asesoría gratuita en el desarrollo de su plan de negocios.

Otro reto al que se enfrentan es la falta de credibilidad y confianza hacia sus proyectos. Sin embargo, “la sociedad está rompiendo paradigmas en este sentido y esto abre las oportunidades para estos sectores”, afirma Figueroa.
Así que no importa qué edad tengas. Si tienes una idea de negocios que quieras hacer realidad, no lo dudes más. Aquí te presentamos los casos de tres emprendedores de distintas edades que se arriesgaron y hoy tienen éxito con sus empresas. Toma nota de sus experiencias y ¡anímate a emprender!

Lo que traen los años 
Jóvenes emprendedores. Terminaron su licenciatura o están a punto de hacerlo y no desean emplearse en una compañía. Ya que son solteros y no tienen grandes compromisos, toman riesgos con mayor decisión que los adultos. En caso de fracaso en su primer negocio, les es más fácil levantarse e intentarlo de nuevo.

De 30 a 50 años. Poseen experiencia profesional y deciden emprender porque quieren independizarse, tener más tiempo para su vida personal o porque fueron despedidos. Conocen las oportunidades de negocio y tienen actitud, preparación y criterio que aplican en la realización de sus proyectos.

Adultos mayores. Llegan a la jubilación llenos de energía y con ganas de mantenerse activos y productivos, aportando sus conocimientos a nuevos retos. Les cuesta adaptarse a los cambios tecnológicos y al uso de nuevas herramientas, pero hacen el esfuerzo para beneficio de su proyecto.

www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad