Sep
17
2014

Tramita la apertura de tu local

Notificar a la autoridad que tu negocio inicia operaciones es un requisito necesario. Toma nota y arranca con todas las de la ley.

Por
08-30-2010

También llamado aviso de funcionamiento, empadronamiento comercial o licencia, este documento forma parte de los trámites necesarios para que un emprendedor opere un giro comercial o de servicios en cualquier entidad de la República Mexicana.

Su objetivo es cuantificar y certificar qué negocios operan en cada zona y sólo es necesario para quienes se dedican a actividades mercantiles de compra y venta de bienes o servicios. Toma en cuenta que por tratarse de un permiso local, el trámite varía según la entidad donde se realice y puede o no tener un costo, por ejemplo, en el Distrito Federal es gratuito.

Su tiempo de autorización no es definido, y aunque hay localidades que lo prometen en menos de siete días, cumplir con todos los requisitos puede llevar de tres semanas a tres meses, señala Manuel Roldán, dueño del restaurante naturista La Vida en Verde, localizado en la colonia Roma en la Ciudad de México, que comenzó operaciones en diciembre de 2008.

¿Y si abro sin dar aviso? “El empresario se hace acreedor a una multa que se calcula en función de los metros cuadrados y giro del negocio. También varía en cada entidad”, advierte Armando Ibarra, jefe de Unidad de Ventanilla Única de la Delegación Benito Juárez.

Radiografía del trámite
Los requerimientos para notificar a la autoridad la apertura de un negocio son:
- Formato de solicitud. Se obtiene en la ventanilla única de trámites de la delegación o municipio.

- Nombre o razón social del negocio. Nombre que señala la credencial de elector (personas físicas) o identificación del representante legal (personas morales). Si el trámite lo realiza otra persona, debe presentar carta poder o notarial que lo autorice.

- Identificación oficial. Para las empresas, el acta constitutiva. Es necesario llevar copias certificadas o notariales, no sólo fotostáticas.

- RFC (Registro Federal de Contribuyentes). Personas físicas y morales deben presentar su RFC y formato R1 de alta ante el SAT (trámite previo).

- Ubicación y superficie del local.
Lo señala el uso de suelo con mapa y ubicación exacta del negocio.

- Uso de suelo. (Trámite previo)

- Acreditación de posesión del inmueble. Contrato de arrendamiento o escrituras.

El uso de suelo –permiso, certificación o zonificación– es el documento más importante previo a la notificación de apertura. Revisa que esté vigente y no te olvides de verificar que el giro de tu negocio esté permitido en la demarcación o colonia donde vayas a ubicarte. El Plan de Desarrollo Urbano de cada entidad señala qué zonas están saturadas para determinados giros y cuáles necesitan mayor actividad comercial.

Uno de los requisitos de la ley para otorgar el aviso de apertura son los anexos, que se deben de cumplir antes de solicitar el trámite en caso de ser necesario. Un ejemplo de esto son los cajones de estacionamiento.

En la Ciudad de México, se establece que por cada 50m2 construidos es necesario un cajón –aunque depende según el giro o actividad del negocio (www.apertura.df.gob.mx/pdf/PESTACIONAMIENTO.php)–. Este espacio se puede acreditar con la carta de un estacionamiento que certifique que rentas el terreno, la firma de un vecino que te presta su cochera o con el contrato de un servicio de valet parking.

El segundo anexo es el Visto Bueno de Seguridad y Operación, que verifica que el inmueble cumple con los requisitos de estabilidad y seguridad que dicta la ley. “Tiene un costo por metro cuadrado y es necesario para abrir cafeterías, fondas, pizzerías, escuelas, salones de fiestas infantiles y restaurantes sin venta de alcohol, entre otros. Se tramita en la delegación o en la Secretaría de Desarrollo Urbano”, indica Ibarra.

Para Roldán el aviso de apertura es el último eslabón de una cadena de documentos que hay que gestionar para iniciar un negocio. El emprendedor recomienda informarse sobre todos los requerimientos y tener al día constancias certificadas (no sólo el recibo) de pago de agua y predial, identificación de los empleados (señalar cuánta gente labora contigo), contar con la baja o suspensión de actividades del giro comercial anterior y no olvidar que, una vez abierto, hay que tramitar el visto bueno de protección civil.   ¿Notificación o permiso?

Verifica que el giro de tu interés no requiera de una licencia especial para funcionar en lugar del aviso de apertura. ¿Cuál es la diferencia? El impacto urbano y ambiental que tendrá en la comunidad donde pretendes establecerte.

Esto se refiere al número de personas, autos y ruido que pueden atraer determinados negocios, como las empresas que transforman materias primas y contaminan, o los sitios de entretenimiento, que dan pie a aglomeraciones.
Salones de fiestas, restaurantes (con licencia para la venta de bebidas alcohólicas sin importar la graduación), hoteles, cines, bares y discotecas son sólo algunos ejemplos. Verifica la lista de giros en el plan de desarrollo urbano de tu demarcación.

REGIÓN POR REGIÓN
• Puebla. Se requiere el trámite de apertura o empadronamiento y la licencia de funcionamiento, tanto para comercios, restaurantes y bares. La diferencia está en el pago de derechos.

• Durango. Se llama declaración de apertura y se realiza en los primeros tres meses de operación. Cuesta 2.5 veces el salario mínimo de la zona.

• Guadalajara.
Se necesita el aviso de funcionamiento y la licencia municipal para la explotación de un giro. Cada giro de negocio es diferente en costos y requisitos.

• Monterrey. No existe la declaración de apertura. Cuando hay venta de alcohol y el giro impacta la zona, se solicita una licencia específica.

• Veracruz.
Para giros comerciales se tramita la apertura en el Centro de Apertura Rápida de Empresas. Si se vende alcohol, la solicitud se hace en los municipios.


www.SoyEntrepreneur.com

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad