Ago
20
2014

¿Tu negocio está listo para franquiciar?

Antes de elegir este modelo para expandir tu empresa, responde estas preguntas y descubre si debes replicar tu concepto.

Por Mark Siebert
03-26-2012

Para muchos empresarios, franquiciar puede aparecer como la manera ideal de expandir su modelo de negocio. Después de todo, los franquiciatarios son los responsables de aportar la inversión para abrir nuevos locales, lo cual los motiva a trabajar en ellos y esforzarse. Esto permite a los franquiciantes a crecer más rápidamente de lo que podrían de otra forma.

Sin embargo, no todos los negocios son franquiciables. Si estás pensando en franquiciar, lo más importante es que te preguntes, ¿Estoy listo? Para responder esta cuestión, analiza estas seis interrogantes que pueden ayudarte a decidir si tu negocio tiene lo que se necesita para ser una franquicia exitosa:

1. ¿Está funcionando?
En orden para franquiciar una empresa, el modelo de negocio debe estar probado. Aunque no existe una ley que demuestre la competencia del franquiciante, existe una serie de consideraciones que se debe tener en cuenta. Para tener la credibilidad necesaria para vender franquicias, necesitas demostrar que tienes un prototipo de operación exitoso y experiencia en el sector.

2. ¿Puedes venderlo?
Para ser franquiciable, el modelo de negocio necesita ser atractivo para los potenciales franquiciatarios. A pesar de que es difícil cuantificar qué tan atractivo es, sí se puede medir la credibilidad, grado de originalidad y percepción de la marca entre el público. Evalúa si a lo largo de su historia han existido personas interesadas en comprar tu negocio o en invertir en él.

3. ¿Puedes clonarlo?
La clave del éxito al franquiciar es asegurarse que tu franquicia es fácil de replicar. Si el concepto sólo funciona en cierta ubicación, o debido a una excelente fuerza de ventas, o porque el dueño del negocio trabaja en él todo el día, es difícil que se pueda replicar su magia. Idealmente,  el concepto de franquicia debe ser relativamente fácil de operar, sin importar la experiencia del franquiciatario, y debe ser capaz de funcionar en diversos mercados. Claro, los potenciales franquiciatarios pueden aportar algo muy bueno a la marca con sus habilidades, pero no se debe contar con ello para ser exitoso.

4. ¿Puedes ofrecer un buen retorno de inversión?
Un franquiciatario, como dueño de un negocio, esperará obtener un retorno debido al tiempo y al dinero que invierte en la franquicia. Recuerda que éste debe ser una operación ganar-ganar.

5. ¿Estás comprometido a entregar valor?
El modelo de franquicia se trata principalmente de conservar relaciones a largo plazo. Los franquiciantes más exitosos son aquellos que están más comprometidos en asegurarse de que todas sus franquicias tengan éxito, ¿tú lo estás?

6. ¿Cuentas con el capital?
A pesar de que franquiciar es una forma de bajo costo de expandirse, no es gratis. Un nuevo franquiciante necesitará capital para desarrollar documentos legales, manuales, programas de capacitación y materiales de marketing, sin siquiera mencionar el presupuesto en mercadotecnia destinado a promocionar la marca y encontrar franquiciatarios.

Ten en mente, que los mejores planes para franquiciar pueden fracasar si la empresa no se encuentra en el momento adecuado para dar el paso adecuado. Si estás considerando franquiciar, siempre pregúntate, “¿Estoy listo?”

Comentarios
cp_ipad cp_ipad cp_ipad